Dictadura de Alessandri

En 1925 los militares logran que Arturo Alessandri Palma retorne a Chile a gobernar el país. Este periodo será breve, pero se harán importantes reformas.


En la tarde del 23 de enero de 1925 una tropa de soldados, al mando del Teniente Coronel Marmaduque Grove y del Teniente Coronel Carlos Ibáñez del Campo, ingresan al palacio de gobierno La Moneda tomando prisioneros a los integrantes de la Junta del pronunciamiento militar de 1924. La tensión era máxima, pero con la mediación del empresario de la prensa Agustín Edwards, se logró una salida pacífica, estableciéndose una nueva Junta de Gobierno Militar. Esta funcionaría hasta el regreso de Arturo Alessandri Palma a la presidencia, petición que le sería hecha de acuerdo a lo establecido en la mediación. La  Junta provisoria quedó integrada por el Almirante Carlos Ward, el general Pedro Dartnell y el civil Emilio Bello. Como ministro de guerra fue nombrado el teniente coronel Carlos Ibáñez del Campo. A esta acción se le conoce como el pronunciamiento militar de 1925, y también como “el golpe de los tenientes”.

Retorno de Alessandri.

El 20 de marzo de 1925 vuelve a Chile desde su autoexilio en Roma el presidente Alessandri. Hasta su renuncia el 1 de octubre del mismo año gobernará a través de decretos leyes, sin la existencia de un Congreso. Esta dictadura civil se dedicará a la aprobación de los proyectos pendientes de su gobierno democrático.

En su gobierno decreta que la mujer casada tiene exclusividad respecto de los bienes que obtenga como resultado de su trabajo, modificándose una antigua ley que se los entregaba a su marido. Otro decreto ley creó el Banco Central, el cual vino a ordenar el sistema monetario de Chile. Hasta entonces cada banco solicitaba a la Casa de Moneda imprimir billetes de acuerdo a lo que cada institución decidía. Cuando el sistema estaba basado en el respaldo oro funcionó sin problemas, pero ahora con billetes que representan riquezas muchas veces intangibles el desorden monetario era un constante riesgo. Desde su creación ha sido el Banco Central el encargado de hacer el complejo cálculo de cuanto dinero circulante necesita el país, sin que se produzca inflación, y luego de ello mandar a imprimir los billetes.

Durante este periodo Alessandri asignó a una comisión para que redactara una nueva Constitución Política. Luego de someterla a plebiscito en septiembre de 1925 comenzó a funcionar. En ella se separa la Iglesia del Estado, deja al presidente con mayor cantidad de poder para ejecutar obras, y los ministros de Estado serán de su exclusiva responsabilidad. El periodo presidencial fue ampliado a seis años.

Los meses de trabajo para Alessandri se fueron complicando, pues su ministro Carlos Ibáñez tenía ideas diferentes respecto a la conducción del país. Incluso en un momento dado, para presionar Ibáñez se negó a firmar un Decreto Supremo de Alessandri, basado precisamente en una nueva norma de la Constitución.

Finalmente, renuncia siendo reemplazado por el vicepresidente Luis Barros Borgoño, quien organiza las elecciones de ese año, en que resultará vencedor Emiliano Figueroa Larraín.