Dictadura Militar, Augusto Pinochet en la política

En 1977 el general Pinochet anuncia que su permanencia en el poder se prolongará hasta que el país tenga consolidada una nueva Constitución Política.


El discurso de Chacarillas

En Santiago de Chile hay varios cerros, uno de ellos es poco conocido excepto por haber sido el lugar donde el Presidente general Augusto Pinochet pronuncia, en medio de una gran ceremonia nocturna, un discurso en el cual se establecen las etapas programáticas del gobierno militar.  La fecha es el 7 de julio de 1977, día en que las Fuerzas Armadas celebran el heroísmo de 77 jóvenes muertos en la batalla de La Concepción, en Perú en 1882. Se simboliza a los héroes con 77 jóvenes destacados en diversas áreas, por ejemplo gente de televisión tales como José Alfredo Fuentes, Coco Legrand,  Antonio Vodánovic, varios periodistas como Claudio Sánchez, Patricia Espejo, Hernán Olguin y algunos destacados futuros politicos, tales como Gustavo Alessandri, Germán Chadwick,  Carlos Bombal, Juan Antonio Coloma, Patricio Melero y otros. Ellos subieron el cerro con antorchas, donde en una especie de altar estaba Pinochet, junto a las banderas chilenas. A muchos hizo recordar esta escena las manifestaciones nazis,  pero en verdad no eran juventudes pinochetistas y muchos de los jóvenes que asistieron al acto lo hiceron porque los invitaron, sin tener mayor adhesión al régimen militar. Pero, oficialmente se habló del Frente Juvenil de Unidad Nacional, que tendría que defender las auténticas tradiciones chilenas.

Las etapas del gobierno militar

De acuerdo al discurso de Augusto Pinochet son tres las etapas que tendrá este gobierno con el objetivo de retornar a la democracia. Éstas son “recuperación”, “transición” y “consolidación”.

  • Recuperación: es la etapa que estaba finalizando en 1977 en que, con la colaboración de civiles, las Fuerzas Armadas habían logrado el control total del país. Se habían desarticulado a los grupos extremistas opositores, había un control total de los medios de comunicación y se vivía en Estado de Sitio.
  • Transición: se habla en el discurso de metas, cumplidas a través de las Actas Constitucionales, que darían al país una nueva Constitución Politica. También se menciona la necesidad de nuevas leyes referidas a la seguridad nacional, el trabajo, la educación y la previsión social. Se menciona como plazo el año 1980 para cumplir estas metas.
  • Consolidación: funcionaría el país diferenciando los poderes del Estado. Físicamente esto se representa con el Presidente Augusto Pinochet en el Palacio de La Moneda y los comandantes de las instituciones militares ejerciendo el poder legislativo en el Edificio Diego Portales (actual Centro Cultural Gabriela Mistral). En este periodo los civiles asumirían casi todos los Ministerios, Intendencias, Gobernaciones y Alcaldías.  Serían refundados el Servicio Electoral y los partidos políticos, dejando todo listo para las elecciones democráticas.

Concepto de Democracia

En el discurso también se menciona el ideal de democracia que se quiere establecer. Se señalan cinco cualidades: “autoritaria”, “protegida”, “integradora”, “tecnificada” y “auténticamente participativa”. Esas cualidades se explican, respectivamente, de la siguiente manera:

  • La democracia chilena tendría que ser sometida a los Tribunales de Justicia que serían completamente independientes. Se limitan los fueros o privilegios de la clase política.
  • Se prohiben las agrupaciones contrarias a la libertad, es decir que sean totalitarias. Es un claro mensaje en contra de las ideas políticas que históricamente llegaron a controlar dictatorialmente sus países: socialismo, fascismo y nazismo.
  • Los sucesivos gobiernos deben ser coherentes. Todo gobierno tiene un mismo objetivo “el bien común”, por lo tanto no debe destruir lo logrado por el anterior.
  • Funcionarios de gobierno más técnicos y menos políticos. Los ministros de estado deben ser, como en el gobierno de Jorge Alessandri, gerentes que administran y no políticos que hacen favores.
  • Realmente participativa con organizaciones intermedias tales como los gremios, sindicatos, agrupaciones de artistas, que sean realmente independientes y no cajas de resonancia de los partidos políticos.

En esta idea de democracia se observa claramente la influencia del “gremialismo”, sobre todo de su líder Jaime Guzmán y de su  político ideal Jorge Alessandri (el gremialismo daría origen al partido político Unión Demócrata Independiente). También es destacable la intensión de Augusto Pinochet de alejarse de movimientos tales como el fascismo y el culto a una personalidad. Con este discurso quedó en claro que el gobierno de Augusto Pinochet iba a durar muchos años más, pero queda establecido el compromiso de un retorno a la democracia.