Gobierno de Joaquín Prieto

El general José Joaquín Prieto fue el presidente chileno elegido democráticamente que gobernó entre 1831 y 1841. Durante su gobierno se ordenaron las finanzas, se organizó la república conservadora y ocurrió la guerra contra la Confederación Perú-boliviana.


El general Prieto tenía una vasta experiencia militar y política. Había participado en la guerra de la Independencia entre 1813 y 1818 (incluso estuvo en la batalla de Rancagua y en el cruce de los Andes),  en 1831 dirigió tropas conservadoras en la guerra civil, derrotando a los liberales. Entre 1830 y 1831 había sido intendente de Concepción, adquiriendo la experiencia de lo que significa administrar un lugar. De ahí nombrado candidato a la presidencia, siendo elegido por un estrecho círculo de aristócratas chilenos, para cumplir un periodo de cinco años.

Como Presidente de la República supo rodearse de gente muy eficiente. En el manejo de las finanzas estuvo Manuel Rengifo, quien ordenó los gastos del Estado. Tuvo la buena fortuna del descubrimiento de mineral de plata en Chañarcillo en el entonces extremo norte de Chile. Pero eso no fue todo. Eliminó los impuestos a las maquinarias, organizó el comercio de cabotaje, ordenó el sistema de aduanas y estableció los almacenes francos, libres de impuestos, en Valparaíso. Considerando lo importante que era para el país se crearon la Sociedad Nacional de Agricultura, la Escuela de Medicina y Obstetricia y el Ministerio de Justicia, Culto e Instrucción Pública. El sucesor de Rengifo fue Manuel Tocornal, quien mantuvo el buen sistema establecido por su antecesor.

En el manejo de la política interior estuvo a cargo inicialmente de Joaquín Tocornal. Su misión principal fue la de establecer el orden en las zonas rurales, donde bandas de hasta 600 asaltantes robaban en las haciendas. La más famosa de ellas fue la de los Pincheira. Las bandas fueron vencidas por el ejército y con la ayuda del nulo respeto a las garantías constitucionales. Por otra parte se hizo la redacción de la Constitución Política de 1833, en la cual Manuel Gandarillas y Mariano Egaña producieron un texto legal en que se reconoció la igualdad frente a ley, pero contradictoriamente se estableció él voto exclusivo para los ricos, el llamado voto censitario. El sucesor de Tocornal fue Diego Portales, pero muchos piensan que siempre fue el que daba las ideas respecto al quehacer sobre orden y constitución.

En la política exterior también destaca Diego Portales. Su visión respecto del peligro de la dictadura del boliviano Andrés Santa Cruz motivó al país a iniciar la guerra contra la confederación Peru-boliviana. En dos campañas militares, la primera encabezada por el general Manuel Blanco Encalada, y detenida por él mismo; y la segunda, que llegó hasta más allá de Lima en Perú, encabezada por el general Manuel Bulnes. El triunfo en territorio peruano liberó a ese país del control boliviano, y con ello la amenaza frente a Chile.

En educación, además del ya mencionado Ministerio creado para tal fin, se inició la organización de un gran universidad, que serviría para la formación de los profesionales que el país requería. El creador es el académico venezolano Andrés Bello, el cual en 1842 sería nombrado como primer rector de la recién fundada Universidad de Chile. No fue el único extranjero que se vino a refugiar a Chile y dejó grandes lecciones cambio. También estuvieron el mineralogo polaco Ignacio Domeyko, el naturalista francés Claudio Gay, y los médicos, el ingles William Blest y el francés Lorenzo Sazié.

El Presidente Jose Joaquín Prieto fue reelegido en 1836 por un nuevo periodo de mandato, totalizando así diez años. Su sucesor fue el exitoso general Manuel Bulnes.