Guerra de la Independencia, primera parte (1813-1814)

Improvisación y divisiones internas caracterizan al ejército patriota, que intentó mantener la independencia de Chile en los años de 1813 y 1814.


El gobierno de José Miguel Carrera estableció entre 1811 y 1813 una serie de instituciones que daban a Chile una identidad separada del Imperio español y en el Reglamento Constitucional de 1812 dejó establecido que las leyes debían ser hechas en Chile. Así en la práctica se declaraba la Independencia sin decirlo explícitamente.

Restauración en América.

El rey español Fernando VII fue liberado tras la derrota de Napoleón en 1813, por lo tanto la restauración de su imperio en América era lógico de aplicar, sobre todo considerando el alto número de personas que simpatizaban con su figura monárquica.  Se ordenó entonces al virrey del Perú José Fernando de Abascal que organizara una expedición de reconquista. Se reunieron soldados peruanos y otros chilenos en Chiloé y Valdivia, se inició el avance hacia Santiago.

En 1813 el ejército realista, o español,con 2000 soldados de tropa y 50 oficiales, al mando del Brigadier Antonio Pareja, desembarca en Concepción. El 27 de abril de 1813 en Yerbas Buenas se produce el primer enfrentamiento entre el ejército de Pareja y el del patriota José Miguel Carrera. La derrota chilena no los desanimó, logrando formar un ejército de unos 10 mil hombres, muchos de los cuales eran gente de Bernardo O’Higgins, un poderoso hacendado de las cercanías de Chillán. La falta de experiencia de los patriotas, sumado a su falta armas debilitaba las posibilidades de éxito. Los oficiales del ejército chileno eran en realidad patrones de fundo, que peleaban junto a sus inquilinos, sin ninguna preparación profesional militar. Quien más experiencia tenía era José Miguel Carrera, que había luchado en Europa en contra de Napoleón.

Sitio a Chillán.

Una fuerte deserción afectó al ejército realista. Estó obligó al brigadier Pareja a refugiarse en la ciudad de Chillán. Los patriotas rodearon el lugar, iniciándose un largo sitio. A pesar de la ventaja numérica, el invierno inmoviliza a los patriotas, siendo imposible rematar su victoria. Durante el sitio de Chillán muere el brigadier Pareja siendo reemplazado por Juan Francisco Sánchez. Este general logra romper con el sitio y ataca sorpresivamente el 17 de octubre de 1813 en el Roble a los patriotas, los cuales ante la sorpresa se dispersa. La derrota, sin embargo, es evitada por el buen actuar de Bernardo O’Higgins, que reordena las tropas e inicia el contraataque. Esta batalla convierte en leyenda al ahora general O’Higgins y lo pone a la par con Carrera en los temas militares. El 28 de enero de 1814 la Junta de Santiago, un reemplazo que dejó Carrera por mientras duraba la guerra, entrega el mando del ejército a Bernardo O’Higgins.

Los realistas envían a otro general, Gabino Gainza, quien con una tropa de 800 soldados inicia desde Arauco su avance hacia el norte. Gainza demostró gran capacidad estratégica al intentar dividir a las tropas patriotas y  gran habilidad táctica al usar balsas para cruzar los ríos, y de este modo sorprender. Sin embargo las tropas organizadas por el general O’Higgins lograron rechazarlo reiteradamente. Con el permiso del virrey, Gainza negoció con O’Higgins firmando el 3 de mayo de 1814 el Tratado de Lircay, en la cual Chile reconoce a Su Majestad Fernando VII como soberano y  España reconocía al gobierno local chileno. Todo una confusión, para todos estaba claro que era solo una forma de ganar tiempo y reorganizarse para seguir luchando. El acuerdo fue un escándalo en Santiago. José Miguel Carrera dio el cuarto golpe de Estado de su vida, tomando el poder una vez más. O’Higgins se aprestó a enfrentarlo, movilizándose hasta el río Maipo.

El general Mariano Osorio.

El virrey del Perú envió otra expedición, esta vez a cargo del general Mariano Osorio. con 5 mil hombres. El nuevo comandante realista tenía una brillante carrera militar en Europa, por lo tanto era muy difícil de vencer. En Santiago la noticia lleva a Carrera y O’Higgins a suspender sus diferencias y organizan una defensa de la ciudad. Deciden que lo más conveniente es usar una estrategia de lucha por relevo. Dos mil hombres se atrincheran en Rancagua bajo el mando de O’Higgins, otros dos mil, bajo el mando de Carrera se quedan en las cercanías, incluyendo la artillería, que estará bajo el mando de Luis Carrera. El 1 y 2 de octubre de 1814 Osorio está utilizando a todos sus soldados para rodear a los hombres de O’Higgins. Pero el segundo ataque patriota con tropas frescas nunca ocurrió. Carrera simplemente decidió que era inútil hacerlo. Ordenó el retiro de la artillería y de inmediato su escape a Mendoza, Argentina. Con solo 300 sobrevivientes O’Higgins se abrió paso entre las tropas de Osorio logrando huir. El general español Mariano Osorio ingresa a los pocos días a Santiago, y victorioso asume la gobernación de Chile. Se termina la primera parte de la Guerra de la Independencia. Se inicia la Reconquista.