Isla de Pascua

El Folklore Pascuense y sus costumbres (Maea, Keho, Hio, Kauaha, Ukelele, Upa – Upa, Sau – Sau, Tari Tarita, Ula Ula)


En la isla de pascua existe una interesante música autóctona enraizada en viejas tradiciones y leyendas transmitidas oralmente de generación en generación .

El Sau- sau

Una de las manifestaciones más reconocidas de Isla de Pascua es el Sau -Sau: un canto y danza popular pascuense. De origen samoano, se ha convertido en un baile característico de la isla. Además, se interpretan otros cantos y danzas populares dedicados a sus dioses, a los espíritus generosos, a la lluvia y al amor. Los pascuenses son buenos bailarines y parece que su gran pasión fuera la música y la danza. Son regionalistas y solo bailan sus propios bailes como el popular Sau – Sau, el tango pascuense, el tari – tarita y otros bailes llegados de Tahiti.

Las canciones son interpretadas por conjuntos o algunos cantores populares de la isla que se agrupan en torno a sus propios instrumentos musicales y comienzan a bailar y a cantar, palpoteando con sus manos, moviendo la cintura y la cabeza al mismo tiempo.

Descubrimiento y nombre de Isla de Pascua

Al este del sol

Alrededor del siglo V de nuestra Era, cuando América aun no era descubierta, surcaban en el Océano Pacifico pequeñas embarcaciones polinesias que navegan con rumbo al este.
Al parecer nunca llegaron hasta el continente, pero cuando ya desesperaban por lo solitario y basto de su recorrido, encontraron un territorio insular en el cual desembarcaron. Era una isla triangular conocida ahora como Isla de Pascua y ahí comenzaron a acumular leyendas y costumbres, muchas de las cuales hasta ahora constituyen un misterio.

Cual es su nombre

En todo el mundo se le conoce como Isla de Pascua, nombre impuesto por el marinero holandés Jacobo Roggeween, quien la descubrió durante Pascua de resurrección de 1722. Sin embargo antes y después este territorio ha tenido otros nombres.
Existen muchos indicios de que los nativos llamaron a este lugar Te Pito o Te Hemua (ombligo del mundo), y también Mata Kiterage (los ojos que miran el cielo). Resulta menos probable que alguna vez haya sido bautizada como Rapa Nui, ya que este es un vocablo maorí y los investigadores estiman que le fue puesto por algunos tahitianos que pasaron por ella el siglo pasado.

Con posterioridad al descubrimiento de Roggeween, también se dieron otros nombres a este territorio insular: se llamo Isla de San Carlos cuando los españoles tomaron posesión de ella en 1770, y Teapi y Vahiu cuando el navegante ingles James Cook se refería a ella en relatos.

Elementos culturales de Isla de Pascua

Instrumentos musicales

Los instrumentos musicales tienen gran importancia en la isla, ya que sin ellos no podrían tocar sus dulces melodías y canciones, algunos de los instrumentos están formados por materiales de la propia isla, algunos de ellos son:

Maea

Estas son piedras duras, redondas sonoras y musicales que se golpean rítmicamente y acompañadas por los conjuntos de cantos. Éstas piedras eran extraídas del lecho marino, por ser resistentes.

Keho

Tambor primitivo de piedra. Se hacia un hoyo ancho en la tierra, y en el fondo de este se hacia otro mas pequeño y circular, donde se colocaba una calabaza vacía cubierta con una piedra laja.

Hio (aerofono)

Especie de flauta de caña de bambú con agujeros. Por las referencias debido tener sonido lastimero.

Kauaha (idiofono)

Mandíbula disecada en forma natural. Los huesos maxilares inferiores conservan en los alvéolos dentarios de todas la piezas sueltas, que no salen debido a su forma.

Ukelele (cordofono)

Instrumento que llego de la Polinesia, es similar a una caja de guitarra pero mas pequeña y de cuatro cuerdas.

Guitarra (cordofono)

De fabricación isleña, muy usada en los tiempos pasados. Ahora, la mayoría es llevada del continente

Upa – Upa (aerofono)

Se llama así al acordeon de botones o teclado.

Bailes y Danzas Pascuenses

En la isla de pascua existen gran variedades de bailes y de danzas, ellas dependen del cantor que la canta y de la expresión que ponga.

En la isla se a adquirido un baile popular llamado Sau – Sau que es de origen samoano, también existe otro baile llamado el tango Pascuense, el Tari Tarita y otros bailes llegados de Tahiti, estos bailes eran dedicados a los dioses, a los espíritus guerreros, a la lluvia y al amor.

Los cantores cuando se agrupan a cantar se agrupan alrededor de sus instrumentos y empiezan a bailar.

Sau – Sau

En las fiestas el sitio de honor es del Sau – Sau, de origen samoano, que los habitantes fijan una fecha de importancia de los 40 años que en la isla ha tomado características propias.
Durante la noche se organizan reuniones, en que se efectúa esta danza, en que las mujeres muestran toda su gracia y soltura, dentro de una movilidad cadenciosa, que acompañan con el movimiento ondulante de sus manos.

En esta danza las mujeres mayormente que los hombres se visten de plumas de colores.

Ula Ula

Es de origen tahitiano, se danza general mente al ritmo del corrido vivo, las parejas bailan separados, haciendo ondular las caderas en forma lateral, suavemente y descansando los pies sobre el talón y la punta de los dedos, con rotación de ellos. Las mujeres acompañan el baile con movimientos de brazos, haciéndolos ondular en forma muy armoniosa, ya a un lado hacia el otro imitando lo que hace el otro.

Tamure

Danza tahitiana, cuya mayor gracia son las acrobacias que es preciso desarrollar con las piernas, en movimientos rápidos y mas o menos violentos. Los que mejor bailan son los hombres que han viajado a tahiti y las mujeres en contadas oportunidades bailan el Tamure tahitiano.

Mitos y Leyendas de Isla de Pascua

Como los investigadores no han logrado descifrar todos lo eslabones de la cultura Rapa Nui se basan en leyendas como por ejemplo la leyenda de los siete exploradores, a partir de la cual se han deducido muchos hechos.

Hotu Matua y las circunstancias de su llegada a la isla.

El mito señala que siete navegantes llegaron a la isla buscando un lugar adecuado donde sembrar ñame (tubérculo base de la alimentación de los inmigrantes). Dos de ellos traían, además, un may: collar de madreperlas, que escondieron y que luego dejaron abandonado. Cuando regresaron a su tierra de Hiva. Solo un explorador quedo en la isla.

Varios estudios comprobaron que para la llegada de Hotu Matua; ya estaba poblada la Isla,  ya habían Moais y ya existía el ñame.

Los hechos han echo establecer que Hotu Matua murió 20 años despues de la llegada a la isla y que lo sucedió su hijo mayor Tuu Maheke. El ultimo de esta dinastía fue Gregorio o Roroko he tau, llamado también el rey niño y que falleció el año 1886, y aunque a los isleños no les gusta pensar que la dinastía tubo desvíos ay indicios que lo demuestran.

Se saben que poco después de los primeros polinesios llego la segunda emigración. El origen de estos pobladores es polémico, ya que sus características raciales difieren a los que se consideran “nativos”.

A los nuevos habitantes se les llamo Hanau eepe, lo que quiere decir “raza ancha” y en efecto, estos eran mas robustos y corpulentos que los Hanau momoko o raza delgada que ocupa desde antes este lugar.

Los Hanau eepe tenían muy desarrollados los lóbulo de las orejas por lo cual muchos antropólogos los asociaban con lo incas y sus nobles orejones descritos por Francisco Pizarro en sus informes. Pero este, como muchos otros es el misterio no desentrañado aun. Por el momento, los orejas cortas y los orejas largas son protagonistas históricos de origen confuso, pero cuya existencia esta afianzada con reales testimonios del pasado.