La clase media durante el 1900 en Chile

Los obreros con profesión al principio están dispersos, pero lentamente formarán una numerosa clase social que asciende constantemente su nivel económico.


Al igual que ahora, en el 1900 era difícil marcar el límite entre el mundo de la pobreza y el de la clase media. A su vez, al igual que ahora, la clase media se dividía en tres grupos socioeconómicos, con recursos muy diferentes entre ellos, pero con un elemento en común: la posibilidad de subir o bajar, como peldaños de una escalera, según como nos fuera en la actividad que realizamos; quedar cesante o fracasar nuestro negocio nos hace bajar de clase media alta a clase media baja, lograr antigüedad y ascensos nos lleva a un nivel socioeconómico superior. En términos generales, se le llama clase media a aquellas personas con alguna capacidad de ahorro luego de haber financiado sus necesidades básicas.

La educación.

La llave para pasar de un nivel económico a otro es la educación. En Chile durante el siglo XIX fue haciéndose más fácil acceder a la enseñanza, debido al aumento de la  cantidad de escuelas financiadas por el Estado. Los diversos gobiernos que hubo en ese siglo tuvieron casi siempre una especial preocupación por la creación de Escuelas de Primeras Letras, Liceos y centros de formación de profesores. Sin embargo, para el 1900 se observa todavía una mitad de la población analfabeta. Pero la otra mitad está aprendiendo a trabajar en empleos que por su nivel de sueldos dan ese ahorro que le permite en el tiempo progresar.

Burocracia.

Las necesidades de empleos fueron cambiando en el siglo XIX. El desarrollo de la actividad comercial llevó a la creación de miles de empleos en que la capacidad de leer y el manejo matemático básico fueron algo muy necesario. El gobierno, los diferentes poderes del Estado, crecían en su número de funcionarios a lo largo del país y por lo tanto la administración pública necesitó de un amplio sector de profesionales burócratas, personas que trabajan en oficinas, que debieron ser formados inicialmente por las escuelas públicas. Esos profesionales eran hijos o nietos de campesinos que habían llegado a vivir a la ciudad. Los hijos de esos profesionales progresaran aún más en el nivel de estudios, llegando muchos de ellos a nivel universitario, y con carreras que incluirán la actividad política. La clase media se integró en su mayoría al partido radical y al partido democrático, ambos con una visión laica de la vida, con un apoyo fuerte al Estado en contra de los grandes empresarios.

Militares

Chile tuvo varias guerras durante el siglo XIX. En ellas soldados improvisados lograron un progreso material y moral gracias al ejército. A medida que las fuerzas armadas se profesionalizaron, con la llegada de los asesores alemanes, integrarse a los institutos armados fue una forma de subir en la escala social. La vida militar era una forma de tener trabajo seguro de por vida, los sueldos no eran altos, pero la estabilidad hacía posible una vida ordenada de continúo progreso.

El hogar

La clase media del 1900 fue instalándose a vivir en los barrios céntricos de las grandes ciudades, mientras que la clase alta se movía hacia los alrededores. Las viviendas de la clase media tenían la urbanización necesaria para vivir bien, como lo es el alcantarillado, agua potable y muy pronto tendrá electricidad. Sus propiedades son pequeñas, pero suficientes para cobijar al promedio de cuatro hijos que por ese entonces se tenía. En el hogar quien trabajaba fuera de casa era el hombre, que pasaba a ser el indiscutido jefe de hogar.  La mujer, cuyas abuelas campesinas trabajaban de sol a sol en las siembras, ahora en la ciudad se dedica a cuidar a sus hijos y atender a su marido. Solo por excepción se observan mujeres con profesiones universitarias y menos aún que sean jefas de hogar.