La Esmeralda

Conoce las principales características de la histórica corbeta Esmeralda


La Esmeralda fue una corbeta chilena que cumplió funciones como nave de guerra y que dejó un histórico legado tras participar en el Combate Naval de Iquique, el 21 de mayo de 1879, de gran relevancia para la campaña marítima de la Guerra del Pacífico.

Construcción

La Esmeralda, fue una nave de guerra construida en 1954 gracias a la autorización generada por el Decreto Supremo de 30 de junio de 1852 firmado por el presidente de la república Manuel Montt y su Ministro de Guerra José Francisco Gana. A pesar de este decreto, la construcción de la nave no contó con los recursos necesarios hasta 1954, año en que se concretaría la construcción, gracias a la autorización previa del Congreso.

Su construcción fue ejecutada a fines de 1954 en los astilleros de Enrique Pritcher ubicados en Inglaterra, siendo el supervisor de la obra el Contraalmirante don Robert Winthrop Simpson.

El 26 de junio fue bautizada como Esmeralda en honor a la fragata Esmeralda que fuera capturada por Almirante Thomas Alexander Cochrane en el Callao, a fines de 1820, en los inicios de la república en Chile. Ese mismo año, la Esmeralda comenzó su vida útil como nave de guerra.

En noviembre de 1956 arribó al puerto de Valparaíso bajo el mando del Contraalmirante Roberto Winthrop Simpson.

Guerra contra España

Durante la Revolución de 1859 prestó importantes servicios, no obstante, su primera incursión relevante fue durante la Guerra contra España (1865 – 66) donde  protagonizó el Combate Naval de Papudo, ocurrido el 26 de noviembre de 1865 y al mando de Juan Williams Rebolledo. Una vez finalizado el combate fue capturada la goleta española, la Virgen de Covadonga.

Tras el término de la Guerra contra España fue llevada a remodelación entre los años 1867 -68. Sin embargo, a partir de 1970 fue desarmada permaneciendo así hasta 1975 donde nuevamente fue reacondicionada para retomar su funcionamiento.

Participación en la Guerra del Pacífico

Debido a su intensa actividad anterior y profundos cambios, es que la Esmeralda no zarpó sino hasta marzo de 1879, ya que hasta el momento permanecía como un buque inactivo. Gracias a la notable conducción del Capitán Arturo Prat pudo cumplir su función con gran distinción.

EL 21 de mayo de 1979 fue encargada, junto a la Covadonga liderada por Carlos Condell, de bloquear el puerto de Iquique.

Mar adentro se encontraban dos naves peruanas, la Independencia al mando del Capitán More y el monitor Huáscar, que tenía como capitán a Miguel Grau.

La Independencia persiguió a la Covadonga que emprendió rumbo hacia Antofagasta mientras que la Esmeralda debió hacer frente al imponente buque Huáscar. En primera instancia, el Capitán Prat se guareció cerca de la costa. La potencia artillera del buque peruano fue mayor y su blindaje lo hizo impenetrable.

Tras ser espolonada por el Huáscar, ocurre el abordaje que termina con la muerte del Capitán Prat. Tras un segundo acercamiento del buque peruano, el resto de la tripulación que quedaba en la Esmeralda intentó nuevamente abordar el Huáscar, sin embargo, su acción fue sofocada.

En pésimas condiciones la Esmeralda se hunde en la rada de Iquique, tras recibir el tercer espolonazo. Tras los hechos acaecidos durante el Combate Naval de Iquique, se levantó el bloqueo de ese puerto.

El sacrifico de la tripulación de la Esmeralda es considerada una de las gestas más heroicas de la historia chilena y es recordado hasta nuestros días como uno los símbolos más representativos del sentimiento patriótico, asimismo, en aquella época sirvió como un ejemplo que propició un sentimiento nacional que ayudó a la causa chilena en la Guerra del Pacífico.