Presidente Arturo Alessandri, segundo periodo

En 1932 una vez más Arturo Alessandri se gana la confianza de los electores convirtiéndose en Presidente de Chile. En su gobierno serán  recuperados el orden y la economía.


En medio del desorden político de 1932 muchos vieron en el ya probado político liberal Arturo Alessandri la solución a la crisis que pasaba el país. El apoyo que tenía Alessandri iba más allá de la actividad democrática, pues fueron creadas las “Milicias Repúblicanas”, una fuerza de choque que enfrentaba en las calles a los rivales políticos. Las milicias continuaran funcionando durante la mayor parte del gobierno de Alessandri, participando incluso en actividades oficiales. Llegó a tener 50 mil integrantes.

Ministerio de Hacienda.

Asume el poder el 25 de diciembre de 1932. De inmediato se dedicó a resolver el problema económico, designando como encargado al empresario Gustavo Ross Santa María, en el Ministerio de Hacienda. Decidió que el salitre no debía ser responsabilidad del Estado en cuanto a producirlo, pero sí en lo referente a sus ventas. Para ello es creada la “Corporación de Ventas del Salitre” (COVENSA). Se aumentaron los impuestos, medida impopular que al pasar los años le pasaría la cuenta a Gustavo Ross. A medida que las finanzas se fueron ordenando, un ahorro se fue juntando en las “arcas fiscales”. Se inició un plan de obras públicas. Se construyó el “barrio cívico”, que es una serie de edificios de varios pisos que rodean el Palacio de La Moneda. Nuevos puentes y ferrocarriles permitieron una mejor comunicación a través del país. La mano de obra absorvida con este plan significó una notable disminución de la cesantía. Y como símbolo de esa recuperación se construyó el Estadio Nacional, inaugurado en 1938, con un diseño inspirado en el Estadio Olímpico de Berlín 1936.

Alessandri encontraba a Carabineros de Chile demasiado ligado a la imagen de Carlos Ibáñez, por lo tanto decide crear una policía paralela. Para ello separa de Carabineros su función investigativa, creando lo que después será conocido como “Policía de Investigaciones”.

Derechos ciudadanos.

Las reformas más trascendentales hechas durante este gobierno fueron la reforma a las elecciones municipales, que le dio el derecho a voto a las mujeres. Es el año 1934  había incluso doctoras pero no tenían derecho a elegir ni a ser elegida como autoridad. (Debieron pasar otros 15 años para que la mujer obtuviera el derecho de participar en elecciones presidenciales y parlamentarias). Otra gran reforma fue el establecimiento de un sueldo mínimo, éste era tan bajo que muchos llamaron al Ministro Ross como el “ministro del hambre”, pero es innegable que fue un buen punto de partida a otros derechos laborales.

Sin embargo, las represalias del gobierno contra los movimientos obreros fueron muy fuertes. En 1934 se produce la llamada “rebelión de Ranquil” en que Carabineros desalojó a campesinos que habían ocupado tierras ilegalmente. El problema político para Alessandri fue la muerte de unas 100 personas en el operativo policial. En 1936 una gran huelga de emplados ferroviarios fue reprimida por el ejército, hubo estado de sitio por tres meses, que incluyó el cierre del Congreso Nacional.

Ministerio de Salud.

En el área salud se continuó con la antigua política preventiva, pero ahora enfocada en los exámenes de rutina para detectar a tiempo de ser curadas las enfermedades. Ésto quedó a cargo del Ministro de Salud, doctor Carlos Cruz Coke.

Trágicas elecciones en 1938.

A fines de 1938, en cumplimiento fiel a la Constitución Política se debían realizar elecciones. Había tres candidatos : Carlos Ibáñez (el retorno del rival de Alessandri), Gustavo Ross (candidato continuista de Alessandri) y Pedro Aguirre Cerda (candidato de la alianza Radical, Socialista y Comunista, conocida como el Frente Popular). Un poco antes de las elecciones, el 5 de septiembre, el Movimiento Nacional Socialista (Partido Naci Chileno) decide impedir que Ibáñez pierda. Para ello se toman la Universidad de Chile y el Edificio del Seguro Obrero (ubicado al lado del palacio de gobierno), con la idea que el ejército interviniera para restablecer el orden y poner al general Ibáñez como Presidente. El ejército efectivamente intervino, pero para sacarlos de la Universidad de Chile, y obligarlos a marchar hacia el Seguro Obrero. Allí sus compañeros se rindieron, siendo entregados todos a la custodia de Carabineros. En esos momentos se produce el asesinato masivo de los nacis chilenos, unas 51 personas. El impacto en la opinión pública fue terrible para Alessandri y su candidato Ross. Como consecuencia política renuncia Ibáñez, y sus partidarios los nacis votan por Pedro Aguirre, quien por estrecho margen ganará las elecciones.