Presidente Federico Errázuriz Zañartu

Entre los años 1871 y 1876 gobernó Chile el Presidente Federico Errázuriz Zañartu. Su periodo estuvo marcado por las reformas constitucionales y la solución de los problemas limítrofes con Bolivia.


Representante del Partido Liberal, en 1871 logró ganar las elecciones al poderoso José Urmeneta. La alianza que lo llevó al poder, la “Fusión Liberal Conservadora“, muy pronto se desintegra. Sin embargo, con el apoyo desde 1874 del Partido Radical logrará mayoría parlamentaria y hacer importantes cambios para el país.

Relaciones exteriores.

Como buen hacendado de Colchagua que era, Errázuriz Zañartu tuvo que tomar rápidas decisiones desde el inicio de su gobierno. Una de ellas fue prevenir un conflicto armado con Argentina, acordando con ellos un arbitraje y así resolver el problema de la patagonia. Paralelamente, siempre muy práctico, ordenó la compra de dos buques blindados: “Cochrane” y “Blanco Encalada”. Los problemas internacionales eran manejados por su Ministro Adolfo Ibáñez. En la misma área acordó con Bolivia en 1874 un nuevo tratado. En este se ratifica lo acordado en 1866 en cuanto que la frontera pasa por el paralelo 24, y se agrega que en la zona de medianería, entre los paralelos 23 y 25,  las exportaciones mineras, incluidos el guano y el salitre, tendrán el mismo pago de impuestos actual por el plazo de 25 años.

Ministro Abdón Cifuentes.

Uno de los pilares en la política interna fue el Ministro de Culto e Instrucción Abdon Cifuentes, el cual a poco de iniciarse el gobierno firmó la “ley de los cementerios”, en que se estableció la obligación de disponer en todos los cementerios públicos de un espacio para los no católicos. En el área de educación una nueva ley autorizó la libertad de enseñanza, pero debiendo los alumnos de colegios particulares rendir exámenes finales en los públicos. De inmediato surgió un conflicto en que se entremezclaron las ideas educacionales con las rivalidades políticas. Finalmente Cifuentes, que era un conservador, debió renunciar, quedando así ese partido sin representantes en el gobierno y la fusión liberal-conservadora acabada.

Reformas Constitucionales

Una serie de reformas constitucionales son aprobadas durante el gobierno Errázuriz Zañartu. La primera de ellas fue la prohibición de la reelección del presidente en ejercicio. Se modificaron los quoroms (número porcentual) para que las cámaras del Congreso pudieran funcionar, dejándo en un cuarto a la cámara de diputados y un tercio a la de senadores.  Se disminuyó de doce a sólo un año el tiempo necesario para nacionalizarse chileno, y se eliminó la pérdida de ciudadanía chilena si se vivía por diez años en el extranjero. Se limitaron las facultades extraordinarias o Estado de Sitio, eliminándose las restricciones a la libertad de prensa y la posibilidad de encarcelar arbitrariamente. En cuanto a la elección del parlamento, se estableció que habría un diputado por cada 20 mil habitantes, y un senador por provincia elegidos en forma directa. La reforma electoral estableció que el proceso ya no estaría a cargo de las municipalidades, sino que por una junta integrada por los seis mayores contribuyentes de la comuna más un regidor municipal, y ya no será necesario demostrar saber leer y escribir, ni documentar que se tiene una renta o propiedad (voto censitario). Es decir, se establece de hecho el voto universal.

Otras obras.

Para ordenar el poder judicial en 1874 y 1875 se establecieron el Código Penal y la Ley Orgánica de Tribunales. El gobierno de Errázuriz Zañartu continuó con la política de Estado de expandir los ferrocarriles, llegando hasta Angol, junto al borde las tierras mapuches. Para facilitar el uso del puerto de Valparaíso se construyó el malecón. La política sanitaria se fortaleció con dos nuevos hospitales: El Salvador y San Vicente. Y, como parte de la influencia urbanística francesa, con la dirección del Intendente Benjamín Vicuña Mackenna se forestó el Cerro Santa Lucía, y gracias a la donación de la familia Cousiño, se habilitó el parque de ese nombre, que actualmente se llama Parque O’Higgins.