Presidente Germán Riesco

Los acuerdos de paz con Argentina y Bolivia y las mejoras al sistema judicial son los grandes logros del Presidente Germán Riesco.


Germán Riesco fue presidente de Chile entre 1901 y 1906. Era primo y cuñado del anterior presidente Errázuriz. Su profesión era abogado, y su pensamiento era liberal. Se le consideraba por la Iglesia Católica como un enemigo, llamando a no votar por él. Sin embargo, es elegido apoyado por un amplia coalisión.

Política interna.

Durante su mandato dedicó especial atención a su área mejor conocida: la aplicación de justicia. Creó el Código de Procedimiento civil y el de Procedimiento Penal y para custodiar a los presidiarios creó Gendarmería. No pudo hacer demasiadas cosas, pues se topó con el rechazo de sus Ministros por el Parlamento, contabilizándose 17 gabinetes durante su mandato. El Presidente Riesco, al igual que su antecesor y su sucesor, no tuvieron preocupación alguna con respecto de los pueblos originarios, lo cual fue especialmente grave en el extremo sur del país, donde las culturas Aoenikenk y Selknam estaban siendo asesinadas por los estancieros ovejeros.

El 22 de octubre de 1905 se produjo un grave incidente en Santiago. Se hizo un llamado a protesta por el alza del precio de la carne, el cual fue mirado en menos por el gobierno. Más de 40 mil personas se reunieron cerca del Palacio de la Moneda, y al enterarse que Riesco no se encontraba en ella procedieron a marchar por las calles del centro. El rompimiento de vitrinas y el saqueo no fueron nada en comparación a lo que vino después: brutales agresiones, incluso con resultado de muerte, hacia quienes “parecían” ser gente rica. La débil policía de aquella época nada pudo hacer. Se llamó entonces al ejército, que luego de algunas muertes logró restablecer el orden. El resultado fue más de 200 muertos, unos mil heridos, y el precio de la carne no bajo.

Política Internacional.

La política internacional fue muy bien llevada, aplicando pragmatismo más que nacionalismo.

En 1902 se fijó la frontera con Argentina que aún estaba en discusión, en el extremo austral, donde la cordillera de los Andes no está claro por donde pasa. La línea de la frontera fue hecha por una comisión de expertos británicos, firmada por el Rey de Inglaterra. Más que basarse en derechos legales, se aplicó un criterio de ocupación, es decir se privilegió el origen de los habitantes de los lugares en discusión. Hay fuertes críticas por haberlo hecho de esta manera, pues Argentina se quedó con las mejores tierras y con el yacimiento de Carbón de Río Turbio. También se firmaron los acuerdos de Mayo de 1902, en que se estableció una limitación en la compra de armas por ambos países y la equivalencia naval.

Con Bolivia se firmó el Tratado de Paz de 1904, para poner punto final a la Guerra del Pacífico (1879-1883). En este Bolivia entrega a perpetuidad el territorio de Antofagasta, renunciando por lo tanto a una salida soberana al mar. Sin embargo, en el mismo tratado se establece que Bolivia tendrá libre tráfico comercial a través de Chile, que se construirá a costo de Chile un ferrocarril entre el puerto de Arica y la capital Boliviana La Paz, se entregará para el uso exclusivo de Bolivia en Arica y Antofagasta un muelle y espacio para bodega. Además, se comprometió Chile a pagar una indemnización a Bolivia y cancelar las deudas de Bolivia originadas en la guerra.

El terremoto de 1906.

Al final de su mandato Riesco debió enfrentar la crisis por terremoto de Valparaíso del 16 de agosto de 1906. El sismo fue de grado 8,2 en Richter y de 8 a 11 en Mercalli. La destrucción fue enorme, hubo unos 3000 muertos, y dio inicio a incendios que no eran posible controlarlos. La delincuencia no se hizo esperar, iniciando saqueos que duraron hasta la llegada del ejército que impuso un estricto orden, en que hubo 15 fusilados por robos, y cuyos cuerpos fueron exhibidos en público. La reconstrucción fue muy rápida, levantándose Valparaíso en menos de cuatro años. Por otra parte, se creó el Servivio Sismológico de Chile, para darle mayor carácter científico al estudio de los sismos, y evitar así a los charlatanes que supuestamente podían predecir terremotos.