Recabarren y el partido comunista

Luis Emilio Recabarren fue un político chileno que lideró las demandas sociales de los trabajadores a través del Partido Socialista Obrero, que en 1922 pasó a ser el Partido Comunista.


El movimiento obrero de principios de siglo fue duramente reprimido por los gobiernos de la época. Hubo una protesta en Valparaíso en 1903 en que unos 30 trabajadores fueron asesinados, unos años después en 1907 ocurre la masacre de Santa María de Iquique en que al menos mil obreros del salitre fueron muertos por el ejército chileno. Las órdenes originadas en Santiago, tanto por el lado ejecutivo como por la ley que lo permitía, tenían como claro objetivo eliminar todo alzamiento de la clase trabajadora en contra de lo establecido: un grupo pequeño de personas con toda la riqueza. Los objetivos de represión se cumplieron y se observa hacia el centenario de 1910 una inexistencia de Mancomunales de trabajadores. Sin embargo, desde el sector político habían surgido voces criticando con energía lo que pasaba, hablándose de la inmoralidad de la cuestión social.

Recabarren entra en escena.

Luis Emilio Recabarren era un político del partido demócrata. Era periodista, y con sus escritos denunciaba la mala situación de los obreros en el norte del país, especialmente en la zona de Antofagasta, donde él residía. Encarcelado varías veces por sus reportajes de denuncia que dejaban en muy mal pie al gobierno, decide irse del país. En Argentina se une al socialismo.

De vuelta a Chile decide crear su propio partido político, fundando en 1912 el Partido Obrero Socialista. Entre los principios de este partido estaba: “Consideramos que esta sociedad es injusta desde el momento que está dividida en dos clases; una capitalista que posee las tierras, las minas, las fábricas, las máquinas, las herramientas de labor, la moneda y en fin, posee todos los medios de producción; otra, la clase trabajadora, que no posee otra cosa, más que su fuerza muscular y cerebral, la cual se ve obligada a poner al servicio de la clase capitalista para asegurar su vida, mediante el pago de una cantidad, denominada salario”. Y le pone exigencias extraordinarias a sus integrantes: “Todos los asociados deben observar tanto en su vida privada como pública una conducta ejemplar, alejándose de los vicios y corrupciones de que está invadida la actual sociedad”. El partido fue el primero en integrar a una mujer en su plana ejecutiva: Teresa Flores. Ella fue además por más de 10 años la compañera de Recabarren.

También en 1912, viviendo en Los Andes  funda el periódico “El Despertar de los Trabajadores”, que varias veces clausurado fue hasta 1926 la voz de los obreros. En 1920 fue candidato a la Presidencia, recibiendo menos de mil votos, lo que se explicaría por encontrarse preso durante las campañas políticas. En 1921 fue elegido diputado por Antofagasta, integrándose al Congreso hasta 1924.

Partido Comunista.

En 1922 muy influenciado por la revolución rusa decidió, junto a sus compañeros de partido, integrarse a la “Tercera Internacional”, pasando su colectividad a llamarse Partido Comunista. Viajó a la Unión Soviética participando en importantes asambleas. De vuelta a Chile el Partido Comunista no lograba un apoyo tan mayoritario como para hacer una revolución. Su concepto era no a las reformas, sí a los cambio revolucionarios o estructurales. En Chile el Partido Comunista tenía dos grandes bases: el mundo obrero y el mundo campesino, al cual se agrega un tercero que es el de los intelectuales. No hay espacio para la clase media, que se define en los partidos llamados de centro, tales como el radical, el liberal sector Alessandri, y en la futura Democracia Cristiana. Hay desconfianza hacia el Partido Comunista por el agnosticismo de sus líderes. Tener un diputado en el Congreso, anima a la participación política, tradición mantenida hasta el día de hoy por el Partido Comunista de Chile. No es lo que Recabarren esperaba como organización obrera. Recabarren cae en una depresión, que aunque no hay claridad en que solo la política la pudo desatar, lo cierto es que en 1924 se suicida.