Programa de gobierno de la Unidad Popular

En 1970 se inició el gobierno de la Unidad Popular. Su idea central era llegar a un Estado Socialista, pero siempre dentro del orden constitucional.


La Unidad Popular gobernó en Chile entre 1970 y 1973. Estaba integrado por los siguientes partidos políticos:

  • Comunista.
  • Socialista.
  • Radical.
  • Socialdemócrata.
  • Movimiento Acción Popular Unitaria.
  • Acción Popular Independiente.

Todos estos partidos estaban agrupados en el concepto “izquierda”, y su candidato en 1970 será el socialista Salvador Allende. El proyecto de gobierno fue oficializado en 1969, y llevado a la práctica parcialmente a partir de 1970.

Análisis del Chile de 1969

A fines de 1969, antes de ser gobierno, la Unidad Popular hizo un análisis respecto de la realidad de Chile, en la cual establecieron que el país está paralizado en su desarrollo, y que eso afecta especialmente a obreros, campesinos y “demás capas explotadas”. La pobreza está generalizada, lo cual se suma a una clase media que dificultosamente sobrevive, integrada por profesionales y  empresarios pequeños y medianos. La mujer y la juventud tiene mínimas posibilidades de surgir. El análisis de la actualidad prosigue con una posición respecto de la violencia, justificándola al venir de la pobreza, pues es una reacción frente a lo que viven. El análisis de los partidos de la Unidad Popular dice: “Porque violencia es que junto a quienes poseen viviendas de lujo, una parte importante de la población habite en viviendas insalubres y otros no dispongan siquiera de un sitio; violencia es que mientras algunos botan la comida, otros no tengan cómo alimentarse”.

Poder Popular

Llegar al gobierno no significa simplemente cambiar de Presidente; en este caso es cambiar la forma de hacer democracia, dando al pueblo (entendido este como los obreros, empleados, campesinos, pobladores, dueñas de casa, estudiantes, profesionales, intelectuales, artesanos, pequeños y medianos empresarios ) una real participación en el poder. A esto se le llamó Poder Popular. Con estas ideas comienza el programa de gobierno de la Unidad Popular, que será aplicado desde 1970 tras la elección de Allende.

Las principales transformaciones propuestas en el proyecto de gobierno de la Unidad Popular son:

  • Las empresas tendrán en sus consejos directivos a personas obreras.
  • Existirán tres tipos de propiedad: social, privada y mixta.
  • Los pobladores podrán intervenir en las instituciones habitacionales que funcionen en su sector, especialmente en una función contralora.
  • Se garantiza a los trabajadores el derecho a huelga.
  • Todo el pueblo tendrá acceso a la educación y la cultura.
  • La legitimidad del gobierno estará en el apoyo del pueblo y no al temor infundido por la fuerza.
  • Se descentraliza la administración, ahora sólo se coordinaran los organismos estatales.
  • La policía debe reestructurarse. Ya no podrá actuar en contra del pueblo. El sistema carcelario deberá tener por finalidad la rehabilitación.
  • Una nueva constitución terminará con el Congreso, reemplazándola por una Asamblea Popular con representantes de todos los sectores del país.
  • Tendrán derecho a voto todas las personas mayores de 18 años, civiles y militares.
  • Habra un sistema de incompatibilidades cuando alguien represente intereses privados.
  • La administración de justicia será completamente independiente, lo que incluye un financiamiento propio.
  • Es deber de todo el pueblo conservar la soberanía nacional. Las fuerzas armadas tendrán un claro sistema de promociones, y sin perder de vista su rol de defensa, cumplirán otras funciones de colaboración para el funcionamiento del Estado, que en ningún caso incluirán reprimir al pueblo.
  • Los medios de comunicación masiva dejarán su rol comercial, pasando a ser agentes culturales. Para ello recibirán aportes estatales.
  • La reforma agraria continuará hasta completar todas las tierras agrícolas.

Proyecto en la economía

En la economía la Unidad Popular proponía la creación de tres tipos de propiedad:

Propiedad Social

Son las fundamentales para el funcionamiento del país, las cuales se agrupan en dos tipos:
  1. Las riquezas básicas que  se nacionalizarán, como la gran minería del cobre, hierro, salitre y otras; que actualmente están en manos extranjeras o en monopolios chilenos.
  2. Las actividades que condicionan el desarrollo económico y social del país, por ejemplo: el transporte; las comunicaciones; el petróleo, incluido el gas licuado; la siderurgia; el cemento; la petroquímica y química pesada, y la celulosa y el papel.

Propiedad Privada

La propiedad privada estará permitida. El Estado la beneficiará con la asistencia técnica y financiera para su buen desempeño. Se simplificarán los sistemas de patentes, y se les asegurará una justa comercialización de sus productos. Los derechos de los trabajadores estarán protegidos por el Estado.

Propiedad Mixta

Existirán empresas con capitales estatales y privados, que funcionaran bajo el siguiente concepto: en vez de ser el Estado un acreedor por un préstamo realizado, pasa a ser su socio, participando de sus ganancias.