Mujeres de la Colonia: La “clase alta”

La mujer de clase alta durante colonia, en el siguiente articulo.


Ser Mujer en la Colonia

Para hablar de la vida de las mujeres en la colonia es importante entender que la vida de las mujeres fue producto de dos factores:

  • El primero de ellos es la mentalidad patriarcal católica de los españoles, mentalidad que posicionaba a las mujeres socialmente en un orden jerárquico inferior al de los hombres. Por lo que para la iglesia católica, la mujer tenía un rol especifico, inferior al del hombre, el cual se veía en parte como una forma de retribuir a Dios el haber cometido el pecado original. Este se relata de la siguiente manera: En el paraíso Adán y Eva tenían todo para vivir felices y sin preocupaciones, en abundancia y armonía. Dios solo les había prohibido acercarse al árbol del conocimiento y comer de sus frutos. Si lo hacían serían expulsados del paraíso, entonces el diablo en forma de serpiente convence a Eva de hacerlo, ésta cae en la tentación y se come una manzana del árbol, la que a su vez tienta a Adán de que lo coma. De allí en adelante Adán y Eva son expulsados del paraíso por culpa de ella, cayendo el castigo en ambos. Sin embargo, en adelante, para los cristianos las mujeres fueron vistas como personas más influenciables ante la tentación del mal las que podían llevar a los hombres por ese camino. Esta conducta era peligrosa para el orden social vigente y los designios de Dios, por lo que era necesario normar y direccionar la vida de las mujeres.
  • Por otro lado, el otro facto que normaba la vida de las mujeres era la posición social, no era lo mismo ser mujer de la clase alta, que ser una mestiza, una indigena, o una esclava.

Mujeres de la clase alta

Para las mujeres de la clase alta existían  dos caminos: el matrimonio y el convento.  Así en Colombia en los estamentos más favorecidos, la opción que tenían las mujeres españolas o criollas eran el convento o el matrimonio, instituciones que operaban como un modelo de comportamiento que las demás mujeres de la sociedad y de las castas más bajas debían seguir.

  1. El matrimonio: era una institución que asegura dos cosas, por un lado la virginidad de la mujer y la sexualidad de esta para un solo hombre, lo que funcionaba como dispositivo de poder sobre el cuerpo de las mujeres. La virginidad era una muestra de buenas costumbres y de la castidad, y a su vez era una muestra de honor de la familia de la mujer. La mujeres siempre estaban custodiadas o a cargo de un hombre. De niñas a cargo de sus padres, una vez casadas a cargo de sus maridos, quienes se encargaban de vigilarlas. Ellas eran relegadas a las labores del hogar conduciendo a los y las criadas y debían hacerse cargo del cuidado de los niños.
  2. El convento: Ser monja era una prueba fehaciente de la santidad que podía alcanzar la mujer, siguiendo el modelo de la Virgen María. Si durante la infancia las mujeres eran custodiadas por sus Padres y durante el matrimonio por sus esposos, si entrabas a un convento te casabas con Dios, y con eso los curas, sacerdotes y las madres superioras eran los custodios de esta fe patriarcal. Este lugar a veces resultaba el único lugar donde las mujeres que tenían curiosidades intelectuales, podían desarrollarse. La monjas aprendían a leer y a escribir por lo que habría una veta distinta a la curiosidad intelectual que podían sentir las mujeres. Por otro lado, estas mujeres representaban el ideal santo de mujer.

En síntesis las mujeres de clase alta, gozaban de una posición mas elevada que el resto de las mujeres , pero seguían estando subyugadas, al igual que el resto de las mujeres de la sociedad, a los hombres. Aunque es importante destacar que esto no significaba un sometimiento total a los hombres. Por ejemplo, las mujeres que enviudaban pasaban a heredar la patria potestad sobre los hijos.