Juan Carlos de Borbón

Rey de España por casi 40 años, fue el elegido por el dictador Franco para sucederle tras su muerte. Sin embargo se convirtió en la pieza clave para el regreso a la democracia.


Los primeros años

El 5 de enero de 1938 nace en Roma el primogénito varón del Conde de Barcelona Juan de Borbón y de María de Borbón, a quien bautizaron como Juan Carlos de Borbón y Borbón. Con su familia vivió luego exiliado en Suiza y Portugal. El exilio había comenzado en 1931 tras la proclamación de la II república española.

Acuerdo con Franco

En 1948 se reunieron Francisco Franco, dictador de España, y Juan de Borbón, heredero legítimo al trono español. Acordaron que tras la muerte de Franco quien le sucedería, con el título de rey, sería Juan Carlos. Aunque esto significaba para Juan el resignarse a nunca ser monarca, al menos se mantendría la continuidad de linaje en la Corona española. Por lo tanto Juan Carlos, de 10 años, es enviado solo a vivir en España, a estudiar para estar capacitado en el alto cargo que le esperaba tras la muerte del dictador Franco. Durante las siguientes décadas Franco guiará a Juan Carlos tanto en lo militar como en lo político. Solo unas pocas veces Juan Carlos viajará a Portugal a visitar a su familia.

La extraña muerte de su hermano

En una de las escasas visitas de Juan Carlos a su familia en Portugal, en 1956, se produce un incidente de trágicas consecuencias. Su hermano Alfonso, de catorce años, se dispara accidentalmente en la cabeza muriendo a los pocos minutos en los brazos de su padre Juan de Borbón. Hasta ahí un trágico accidente, pero del disparo solo es testigo Juan Carlos. Hasta el día de hoy se especula si Juan Carlos intervino o no en la muerte de su hermano, y si intervino ¿fue durante un juego o fue con la intensionalidad de matarlo?. Se decía que Alfonso era el favorito de Juan, y que eventualmente podía desheredar a Juan Carlos en favor de Alfonso.

Matrimonio e hijos

En Atenas, el 14 de mayo de 1962, se casó Juan Carlos con la princesa Sofía de Grecia. Al año siguiente fijaron residencia en Madrid, todo con la anuencia de Franco.

A finales de 1963 nació Elena de Borbón y Grecia, la primera infanta del matrimonio. En 1965 nació la segunda hija, Cristina de Borbón y Grecia. En 1968 nació el tercer y último hijo de nombre Felipe Juan Borbón y Grecia, que pasó a llamarse Felipe VI de España al convertirse en rey en 2014.

Rey de España

Juan Carlos de Borbón fue proclamado en 1969 como “príncipe de España”, dando inicio a una transición que se hacía inminente dada las dificultades de salud que progresivamente estaba experimentando Franco.

Muerte de Franco

En 1974 asumió en forma intermitente como gobernante interino durante los quiebres de salud de Franco. El 20 de noviembre de 1975 se anuncia la muerte de Franco, jurando Juan Carlos seguir los principios del Movimiento Nacional, es decir del franquismo. En un discurso Juan Carlos dijo: ” Con respeto y gratitud quiero recordar la figura de quien durante tantos años asumió la pesada responsabilidad de conducir la gobernación de estado”

Un rey constitucional

A los 37 años de edad, el 27 de noviembre de 1975, Juan Carlos de Borbón es “ungido” como rey, lo que equivale a su coronación. Contrariamente a lo que podría suponerse, Juan Carlos no utilizó su poder para convertirse en un monarca absoluto, si no que todo lo contrario trabajó para establecer la democracia. El 18 de noviembre de 1976 el Congreso de los Diputados aprueba la Reforma Política, iniciándose la transición a la democracia.

Juan Carlos se aleja de ser el sucesor de Franco, para convertirse en el iniciador de la monarquía constitucional. Su firma refleja los cambios: de la tradicional “yo el rey”, la cambia por un autógrafo mucho más cívico: “Juan Carlos de Borbón”.

Se aprueba la Constitución española de 1978, en que se quita a la Corona toda participación en la política, convirtiéndose en un símbolo de unidad.  La forma de gobierno será parlamentaria, es decir el gobierno deberá contar con mayorías en el Parlamento para poder funcionar.

Un líder de los españoles

el 23 de febrero de 1981 el rey Juan Carlos debió enfrentar un golpe de Estado en contra del gobierno constitucional. Con su traje militar, hablando por televisión, desacreditó el golpe. Su enérgico llamado a la democracia no solo significó el fin de la intentona golpista, si no que también el prestigio de su persona entre los españoles.

Las décadas siguientes fueron relativamente tranquilas para Juan Carlos. Se convirtió en un embajador itinerante de España en todo el mundo. Logro reinsertar su país en todo el orbe. Sus mayores problemas fueron de orden personal, atribuyéndosele relaciones extramatrimoniales y participación en actos que para el siglo XXI son considerados incorrectos, como la cacería. Aunque respecto de este último hecho dijo: “Lo siento mucho. Me he equivocado y no volverá a ocurrir”.

Abdicación

En 2014, ya con 76 años y una serie de dolencias físicas, decidió abdicar en su hijo Felipe.