Los primeros Vascos

La nación Vasca es diferente al resto de España por tener una raíz linguística diferente al latín, lo que junto a una serie de costumbres los convierte en una cultura integrada a España, pero no latina.


Hasta donde sabemos los actuales Vascos son descendientes de los habitantes primitivos de Iberia que se instalaron a vivir en las montañas ahora llamadas “vascas”. Se mantuvieron separados de las invasiones indoeuropeas, que hubo hace 4500 años y de la conquista romana de hace 2100 años.  Cuando interactuaron culturalmente con los romanos se comenzó a escribir respecto de ellos. El nombre “vasco” fue puesto por los historiadores romanos, pues los vascos llaman a su territorio “Euskal Herria”. No hay claridad respecto del significado de la palabra vasco, pero algunos especulan que podría referirse a los bosques de la zona.

El misterioso Euskera

Euskera es como se le llama al idioma vasco. Se habla en una parte de Navarra, y en el País Vasco, tanto en su área española como francesa. No está relacionado con las lenguas vecinas de origen latín. Una teoría de su origen es ser la sobreviviente de las lenguas mediterráneas anteriores a la expansión del latín, pero solo son similitudes y no estructuras gramaticales completas. Otra teoría es la relación con el norte de África, los bereberes, y aunque existen similitudes léxicas no son las suficientes como para declarar comprobada esta teoría. Debido a la falta de fijación escrita, el Euskera derivó en al menos siete dialectos actualmente hablados. Recién en el siglo XVI comenzó a escribirse este idioma, y tal como pasó con los lenguas germanas, se emplean las letras del alfabeto latino. Actualmente se intenta crear una gramática oficial del idioma vasco, que integre así a todos los dialectos euskera.

Los vascos de las montañas

Los cazadores y recolectores de hace 20.000 años son los antepasados de los vascos, y por lo tanto más antiguos que las otras culturas que  existen en la península Ibérica. De hecho los mismos íberos son posteriores, ni hablar de celtas y romanos. Según los estudios paleogenéticos los homo sapiens sapiens estaban esparcidos por todo Europa, pero la glaciación de hace 20 mil años los obligó a moverse hacia el sur. Se habrían instalado en el actual sur de Francia, y una vez que el clima volvió a ser más cálido se movieron hacia las montañas. La evidencia arqueológica es que estos protovascos ornamentaron las cuevas. Genéticamente hablando la mayor parte de los europeos tiene algún antepasado protovasco.

Según los romanos las tierras vascas estaban habitadas por diversos pueblos: entre los ríos Asón y Nervión estaban los autrigones, en el área de Gipuzkoa estaban los várdulos, excepto la parte oriental donde estaban los Vascones. Muy cerca los Caristios y los Berones.

De hace unos 3.000 años ya se encuentran restos arqueológicos que demuestran una capacidad urbana. Se trata de las construcciones del poblado de Atxa (en la zona del complejo arqueológico de Iruña-Veleia) en que se observan viviendas algunas rectangulares, otras circulares. La técnica es la instalación de postes ensartados en hoyos hechos en la roca, dándole gran resistencia. Las paredes son de adobe y las techumbres son vegetales entrelazados. Esta forma de construir es general a toda la zona, no pudiéndose decir que son originales, pero dejan establecido el desarrollo de actividades sedentarias como la agricultura. También usaban el caballo, lo que está evidenciado en un grabado en que se ve a un jinete.

Religión Vaska

La religión primitiva Vasca tenía como ejes al Sol y la Luna. El Sol era una diosa, ser supremo, y la Luna la guía de los muertos hacia el mundo subterráneo. Existían una especie de sacerdotes capaces de saber el futuro a través de la observación de las aves. La naturaleza era el conjunto de objetos de culto, lo cual es común a muchas culturas alrededor del mundo, sin que eso signifique una conexión histórica entre ellas. Y al igual que en muchas civilizaciones eso dió origen a su forma de medir el tiempo, basado en “lunas llenas” o meses; y de acuerdo a la migración de las aves y el crecimiento de las plantas en años solares.