Neandertales en España

La España de hace 40 mil años estaba poblada por los neandertales. Eran una forma humana que tenía un cerebro incluso más grande que los nuestros, pero no fue capaz de competir con las nuevas especies y cambios climáticos.


De acuerdo a los más recientes estudios de la arqueología los últimos humanos neandertales vivieron en España, tanto en las zonas cálidas de Gibraltar como en las cuevas cercanas a Bilbao. Ellos son científicamente llamados Homo Sapiens Neanderthalis, por el lugar del primer hallazgo en el valle alemán de Neander, Sapiens por su capacidad de pensar, y Homo porque evidentemente por su estructura física tiene antepasados comunes con el Homo Sapiens Sapiens, es decir, nosotros.

Antecedentes en Europa

Vivió entre hace 230 mil hasta 28 mil años atrás. Físicamente tenían una apariencia “humana”, con un esqueleto más robusto, lo que debió restarles velocidad de desplazamiento, pero les dio más resistencia. Su mandíbula no tenía mentón, su frente estaba inclinada y el cerebro debió ser ligeramente mayor que el de nosotros, alcanzando unos 1550 centímetros cúbicos.  Su estatura media fue de 165 centímetros, muy superior al homo sapiens sapiens de su época que se empinaba por los 120 centímetros. Se calcula que su esperanza de vida era de unos 35 años. Suponemos que podían emitir sonidos con sentido comunicacional, y sí estamos seguros que supieron hacer herramientas de hueso y madera, junto con las de piedras.

Antepasados de los Neandertales en España

El ser humano actual y el neandertal tienen antepasados comunes, que se pueden identificar en Africa de hace 400.000 a un 1.200.000 años. De ahí evolucionaron por separado, llegando sus ancestros a la península ibérica. Aunque podría pensarse que cruzaron desde África por Gibraltar, lo cierto es que es un largo viaje, de miles de años y cientos de generaciones, hecho a través de Asia. Europa Occidental es la última parte ocupada. En sus etapas evolutivas podemos ver al homo antecessor u homo erectus, que tiene una presencia hace ya un millón de años. La siguiente etapa la llamamos homo heidelbergensis, los cuales son los antepasados del neandertal.

Surgimiento del Neandertal en España

Hay evidencias en Málaga, de hace 150 mil años , que habitaron neandertales con los conocimientos máximos de su época: el dominio del fuego, armas de madera, piedra y hueso para cazar, y  una organización en bandas para ser más poderosos. Consumían la carne y también la médula de los huesos. Secaban pieles de animales, las cuales habrían usado sobrepuestas para abrigarse.

En toda la península Ibérica estarán hasta hace unos 40 mil años, aunque en algunos lugares, como Gibraltar y Cantabria vivirán hasta hace unos 28 mil años. Hay evidencias que hace 50 mil años enterraban a sus muertos, y no solo para evitar que sus cuerpos atrajeran a otros animales, sino que en forma ritual, quizás imaginando una rudimentaria creencia religiosa. En Nerja, al sur de España, están las cavernas que podrían evidenciar su capacidad artística. En ese lugar, junto a sus restos fúnebres hay gravados en la paredes que podrían representar focas. Su antigüedad de más de 42 mil años la hace la obra artística más antigua jamás encontrada. Pero algunos arqueólogos afirman que las pinturas en las cavernas españolas fueron hechas por homo sapiens sapiens, y de haber sido hecha alguna por un neandertal, éste habría sido un arte aprendido, copiado, y no original.

Desaparición del Neandertal en España

Es probable que los últimos neandertales tuvieran contacto con los homo sapiens sapiens, conocidos también como Cromagnon. Al parecer hubo una mezcla entre ambos grupos humanos, y actualmente tendríamos genes neandertales. No hay seguridad en ello, por el contrario hay arqueólogos que afirman que jamás nos conocimos, y que la causa de la desaparición de los neandertales es por el enfriamiento brusco de las zonas en que vivían, era glacial provocada por una serie de erupciones volcánicas. Hay algunas teorías que señalan una vida paralela entre ambos tipos humanos. El homo sapiens sapiens fue más hábil para cazar que el neandertal, empujándolos a lugares cada vez más apartados. Solo vivían para sobrevivir, hasta que, extenuados, cada vez murieron más jóvenes, extinguiéndose hace unos 30 mil años.