José Martí y el modernismo

Rasgos de la obra de uno de los escritores más importantes de la Literatura latinoamericana del siglo XIX


El modernismo es el movimiento literario que pone a la literatura latinoamericana a la vanguardia de las letras universales. La razón de esto es que es el primer movimiento literario fundado en América Latina, sin que se sirva de la literatura europea como modelo de creación. La idea es la indagación libre de los formatos de creación con el propósito de situar a la creación literaria de este continente dentro de la tradición del arte moderno y sus ansias de libertad. Conoce y comprende cómo aporta el escritor cubano José Martí a la formación de este fenómeno literario.

Contexto de la obra de José Martí: rasgos del modernismo

El modernismo de Martí surge en pleno proceso de independencia de la Corona española, junto con el avance de tropas estadounidenses las cuales fueron desencadenantes para que el año 1898 Cuba lograra la independencia gracias a la ayuda del país norteamericano. Martí no
alcanza a vivir el momento de emancipación política del régimen colonial, sin embargo lucho toda su vida como intelectual, político militante y
poeta para lograr que los ciudadanos cubanos lograran autonomizarse y gobernarse bajo la forma que estimaran apropiada.
A esto se une la fundamental valoración que Martí otorga a la idea y la práctica de la libertad en la vida de los ciudadanos. Esta idea choca con lo que para él es la libertad burguesa que se encarna en un proyecto de modernidad también burguesa, ambas manifestaciones de una clase social que para Martí transgredía la verdadera dignidad de la libertad, en tanto la burguesía y su ambición de acumular capital mantenía oprimido a los trabajadores, miembros del pueblo, por lo que la defensa de Martí de libertad creativa a través de la poesía será la misma defensa por la libertad de su pueblo y de todas las demás naciones latinoamericanas. En este sentido, Martí afirmará en uno de sus más famosos artículos titulada “Nuestra América” que los latinoamericanos debían hacerse cargo de sus propios problemas e historia para poder así darles solución de acuerdo a su contexto. Esta impugnación se debe a que los intelectuales, políticos y artistas latinoamericanos se habían volcado a estudiar la cultura, la ciencia, el arte, la historia y la filosofía de Europa, sin observar lo local y lo propiamente  latinoamericano. Por esta razón, la
originalidad para Martí no es sólo un asunto de la actividad artística, sino también una aspiración política. Por eso Martí propone la formación de una universidad latinoamericana para crear un conocimiento acorde a la realidad de nuestro continente.

Su obra literaria

Para Martí la libertad estética es equivalente a sus principios éticos. De este modo, el arte no está separado de lo político y defiende a través de esta idea lo que podríamos llamar una “modernidad artística” en contraste con la “modernidad burguesa”. El proyecto de Martí y su máxima aspiración consistía en lograr superar el abismo de distancia entre la opresión que experimentan los pueblos debido al régimen de trabajo
capitalista que explotaba a la fuerza laboral junto con el imperialismo europeo y estadounidense que como fenómenos políticos divulgaban la ideología del capitalismo. Esto puede observarse en la importancia que tienen los temas humanos en tanto siempre es el hombre y la mujer
el centro de su poesía, sus angustias, sus proezas, sus bellezas, en fin, sus vidas y su libertad. Si bien por esta razón se ha pensado que Martí estaba profundamente influenciado por el romanticismo, este rasgo en Martí proviene de la influencia que ejerció la poesía trascendentalista de los estadounidenses de Walt Whitman y de Emerson, este último afirmaba que el centro espiritual de la naturaleza era el ser humano. Esta idea es afín al énfasis que hace Martí en la actividad humana, su historia y sus posibilidades futuras de alcanzar cada vez más libertad. En lo formal la mayor manifestación de su proyecto libertario es su libro de poemas publicado el año 1882 titulado “Versos libres”, en los cuales ningún verso rima, lo cual significaba toda una revolución en el lenguaje poético, tal como Martí deseaba revolucionar a las sociedades latinoamericanas.

Anímate a leer el legado poético y periodístico de este fundamental intelectual cubano que aportó a la identidad latinoamericana su sed de libertad y autonomía.