La novela realista latinoamericana y la prensa

Influencia del género periodístico en la novela realista y los rasgos más importantes de esta.


El diario fue el medio de comunicación masiva más importante del siglo XIX, algo así como la televisión o la Internet de nuestra época. Además de informar al público alfabetizado que podía acceder al periódico, también se transformó en un medio de publicación literario a través de lo que se conoce como “novela por entrega” o “folletín”. Conoce junto a nosotros el desarrollo de este medio de comunicación y su influencia en el realismo literario de dicha época.

Contexto histórico de la novela realista

Durante el siglo XIX se desarrolló en América Latina la prensa escrita, uno de los fenómenos culturales más importantes de la modernidad que permitía que los individuos alfabetizados se informaran de los asuntos políticos y sociales y de este modo se formaran una opinión sobre la contingencia (contingencia son los acontecimientos o fenómenos que afecta y determinan al presente, el tiempo aquí y ahora) y así pudieran constituirse en ciudadanos que participan informadamente de la política. En cierto sentido, la prensa es fundamental para el surgimiento de las Repúblicas democráticas modernas, ya que la forma de distribución, el tiempo entre una publicación y otra hizo de la prensa el medio de comunicación por excelencia de la modernidad. Es importante destacar que a diferencia de nuestros medios masivos actuales (prensa escrita, radio, cine, televisión, Internet), la prensa decimonónica (que quiere decir que es propia del siglo XIX) no era masiva como lo entendemos hoy, sino que sólo llegaba al público que podía leer, esto es, una parte muy minoritaria de la población. Esto es un primer aspecto a considerar, puesto que las condiciones en las que surge el realismo -en oposición directa al sentimentalismo e intimismo exaltado del romanticismo- son precisamente fruto de las contradicciones de la sociedad moderna que entrega los frutos del progreso económico sólo a sectores privilegiados de la sociedad.

Rasgos del realismo latinoamericano

Como su nombre lo indica, el realismo busca una representación fiel o “real” de la sociedad moderna. En este sentido, son la narrativa y la prosa los medios usados para poder representar y en ella es la burguesía y las clases populares los protagonistas de esta corriente. Asimismo, la preocupación por representar de manera fiel la realidad guarda directa relación con una posición crítica frente a las condiciones y relaciones que se dan en la sociedad que merecen ser denunciadas, por lo que el escritor o la escritora realista tiene un fuerte compromiso crítico que demuestran al hacer hablar directamente a la realidad de su época con el fin de que la descripción objetiva muestra las contradicciones propias de la realidad.
También interesará siguiendo los propósitos de este tipo de representación que los personajes sean retratados desde su densidad psicológica, pues la interioridad de los personajes explicaría su comportamiento exterior, su relación con el mundo social, y de esta manera se lograría generar un panorama de los tipos sociales que se relacionan.
Es importante destacar que en América Latina a diferencia de Europa, la clase gobernante no era la burguesía (dueños de las industrias y del capital en Europa), sino lo que se conoce como oligarquía
En consecuencia, el realismo en oposición al romanticismo, es una literatura comprometida socialmente, que muestra que el intimismo (que el romanticismo exaltaba) oculta las relaciones sociales que durante esa época se tornaban cada vez más injustas debido a la situación de explotación económica, debido a que gracias al trabajo de los campesinos, mineros y trabajadores latinoamericanos la clase oligárquica podía vivir lujosamente, viajando a Europa y consumiendo las últimas modas que importaban del viejo continente.

La prensa y el realismo

La prensa será el canal de difusión de esta literatura, puesto que la forma de la novela de folletín o por entregas, permitía seguir cada capítulo que iba siendo publicado con cada una de las publicaciones del periódico, algo así como una telenovela, pero en forma escrita. Esto además generaba que el público que leía este tipo de novelas era el mismo que aparecía representado en las novelas, ya que era la oligarquía latinoamericana la clase que se encontraba alfabetizada. En este sentido, la crítica y la denuncia de las novelas realistas por las injusticias sociales y las malas condiciones de vida de las clases populares llegaban a través de la literatura realista a la propia oligarquía, cuestión que muchas veces generó malestar y por consecuencia, censura. Además, es importante destacar que muchos de los periodistas que escribían para la prensa, se dedicaron también a escribir novelas dentro de la sensibilidad realista.

Te invitamos a leer la novela “Sab” de la escritora Gertudris de Avellaneda y conocer a través de su relato realista las condiciones de vida de los trabajadores centroamericanos.