Rafael Pombó

Características fundamentales de la poesía del fundador de las letras colombianas


Rafael Pombó es el primer escritor romántico en Colombia, sus influencias provienen de dicho movimiento literario desarrollado en Inglaterra. Su obra se desarrolló especialmente en la Literatura infantil, con la que los niños colombianos hasta el día de hoy vibran y crecen con sus versos morales y fábulas. Te invitamos a conocer a uno de los escritores más importantes del siglo XIX.

Vida de Rafael Pombó

Rafael Pombó nace en Bogotá el año 1833 y muere en la misma ciudad en 1912. Entre sus muchos oficios destacan el de diplomático, poeta, fabulista e intelectual. Recordaremos algunos de los hitos de su vida que marcarán su obra, como su establecimiento en Estados Unidos el año 1855 (donde cumple funciones diplomáticas para el gobierno colombiano) país donde conoce autores y obras del romanticismo inglés y estadounidense. Durante esta época Pombó defiende los procesos latinoamericanos en contra del imperialismo económico estadounidense desde el que se pretendía establecer una relación de dependencia con países como Costa Rica que había alcanzado su emancipación político administrativa, pero al tratarse de una isla cercana al país norteamericano fue uno de los primeros objetivos de expansión de dicho país.
A su vuelta a Colombia el año 1872, y luego de ser destituido del cargo diplomático, se dedica a trabajar como periodista y escribir cuentos para niños algunos de ellos ilustrados. Ambas líneas de trabajo se enfocan en la importancia de la educación civil y moral de los niños y jóvenes colombianos en quienes ve el futuro del país. Por esta razón, Pombó realiza una importante defensa de la educación pública para las mujeres, en quienes veía un potencial fundamental para el desarrollo de las naciones, por lo que urgía que fueran incorporadas en el sistema educativo.
Su compromiso se despliega también para otros ámbitos de la cultura, como la música y las artes plásticas, además de permanecer en la discusión sobre la importancia de la educación pública, todo esto lo realiza desde el periodismo fundando algunos diarios connotados como “El centro”. Es precisamente en la prensa escrita donde se publican la mayoría de sus obras quedando siempre pendiente la publicación de un libro que sólo llegó a ser realizada después de su muerte el año 1912. En 1905 se le nombra poeta nacional, título que permite considerar a Rafael Pombó como uno de los escritores fundamentales de la literatura moderna colombiana.

Obra de Rafael Pombó

El legado literario de Pombó se enmarca en el romanticismo anglosajón, pero no podríamos reducir su obra sólo a esa corriente, puesto que fue también un gran traductor de las obras de la antigüedad clásica (Grecia y Roma) las que también influenciaron su obra, especialmente en la composición de fábulas para niños. Dichas fábulas se inspiran en las obras de Esopo y asimismo vemos las influencias del romanticismo en la importancia de la sentimentalidad en la subjetividad de los personajes, esto es, no sólo se entrega una moraleja a partir de lo que le acontece a los personajes, sino que también se incorporan la interioridad de los personajes, sus deseos, pensamientos y sentimientos.

Los temas más recurrentes de su obra son de carácter romántico, entre los que encontramos la representación de la naturaleza como un espacio con el que el sujeto moderno ha perdido su vínculo y por eso es fundamental recuperar la sensibilidad ante la naturaleza. Además, muchos de sus poemas abordan los conflictos y sentimientos amorosos mezclados con la desesperación ante la perdida y la soledad. Como podemos ver los temas reflejan que sus obras se centraban especialmente en los conflictos interiores de personajes individuales, desde los cuales se desprendía una moraleja de corte moral y social. Esto representa una gran diferencia del romanticismo proveniente de Francia que enfocaba los conflictos humanos individuales en lo social, por lo que la experiencia individual es una forma de representar la experiencia colectiva. En otras palabras, mientras el romanticismo de Pombó parte del individuo para llegar a las consecuencias éticas y colectivas; el romanticismo de corte francés realiza la operación inversa, aunque ambos se interesen en los conflictos internos de la experiencia subjetiva y su relación con el mundo.

Te invitamos a leer los poemas y fábulas de Pombó para compartirlas con los niños que conozcas y así mantener el legado de este gran escritor latinoamericano.