Romanticismo hispanoamericano

Características originales del romanticismo latinoamericano y rasgos heredados de Europa


En América Latina el romanticismo es la corriente literaria que surge en paralelo a los procesos de independencia de la administración política por lo que sus rasgos tendrán directa relación con el desarrollo de dichos procesos. A continuación te presentamos un panorama general de la corriente literaria que abrió las puertas de manera definitiva a la modernidad en este territorio y dio comienzo a lo que se conoce como Literatura nacional.

Herencia del romanticismo europeo

El romanticismo es un movimiento literario desarrollado en Europa a fines del siglo XVIII, se le asocia, por lo tanto, a fenómenos como la revolución francesa, la ilustración y el auge y consolidación de la clase burguesa. Una de las características distintivas de este movimiento es la libertad subjetiva de creación y por esto la literatura romántica expresa la experiencia y sentimientos del individuo el cual es centro y eje de estas expresiones literarias. Todo esto es una reacción al arte neoclásico, el cual restringía la libertad creativa de los jóvenes románticos, quienes se oponen a la racionalidad armónica y proponen, en cambio, las oscuras profundidades de la subjetividad humana, terreno inestable y cambiante. Esta vertiente del romanticismo se desarrolló principalmente en Alemania e Inglaterra, mientras que en Francia este movimiento adquirió un carácter nacionalista expresado en la preocupación por lo que Víctor Hugo llamó “color local”, esto es, el espíritu esencial de la cultura de un pueblo, su esencia más íntima manifestada en sus tradiciones.

El romanticismo latinoamericano

En Latinoamérica el romanticismo se consideró un modelo literario digno de imitación y llegó como una moda. El componente subjetivo y el enfoque en la experiencia sentimental del individuo fueron también fundamentales para nuestro romanticismo, pero es especialmente el romanticismo social y nacional francés el que influenció a los escritores latinoamericanos. Esto se debe a que la experiencia de la revolución francesa inspiró a los procesos de independencia latinoamericano, convirtiendo a Francia en un modelo cultural general para las nuevas naciones. Asimismo, este tipo de romanticismo fomentó y consolidó una literatura nacional que proporcionó un sentimiento de pertenencia a los nuevos Estados nacionales en formación. Así las cosas, nuestro romanticismo se encargó de representar los conflictos propios del campo y la ciudad, la identidad de las clases criollas que se hicieron cargo de luchar por la independencia, en su mayoría hijos de comerciantes o terratenientes que se habían formado intelectualmente con las ideas más progresistas de Europa y que veían en la formación del Estado la oportunidad de que la juventud de América brillara por su desarrollo en un territorio nuevo, fértil y abierto a las nuevas ideas, pero sobre todo autónomo. Este ímpetu impregna toda la literatura romántica, desde el cual se desprenden al menos tres líneas creativas: la literatura costumbrista, la literatura de corte social y la novela sentimental, las cuales tuvieron importantes exponentes en nuestras letras.

Impacto sociocultural del romanticismo latinoamericano

El romanticismo nos proporciona un testimonio fundamental de lo que se vivía en los albores de la modernidad latinoamericana. Se potencian tanto la crónica como la prosa narrativa, ambos géneros que retratan la vida social y las costumbres de las clases en las nacientes naciones. Podría considerarse algo así como una fotografía íntima de las relaciones sociales y de la identidad que de ellas emergía. Estas representaciones se hicieron desde el elogio de las nuevas naciones, pero también desde la denuncia y la crítica de los vicios que se arrastraban desde la colonia puesto que se mantuvieron rígidas y jerarquizadas estructuras sociales, especialmente el gran latifundio (gran porción de tierra campesina administrada por un dueño y que tenía bajo su cargo a un grupo de campesinos que trabajan la tierra a cambio de comida y techo) que obstaculizan el desarrollo moderno que quienes lucharon por la independencia deseaban para estas tierras. Era necesario que la sociedad flexibilizara las estructuras coloniales, que se alfabetizara a la población y que existiesen oportunidades de ascenso social para todos, pues de lo contrario la modernización nunca llegaría y la independencia habría sido en vano, pues aunque libres de la administración de la corona española, seguiríamos organizándonos socialmente como colonia.

Esperamos que este panorama haya permitido aclarar el contexto en el que surge el romanticismo y su influencia en la sociedad de la época. Sigue revisando con nosotros la Historia de la Literatura latinoamericana.