Ganadería, minería y nuevos cultivos en Nueva España

Descubre los elementos ligados a la ganadería, minería y nuevos cultivos que fueron explotados durante los años formativos de Nueva España, en el proceso de conquista de América.


Bajo el proceso de conquista española, en el territorio ubicado en lo que hoy reconocemos como América del Norte, (principalmente México) se encontraba instalado el territorio denominado Nueva España,  el cual durante sus años formativos fue testigo protagónico de la introducción y explotación de sus  recursos naturales.

Como antecedente señalar que las ansias de poder por medio principalmente de la obtención y extracción de riquezas naturales,  generaron en primera instancia una fuerte explotación laboral hacia los indígenas, por parte de los encomendados españoles, indicar que los indígenas eran utilizados como mano de obra para la obtención de recursos. La generación de leyes a favor de los  indígenas explotados, provoco gran molestia entre los españoles, ansiosos de riqueza, lo cual trajo como consecuencia directa el levantamiento de estos incluso contra la Corona española.

Minería

Dentro de los antecedentes que podemos obtener sobre la minería en los años de la formación de Nueva España, es necesario dejar de manifiesto que una de las principales actividades económicas y la cual desarrollaba mayor motivación entre los conquistadores fueron los recursos ligados a la extracción  minerales, presentándose como principales productos la extracción de oro y plata.  Minerales de gran valor, que fueron utilizados como elementos de intercambio, recordemos que la instauración de nuevas rutas comerciales producto del proceso de descubrimiento permitió que se abriera un corredor natural entre Europa y América, por medio del Océano Atlántico.

Ganadería

Con respecto a la ganadería en Nueva España, indicar que la domesticación de animales fue de fundamental ayuda para la dieta alimenticia de los indígenas y españoles, a modo de ejemplo los vacunos conocidos en América como bisontes, antes del arribo de los españoles sólo eran conocidos como animales de caza, sin embargo con la llegada de  los conquistadores se convirtieron en animales de ganado, al igual que los equinos, caprinos, ovinos y porcinos.

Caso especial sucedía con los perros, los cuales eran conocidos por los indígenas mesoamericanos antes de la llegada de los españoles en 1492, con el nombre de “Xólotl” en Náhuatl (lengua nativa),  servían como alimento (principalmente cachorros).

Nuevos cultivos

Entre los nuevos cultivos que se generaron en Nueva España, podemos destacar la introducción de  productos  alimenticios, los cuales no necesariamente provenían del “Viejo Mundo”, a modo de ejemplo mercancías tales como el café, el plátano y el algodón  de origen africano, se sumaron a elementos como la caña de azúcar, el arroz, los cuales provenían de la India y Asia, respectivamente, y los cuales se convirtieron en la parte de la dieta alimenticia de españoles e indígenas.

Como consecuencia de la ampliación de nuevos territorios, la aparición del comercio por nuevas rutas permitió la proliferación de éste,  tanto desde Europa a América como viceversa, entre los productos que se generaron desde Nueva España hacia España, se destacan la papa, el maíz, el tabaco, el tomate, el cacao, entre otros, en el caso de los animales las  gallinas, pavos y gallos pasaron no solo a Europa sino también al resto del mundo como nuevos productos alimenticios.