Las campañas de independencia en Nueva España.

Conoce diferentes etapas y campañas en el proceso de la independencia de México, la  “Resistencia”, la campaña militar de Mina y Moreno, y la campaña Realista. 


La resistencia en la independencia mexicana

La etapa llamada Resistencia (1815-1820) dentro de la Independencia de México, se caracteriza por presentar una guerra de guerrillas, la cual no son batallas formales, sino que diversos golpes aislados que de manera sorpresiva atacan a los contingentes españoles.  Donde la lucha por la independencia se fue intensificando tanto en el sur como en el centro del país. Pues debido a la muerte  del caudillo  José María Morelos y Pavón, el ejército rebelde queda sin un líder que los pudiese guiar hacia la batalla, no teniendo una estrategia de lucha con un cierto orden para pelear contra los realistas.

De esta forma, los grupos insurgentes lucharon de manera aislada, donde  aproximadamente veinte mil hombres continuaron peleando. Las fuerzas más ordenadas y disciplinadas se encontraban distribuidas por Manuel Mier y Terán en Tehuacán, Guadalupe Victoria y Juan Francisco Osorno, donde tenían a su mando dos mil hombres cada uno.

Durante esta etapa, aparece el caudillo español Francisco Xavier Mina, de ideología liberal, quien desde los Estados Unidos organiza una expedición con trescientos hombres para poder ayudar en la lucha a los independentistas, ya que su principal enemigo era el régimen absolutista de Fernando VII.  Donde en Inglaterra conoce a Teresa de Mier quien lo entusiasmó con la idea de luchar por la emancipación de México. Por lo tanto, viaja a Estados Unidos con la idea de ayudar a los insurgentes en su lucha por la libertad.

Campaña Militar de Mina y Moreno

Durante las batallas, Mina deja cien hombres para proteger la plaza, entre ellos a Teresa de Mier y a José Sardá. Internándose con trescientos hombres para unirse al ejercito insurgente el 24 de mayo de 1817. Donde llevó a cabo el primer combate contra los españoles, dirigidos por Villaseñor, en la Batalla del valle de Maíz el 8 de junio.

El 23 de junio llega al fuerte de Sombrero para unirse a Pedro Moreno, donde en cinco días más se suman quinientos hombres, combinándose las fuerzas entre Mina y Guerrero para derrotar con eficacia al capitán Cristóbal Ordóñez en la Batalla de Los Arrastraderos. Sin embargo, son interceptados por el mariscal pascual Liñán el primero de agosto.

Durante veinte días Mina pudo salir para buscar ayuda, organizando un pequeño grupo de hombres para continuar luchando en la campaña llamada El Bajío. Desde ahí en adelante este líder consigue aumentar el número de hombres, pero durante el combate son atacados sorpresivamente por los realistas al mando del teniente coronel José María Nova en la hacienda de Venadito.

Durante éste combate muere Pedro Moreno, Mina es capturado y puesto a disposición del coronel Orratia. Donde el 11 de noviembre de 1817, Mina es fusilado en el cerro del Bellaco por órdenes de Pascual Liñán. Aun así sus hombres continuaron la batalla contra los españoles, resistiendo hasta sus últimos esfuerzos.

Campaña realista

A principios de 1819 el virrey Apodaca destituye del mando de Veracruz al mariscal José Dávila, nombrando en su lugar a Pascual Liñán.  Donde su primera medida fue darle la libertad a María de Bustamante, quien junto a varios oficiales insurgentes reciben tal indulto. Por lo que lucha continúa con nuevos líderes, donde Vicente Guerrero junto con Gabriel de Armijo sigue la guerra contra los españoles.

La  Junta fue sorprendida en las Balsas donde capturan y fusilan a Mariano Sanchez Arriola. Desapareciendo las únicas fuerzas centrales de la revolución. Guerrero logra huir de la derrota y  se fortalece en Coahuayutla.

Se producen nuevas ofensivas realistas a través de Pio María Ruiz y Barragan generando que Guerrero  huyera cruzando el río Balsas hacia Michoacán en la Batalla de Agua Zarca, tras la derrota el caudillo se retira hacía la Sierra Sur.