Mitos de México

Te invitamos a conocer los principales mitos de México. Ellos, forman parte de la cultura de este país y reflejan las cosmovisión de sus antepasados.


El mito

Los mitos son narraciones fantásticas en las que se explica el mundo, su origen y los fenómenos que acontecen, mediante la acción de seres superiores o dioses, que van organizando y rigiendo la vida de los hombres.

A continuación, te presentamos los principales mitos mexicanos.

1. La creación del hombre

El mito señala que el hombre fue creado, a través de varios intentos fallidos. En el primero de ellos, el hombre fue hecho de barro, pero unas bestias horribles, los destruyeron. En el segundo, lo formaron de papel, mas fueron exterminados, a causa de un tremendo huracán. Luego, lo construyeron de madera, sin embargo, fueron quemados. Posteriormente, los hicieron de tubérculos cocidos, mas fracasaron de la peor forma, ya que los hombres se comían unos a otros. Para solucionar este problema, los dioses los eliminaron con sus propias manos.

Todos los intentos resultaron infructuosos, hasta que el dios supremo, llamado Omapacatotiotzih, formó un hombre con huesos de los antepasados, frijoles y maíz. Con ayuda del sol, este hombre llegó a la vida y fue el humano definitivo.

2. El gran diluvio

Este mito señala que Dios muy enojado con el actuar de los hombres, decidió hacer un gran diluvio que acabara con el mundo y la vida humana, a fin de crear uno nuevo, que fuera mejor.

Todas las personas estaban muy asustadas e imploraban al cielo perdón, pero Dios no escuchó sus ruegos. Uno de los hombres decidió hacer un barco para salvar su vida.

Llegó el día y Dios envió el diluvio. Nada se salvó. Con el paso de los días, envió a una paloma y a un zopilote a investigar en qué estado había quedado la Tierra. El zopilote le contó que vio a muchas personas muertas y que, como tenía hambre, se comió a algunos de ellos. Dios, muy enojado, lo castigó, expresándole que en adelante, sólo se alimentaría de carroña. Luego, interrogó a la paloma, quien muy consternada señaló que tuvo mucha pena al ver tal devastación. Dios la premió haciendo que todos los hombres de la nueva Tierra, la reconocieran como un ser de paz.

Pero Dios miró la Tierra y descubrió que un sólo hombre, el de la barca, había sobrevivido a su castigo. No quiso matarlo, pero le quitó todas sus capacidades humanas y lo convirtió en un mono.

 3. El hijo de Quetzalcóatl

El mito cuenta que Quetzalcóatl, el dios con forma de serpiente emplumada, se enamoró de una joven mortal muy bella. A causa de este amor, ella quedó embarazada.

Cuando los padres de la joven descubrieron su embarazo, decidieron mantenerla escondida hasta que diera a luz, para evitar la deshonra de tener un nieto, sin una hija casada.

Cuando el pequeño nació, los padres de la bella mujer, llevaron al niño hasta un árbol con espinas y lo amarraron allí, esperando que las púas de éste, le arrebataran la vida. Pero, el árbol, se compadeció del pequeño y no lo pinchó; es más, lo alimentó de su salvia y del rocío que caía en sus hojas.

Al ver su plan fracasar, los abuelos del niño, lo enterraron en un hormiguero, a fin de que las hormigas hicieran su parte, pero el dios Quetzalcóatl, ordenó a los insectos alimentar al bebé con todo lo que fueran almacenando y; así, lo hicieron.

Finalmente, Quetzalcóatl, pidió que colocaran a su hijo en una canasta y lo pusieran en el río. El pequeño se fue con la corriente, hasta que fue encontrado por una anciana que lavaba ropa. En cuanto vio al bebé, supo que sería su hijo y lo llevó a su casa.