Peonaje y Haciendas

La hacienda y el peonaje fueron determinantes en la dinámica económica colonial.


La hacienda fue la propiedad más característica de la época colonial, permitió la acumulación de grandes extensiones de tierras en un solo dueño y que en su seno surgiera el peonaje, tipo de servidumbre utilizado para la explotación de estas tierras.

Origen de la hacienda

Una de las importantes instituciones económicas y políticas del Virreinato de Nueva España fue la hacienda, y su funcionamiento fue determinante en la dinámica económica, transformándose en su núcleo fundamental.

Originalmente, surgieron de las encomiendas y mercedes de tierras originadas en el siglo XVI y que fueron entregadas a los conquistadores de alto rango.

Gracias a la revitalización del comercio interno, la producción agrícola y ganadera tuvo un importante auge que favoreció la instauración de las haciendas.

Características de la hacienda

La hacienda o latifundio fue un sistema de propiedad originado en España, que tras la llegada de los españoles se extendió hacia América durante la época colonial. Los dueños o hacendados fueron peninsulares quienes obtuvieron grandes extensiones de territorio.

Los hacendados tenían un estilo de vida acomodado y lleno de lujos que se financiaban mediante ganancias generadas de la explotación de las haciendas y a través del cobro de impuestos.

En el mayor de los casos las haciendas estaban conformadas por núcleos poblacionales en los que se erigía una vivienda enorme de gran valor arquitectónico comúnmente denominado Casco o Casa Grande, donde habitaba el hacendado y su familia. En rededor existían viviendas más modestas en donde vivía el personal que trabajaba en la hacienda como el mayordomo, administrador y capataces. Asimismo existía una capilla donde se realizaban los oficios religiosos, moliendas de granos, trojes, eras y establos.

Tipos de Hacienda

Entre los principales tipos de hacienda destacan:

Hacienda de Beneficio

Su nombre deriva del beneficio que otorgaba el azogue o mercurio en la explotación los minerales de plata. Las principales minas de plata fueron descubiertas inicialmente en Guanajuato y tras su apertura atrajeron a muchos mineros. Esto favoreció a la proliferación de este tipo de haciendas.

Haciendas Agro-Ganaderas

Nacieron gracias a la necesidad de abastecer a las Haciendas de Beneficio de productos de primera necesidad, por tanto se encargaban de abastecerles de insumos. Debido al éxito de las faenas mineras se necesitaron aún más haciendas que pudiesen suministrar de productos y éstas fueron en un franco ascenso.

Las haciendas guanajuatense a finales del siglo XVIII fueron las más prestigiosas y renombradas. Debido a su fama, el sector de Guanajuato fue conocido como el Granero de Nueva España. El éxito de la producción agrícola favoreció al aumento de la población en este sector.

Peonaje

Para la explotación de las tierras se recurrió a mano de obra que la trabajará, de este modo surgió el peonaje, un tipo de servidumbre impuesto por el Virreinato.

Se caracterizó por ser un sistema de explotación inhumano que no respetaba horarios ni derechos básicos. El tipo de vida en la hacienda se asimilaba mucho a los señoríos feudales que da cuenta de un lazo de dependencia entre peón y hacendado; el primero se sometía al sistema de explotación a cambio de una mínima ganancia y el segundo conseguía mano de obra fidelizada que trabajara sus tierras.

Consecuencias

La hacienda fue la propiedad más representativa de México Novohispano y transcendió a la época colonial. Del impacto económico, político y social de este complejo sistema de explotación  se desprenden importantes conclusiones:

  • La concentración de grandes extensiones de tierras en una sola persona fue trascendental en el atraso en materia agraria que se experimentó en las colonias americanas.
  • El sistema de haciendas logró sobrevivir por al menos tres siglos, siendo la base de la economía.
  • Las profundas desigualdades derivadas de este sistema fueron el gatillante del Movimiento Social Revolucionario del siglo XX.
  • En siglo XX, el descontento social en contra del sistema de haciendas provocó la transformación de éste y la implantación de una Ley de Reforma Agraria.