Tipos de colonias inglesas en Norteamérica

Las colonias inglesas tuvieron distintas motivaciones para establecerse en el continente americano, así como también diversos modos de administración.


Condiciones y objetivos de las colonias inglesas

Los primeros intentos de colonización inglesa fueron de utilidad para extraer lecciones para la corona inglesa. La primera de ellas, y una de las más importantes, fue que para el establecimiento de colonos era necesario contar con un asentamiento con acceso a las vías de comunicación con la corona, es decir, con acceso a vías marítimas o fluviales. Lo anterior, para mantener el vínculo económico, entre la colonia y la metrópolis, en primer momento para la importación de productos hacia la colonia y, en segunda instancia, para llevar los productos producidos o extraídos por las colonias hacia Inglaterra.

Con estas condiciones, sumado a la barrera de los Apalaches (cordillera norteamericana que cruza la costa este desde Canadá a Estados Unidos) y la poca continuidad geográfica del territorio, principalmente provocado por múltiples ríos que cruzan la región y desembocan en el Atlántico, es que las áreas factibles para la colonización inglesa estuvieron relegadas a las llanuras cercanas a la costa este de América del Norte.

Tipos de colonias de acuerdo a su origen

Colonia con capitales de sociedades comerciales inglesas: Virginia y Massachusetts

Durante el siglo XVI Inglaterra no logró instalar una colonia estable en América, la persistencia de la idea de colonizar continuó, obteniendo resultados en 1607 con la fundación de Jamestown en Virginia. El establecimiento de esta colonia fue gracias al aporte de capitales privados.

Los territorios de Virginia y Massachusetts estuvieron a cargo de sociedades comerciales formadas específicamente para estos fines que tenían sede en Bristol y Londres. A través de las sociedades comerciales es que fue posible el traslado de colonos, de materiales para la construcción, granos, semillas, ganado, y una serie de implementos que hicieron factible la permanencia de los colones en los nuevos asentamientos lejos de la corona.

Colonias desde los propios migrantes: New Haven

En el caso de New Haven, la administración y fundación estuvo a cargo de los mismos inmigrantes quienes costearon los gastos tanto los gastos del viaje como los de establecer y mantener el asentamiento colonial.

Colonias financiadas por terratenientes ingleses

Otro de los tipos de colonias inglesas existente surgió a partir de la iniciativa de poseedores de tierras (terratenientes) que habían obtenido autorización del Rey o Reina para poblar nuevos territorios, este fue el caso de: New Hampshire, Maryland, Maine, Carolina del Norte, Carolina del Sur, New Jersey y Pennsylvania.

A modo de ejemplificar el funcionamiento de este tipo de colonia es que revisaremos el caso de Maryland. Charles I concedió permiso para la colonización de casi dos millones ochocientas mil hectáreas a Cecil Calvert. La entrega del territorio, teóricamente, no era tal, pues legalmente los terrenos eran propiedad de la Corona y los administradores, en este caso Cecil Calvert, figuraba como arrendatario. Sin embargo, el pago del arriendo era meramente simbólico, por ejemplo, Cecil Calvert entregaba a modo de pago dos puntas de flecha al año a la corona, mientras que el administrador de Pennsylvania, William Penn, otorgaba dos pieles de castor anuales.

Colonias surgidas de otras colonias:

Algunas colonias tuvieron su origen en divisiones internas dentro de otras colonias, este es el caso de Rhode Island y Connecticut, colonias que fueron fundadas por colonos disidentes de Massachusetts.

Colonia por exploración y expansión:

En el sur de las Carolinas, existía un territorio inexplorado para los ingleses, que teóricamente estaba en manos de la jurisdicción española, sin embargo, el escaso control efectivo de la zona llevó a los ingleses a ocupar la zona y fundar una nueva colonia, ya en el siglo XVIII, llamada Georgia.

La conformación de diversas colonias y los ajustes de los primeros años, tanto entre ingleses como disputas con otras coronas por el dominio de la costa este de Norteamérica, darán origen a las denominadas 13 colonias tradicionales del Reino Unido en América.