Independencia de Estados Unidos: el Congreso Continental

El Congreso Continental de las colonias americanas fue convocado para organizar y manifestar el descontento con las políticas de la Corona, llegando incluso para cuestionar la teoría del Imperio.


Congreso Continental

Objetivo

El 27 de mayo de 1774, la Asamblea de Virginia compuesta por 21 miembros elegidos por los habitantes con derecho a voto de la colonia, iniciaron un proceso de convocatoria para la conformación de un congreso que incluyera a las 13 colonias americanas. Se sugirió que cada una de las colonias eligiera delegados para asistir al congreso, el lugar elegido fue Philadelphia y el objetivo de dicha instancia fue “consultar mutuamente respecto de la desdichada situación actual de las colonias”.

Participantes

La participación de las 13 colonias, en términos políticos, significó la constitución de una nueva instancia iniciada por los habitantes americanos para los americanos, elemento que entregó total legitimidad a la instancia. La elección de los representantes se realizó a través de las legislaturas o townmeetings, ambas instancias de participación indirecta o directa, de los colonos. La utilización de los townmeetings como mecanismo de elección significó un triunfo para los radicales, que poco habían tomado fuerza, consolidaron ese espacio como valido tanto frente a las legislaturas como frente a la Corona.

Conclusiones

El 5 de septiembre se reunieron los delegados en el Congreso, cuyas conclusiones se encuentran en la “Declaraciones y resoluciones del primer Congreso Continental”, que con un innegable influencia del pensamiento ilustrado del siglo XVIII, consagró la idea que los norteamericanos tenían derecho, de forma inalienable, a la vida, a la libertad y a la propiedad. Esto, además, de todos los derechos constitucionales de los súbditos ingleses. El documento también sirvió como vehículo para exigir la derogación de las leyes aprobadas por el Parlamento Británico que tuvieran relación con las colonias americanas a partir de 1763, esto por considerarlas inconstitucionales e ilegítimas. Además, se realizó el llamado a la desobediencia de estas normas como medida de presión para su derogación.

Visiones dentro del Congreso

Conservadores: Teoría imperial inglesa

Dentro del Congreso hubieron voces un poco más conservadoras, como la de Joseph Galloway, quien planteó el denominado Plan de unión, que proponía una itinerario a seguir para lograr un entendimiento entre las colonias y la Corona, cuestión que fue rechazada por los delegados. Las corrientes de pensamiento iban por el camino de la oposición directa con los ingleses. De hecho, el Congreso dispuso que los impuestos debían ser cobrados por la Legislatura de cada colonia, y que no podían quedar excluidos los funcionarios ingleses del gravamen, para lo cual era necesario la conformación de milicias americanas.

En el aspecto teórico, los conservadores comandados por Hutchinson, Seabury, Boucher entre otros,  pensaban que la soberanía de la Corona no podía ser dividida, por tanto, todos los territorios ingleses y sus habitantes estaban sujetos a las normas dictadas por la Corona y el Parlamento, esto es conocido como la teoría imperial monolítica inglesa.

Contrarios a la Corona: incipiente teoría federal americana

La legitimidad de cada colonia quedó reafirmada a partir de la declaración, en donde se reafirmó la soberanía de cada una, respetando el Imperio Británico en tanto fuera entendido como una federación de colonias con un origen, nacionalidad, monarca y administración general común, en donde cada instancia local legisla sólo para su territorio. De acuerdo a esta definición del Imperio Británico, el Parlamento inglés sólo podía tomar medidas en lo que respecta a la isla de Inglaterra.

Otro elemento a considerar es que por primera vez se definió qué era el Imperio Británico como tal, y no tan sólo como un hecho en sí mismo, lo que refleja la impronta de los americanos por hacer frente a la Corona. Esta posición era la que llevaban adelante los radicales en torno a los asuntos entre colonias y Corona, entre ellos podemos nombrar a Franklin, Samuel y John Adams, Bland, Jefferson, entre otros. La mayoría de ellos será fundamental en la lucha por la independencia que estaba pronto a suceder. Este pensamiento representa una teoría federal americana.