Independencia de Estados Unidos: las Leyes coercitivas

Desde 1773 Inglaterra implanta nuevas medidas de coerción al comercio y a la política en medio de un clima hostil entre americanos e ingleses.


La Corona entregó a La Compañía de las Indias Orientales el monopolio de la importación de té a América. Como contramedida los colonos comenzaron a ejercer el contrabando y la negación del arribo de embarcaciones inglesas a América.

El boycott de Boston y las leyes coercitivas

La acción directa también fue una medida que utilizaron los colonos. Luego de la masacre de Boston, las protestas no cesaron en la ciudad. Un grupo organizado de radicales, disfrazados de indígenas, realizaron asaltos a embarcaciones cargadas con té y arrojaron el producto al mar, este asalto fue conocido como “la fiesta del té de Boston”. Este acto fue la demostración que las autoridades británicas estaban siendo sobrepasadas y que las medidas implementadas no estaban teniendo el resultado esperado. La Corona intentó dar un vuelco a la situación e impuso medidas represivas para las colonias, esto se llevó a cabo a través de “instrucción adicionales” emanadas a los gobernadores el 3 de febrero de 1774, estas nuevas disposiciones aprobadas por Jorge III, su gabinete y el parlamento, fueron conocidas como “Leyes Coercitivas” o “Leyes Intolerables”.

Algunas de estas nuevas restricciones fueron las siguientes:

La Ley del puerto de Boston

Fue la primera ley del paquete de “Leyes Coercitivas” en ser implementada. Establecía que el puerto de Boston cesara de todo tipo de actividad vinculada a la actividad comercial hasta que las pérdidas ocasionadas por el bloqueo y manifestaciones contrarias al monopolio del té fueran cubiertas.

Ley de Administración de Justicia

Promulgada el 20 de mayo de 1774, tenía por objetivo otorgar beneficios a los oficiales reales que ejercían sus labores en las colonias. Si un oficial real se veía enfrentado a un problema de tipo judicial en territorio americano, el juicio debía realizarse en Londres. A ojos de los colonos esto significaba entregarles impunidad a los representantes de la Corona en América.

Ley de Gobierno para Massachusetts

Promulgada el mismo día que la Ley de Administración de Justicia, tenía por objetivo terminar con la autonomía lograda por Massachusetts. Para ello, en primer lugar, dejó sin efecto la carta fundacional de la colonia y estableció que los miembros del consejo legislador fueran designados por el Rey de Inglaterra. Además, los tribunales de justicia serían administrados directamente por el Gobernador quien nombraría a los funcionarios judiciales y jurados sin consulta a los colonos. En cuanto a las reuniones del pueblo o Townmeetings sólo podrían desarrollarse con la previa autorización de la autoridad británica a cargo de la zona.

Ley de Quebec

Si bien tenía por objetivo entregar medidas de administración de la ex-colonia francesa, también marcó límites a los territorios que podían ser ocupados por las colonias restantes, restringiendo así el avance hacia el oeste que habían realizado los americanos, limitando así una arista que los colonos creían necesaria para el progreso económico.

Efectos de las leyes

El resultado final de la implementación de estas leyes fue el contrario al esperado por la Corona, rápidamente las colonias se organizaron y se opusieron a estas nuevas medidas, extendiendo la rebelión por toda la costa este. Estas nuevas imposiciones fortalecían los argumentos en torno a la legitimidad de las medidas ya expresadas por los colonos con anterioridad. Nuevos manifiestos redactados por pensadores americanos circularon durante el año 1774, algunos de ellos fueron escritos por personalidades importantes como James Wilson o Thomas Jefferson, quienes plantearon que la inmigración a América de los colonos fue un acto de liberación del Parlamento Británico, tanto para los primeros migrantes como para sus descendientes, siendo el hecho de ser considerado colonia un acto voluntario de los habitantes de América y no una obligación como lo hacía ver la Corona.

A los ojos de los colonos, las constantes actualizaciones a través de medidas represivas por parte de la Corona sólo evidenciaba la necesidad de organizarse entre ellas para generar enfrentar a los británicos y hacer prevalecer su autonomía.