Estados Unidos Colonial: cultura en la sociedad

La cultura colonial tuvo diversas manifestaciones. En este caso observaremos qué sucedió en cada región de las colonias, principalmente en el aspecto del desarrollo de la educación.


Educación y cultura en las colonias inglesas

Las expresiones culturales y educativas fueron parte fundamental en la construcción de identidad en cada una de las colonias inglesas en territorio americano. Escuelas, museos, teatro, bibliotecas y universidades, fueron para la naciente cultura americana ejes fundamentales de innovación y elaboración de lo que van a ser en el futuro. Es importante considerar que estas herramientas culturales están dominadas por los controladores económicos de las colonias, influyendo en el proceso de selección y exclusión de ideas, propuestas, modos de vida y orientaciones de lo que se va a construir como pueblo americano “oficial” en el futuro.

En las colonias del norte

Entre los hitos relevantes esta la fundación de universidades en las distintas colonias desde el siglo XVII en adelante. La primera en ser fundada, y hasta la hora una de las universidades más importantes del mundo, fue la Universidad de Harvard en Massachusetts (1636). Diez años después, en la misma colonia, se promulgo la ley de enseñanza primaria obligatoria, a la que pronto se unieron la gran mayoría de las colonias del norte, excepto Rhode Island.

En las colonias del sur

En el caso de las colonias del sur agrícola, el poder económico dado por las plantaciones trabajadas por esclavos, hicieron que el aspecto educativo pasara a segundo plano y no se construyeron escuelas públicas. Los hijos de los plantadores blancos se reunían con los vecinos y contrataban a algún profesor itinerante que transitaba por la comarca, mientras que los hijos de los dueños de las plantaciones eran educados en casa y luego enviados a Inglaterra a continuar sus estudios.

En las colonias del centro

En las colonias de la zona central, la educación no estuvo dentro de las prioridades, la potencialidad de las cuestiones comerciales no dio cabida a un desarrollo comprometido con la educación. Si bien, New York tenía escuelas, lo más común era que se contrataran tutores para instruir a los niños, esto último accesible sólo para quienes podían pagar, es decir, los más pudientes de la ciudad. Para mediados del siglo XVIII comienzan a ser fundadas diversas universidades, entre las que se pueden encontrar: Princeton en New Jersey, del Rey en New York (actual Columbia), de la Reina en New Jersey (actual Rutgers).

La excepción de las colonias del centro de Estados Unidos fue la colonia de Pennsylvania en donde, en 1683, se fundó la primera escuela pública y desde entonces comenzó a desarrollarse la educación como un motor de capital cultural y económico para la zona, incluso llegaron a existir escuelas nocturnas para adultos a comienzos del siglo XVIII.

Impacto de la imprenta y desarrollo de la prensa

La imprenta fue uno otro de los hitos fundamentales para la propagación de ideas en el ”nuevo” continente, una de las colonias que sacó más partido a este invento fue la de Massachusetts. El primer periódico de circulación local y estable fue el Boston Newsletter en 1704, y ya para 1725 existían cinco periódicos del mismo tipo, y para 1765 25 periódicos estaban en circulación incluso algunos no estaban en inglés.

Este desarrollo de la prensa llevó a que se comprendiera este medio como un canal importante de comunicación y de expresión de ideas, por ello es que muy tempranamente, en 1735, se presenta el primer caso de defensa a la libertad de prensa en Estados Unidos.

La propagación de la ‘nueva’ cultura americana se dio, también, en conjunto con la expansión hacia al oeste iniciada por algunas colonias, pero principalmente a través de elementos religiosos de acuerdo a la que profesasen quienes incurrían en esta expansión.

Cultura afroamericana

En cuanto a la cultura de los esclavos, esta se preservó a partir de la tradición y también actuó como un mecanismo de resistencia. Así es fácil identificar elementos tales como la danza, cánticos o gastronomía que traspasó la cultura afroamericana en generación en generación, a pesar de las dificultades impuestas por la esclavitud.