Arte en Mesopotamia

Descubre las principales características del estilo artistico desarrollado por los pueblos de Mesopotamia, específicamente en la arquitectura y la escultura.


Arquitectura y Escultura en Mesopotamia

Se denomina arte mesopotámico a aquel producido por los pueblos que habitaron entre los ríos Eúfrates y Tigris en el año 4000 a.C aproximadamente. Entre estos pueblos están los sumerios, acadios, babilónicos, asirios, medos, persas, etc.

El territorio ocupado por estos pueblos no contaba con muchos materiales como mármol, piedra o madera, por el contrario era muy rica en materiales provenientes de la tierra como la arcilla, esto significó que los materiales utilizados para la creación fueron hechos en base a ladrillos de adobe los que se fabricaban mezclando barro y paja.

Las temáticas estaban determinadas por algunos factores, entre los que podemos identificar:

1.- Los largos periodos de guerra característicos de estos pueblos, por lo tanto parte importante del arte fue dedicado a glorificar los triunfos en ese ámbito.

2.-  Otro elemento importante es la relevancia de la religión, ya que estaba directamente relacionada a los asuntos militares y de Estado, por lo tanto podemos encontrar edificios y esculturas religiosas.

3.- Por último tenemos el entorno natural, lo que definió los materiales utilizados y es la causa de los pocos rastros que quedan de esta cultura.

Arquitectura

Las grandes ciudades de estos pueblos eran importantes centros o templos religiosos y políticos. Se construían con ladrillos de barro y se cubrían con azulejos de muchos colores (una figura que se repite son los toros alados).

Los templos estaban hechos sobre una base cuadrada donde se construían escaleras (imaginemos una pirámide) estas construcciones se llaman zigurat. En la cima de estas pirámides se instalaba el santuario de dios dividido en dos cámaras para situar en una el altar y en la otra la mesa de sacrificios.  A la cima solo podían llegar los sacerdotes quienes llevaban ofrendas.

Esta forma tiene sentido ya que la creencia sostenía que gracias a la forma piramidal se invitaba a las divinidades a descender y permanecer entre ellos.

Los zigurats más importantes son los que se ubican en las ciudades de Babilonia, Ur, Eridú, Kish y Uruk.

Escultura

Al igual que en la arquitectura, el motivo religioso fue el motor de las figuras de piedras, éstas eran principalmente masculinas, sentadas o de pie y tenían las manos cruzadas (como si estuvieran orando), vestidos únicamente con una falda con adornos muy característicos que simulan pétalos. El cabello y la barba eran muy frondosas y se reconocen porque terminan en un corte recto.

Entre los artefactos escultóricos más relevantes se cuentan los relieves en piedra, los sellos cilíndricos y muy posteriormente esculturas en metal, las que se caracterizaron por tener más detalles y ser más refinadas.