China

La civilización china se desarrolló en los territorios que en la actualidad ocupa el estado de la República Popular China, en el sector oriental del continente asiático.


China es el país más poblado del mundo y se estima que posee aproximadamente una sexta parte de la población mundial; además, es una de las principales economías del mundo y se proyecta que en el futuro cercano se convertirá en la potencia planetaria más importante.

La civilización china surgió en la llanura regada por el río Hoanh-Ho (Amarillo) y desde allí se expandió progresivamente hasta abarcar los territorios del centro del país, región en donde se encuentra el río Yang-Tsé (Azul).

Diversidad geográfica

Debido a la inmensidad del territorio ocupado por la cultura china, existe en él una gran diversidad de paisajes y climas.

  • En la zona este, vadeando las costas del mar Amarillo y del mar de China Oriental, hay llanuras aluviales en las que se concentra una gran densidad poblacional.
  • En la zona sur, la principal característica geográfica es la presencia de pequeñas cordilleras y la alta pluviosidad del territorio.
  • En la zona central de China, el principal rasgo son los deltas de los ríos Amarillo y Azul.
  • En la zona oeste, la cordillera de los Himalayas y los desiertos de Gobi y Taklamakan constituyen sus características más relevantes.

Diversidad étnica

Asimismo, la diversidad geográfica es acompañada por la existencia de una gran variedad de grupos étnicos; aunque la mayor parte de la población (se estima que un 90%) pertenece al grupo étnico han (chinos). También hay otras 55 etnias entre las cuales se encuentran, por ejemplo, los tibetanos y los mongoles. El componente étnico también genera que en China deban coexistir varias religiones como el budismo, el taoísmo, el confucionismo, el Islam y el catolicismo.