Descubrimiento de América: consecuencias

Conoce el impacto cultural, económico y político del Descubrimiento de América en el mundo europeo.


El descubrimiento de un nuevo mundo tuvo como principal consecuencia la ampliación de lo que se conocía. La incorporación de los nuevos territorios implicó cambios a nivel económico, político y religioso, en donde los estados europeos se empeñaron en asegurar sus dominios y expandirlos.

El Descubrimiento de América

Tras la aprobación de la expedición en las Capitulaciones de Santa Fe por parte de los Reyes Católicos, Cristóbal Colón llega a territorio americano el día 12 de octubre de 1492. Este hecho marca el inicio de un proceso de descubrimiento y conquista del nuevo continente, en el cual diversos estados monárquicos intentarían asegurar el dominio de los territorios descubiertos. Las primeras monarquías que se ven fortalecidas durante este periodo son España y Portugal.

Tras la resolución del Tratado de Tordesillas (1494), España estimula y promueve la conquista del nuevo mundo y muchos españoles se embarcan en expediciones de descubrimiento y conquista. La mayoría de los hombres que viajan a América lo hacen en búsqueda de fama, aventura o riquezas. Sin embargo, uno de los motores principales de la conquista del territorio es el fin religioso, en donde se busca evangelizar, a toda costa, a los pueblos habitantes de estas tierras.

Consecuencias

El impacto económico que tiene el descubrimiento es enorme. Si bien, en un principio Colón buscaba encontrar una ruta comercial hacia India, el hallazgo de un nuevo continente trasformó las relaciones comerciales de la época. Los nuevos territorios eran ricos en metales preciosos, lo que potenció la acumulación de ellos, fomentando la visión mercantilista.

El nuevo continente también aportó nuevos productos alimenticios como el tomate, maíz, papa, cacao o pimientos. Esto estimuló fuertemente el comercio, el cual ya no tuvo su centro comercial en el Mediterráneo sino en las rutas atlánticas. Los puertos de Cádiz, Lisboa y Sevilla se enriquecieron y posicionaron como los más importantes de la época. Así también, América aportó con grandes extensiones de tierras fértiles que favorecieron el crecimiento agrícola de la época.

Gracias a lo anterior, los estados descubridores se potenciaron y se trasformaron en verdaderos imperios coloniales. En un principio España y Portugal son los más favorecidos pero luego se unen Inglaterra, Francia y Holanda, en su afán expansionista.

Invasión en América

La llegada a América, por parte de los europeos, plantea un desafío político y social para los estados descubridores, sobre todo respecto a cómo establecer el dominio sobre los habitantes americanos.  La multiplicidad de culturas motiva la aparición de campañas evangelizadoras que tienen como objetivo principal, convertir a los nuevos habitantes y suprimirle sus creencias fuera de la cristiandad. Por otro lado, los europeos esperaban someter no sólo en el plano religioso a los americanos sino también imponerles su forma de gobierno. Esto implicó que la Conquista fuera un proceso invasivo, crudo y violento, causando la masacre de millones de habitantes americanos.  Los sobrevivientes experimentaron un proceso de mestizaje en donde el sincretismo europeo-americano resaltó profundamente y caracterizó los siglos venideros, estableciendo las bases de la identidad cultural americana.

El Descubrimiento de América causó:

  • La expansión del conocimiento del mundo al descubrir nuevos territorios.
  • La transformación del comercio al incorporar una nueva ruta que aportó con nuevos productos y metales preciosos.
  • El fortalecimiento de los estados descubridores a nivel económico, político y social.
  • La invasión y sometimiento de los pueblos americanos.