Desventajas de la vida en las ciudades

Conoce las principales desventajas y problemáticas de la vida en las ciudades


El crecimiento constante de los centros urbanos en el mundo establece nuevas problemáticas y desafíos para los diferentes gobiernos del mundo. Las desventajas asociadas a la vida en la ciudad han provocado una paulatina migración desde los grandes urbanos hacía ciudades de menor tamaño, en busca de una mejor calidad de vida.

Situación actual

La vida en la ciudad se presenta como una atractiva opción para millones de personas en el mundo que se establecen en ellas con el fin mejorar sus expectativas y oportunidades. De hecho, la amplia oferta de servicios ofrecidos y las mejores oportunidades laborales al interior de los grandes centros urbanos, es una de las motivaciones principales de quienes deciden instalarse a vivir ahí.

Sin embargo, a pesar de que las ciudades siguen siendo un lugar atractivo para vivir, en las últimas décadas, se ha dado el fenómeno de una paulatina migración desde las grandes ciudades hacia ciudades más pequeñas y sectores suburbanos. Esto se ha visto favorecido con las múltiples desventajas que significa vivir en la ciudad y con el mejoramiento de vías de transporte y acceso a movilización que permite a los habitantes trabajar en las grandes urbes y movilizarse diariamente a sus hogares, así evitando vivir en las grandes metrópolis.

Principales Problemas

El principal problema de las ciudades se conoce como segregación socio-espacial que se hace más evidente en ciudades de países subdesarrollados. En las ciudades, la distribución de la población se realiza por el nivel socioeconómico que poseen sus habitantes. En base a esta lógica, es común observar barrios pobres y ricos ubicados en las periferias de algunas ciudades. Los barrios pobres no tienen el mismo acceso a servicios y carecen de oportunidades laborales y educativas. Los barrios acomodados tienen asegurado el acceso y la oferta de servicios.

Así también, el crecimiento urbano ha gatillado una serie de problemas medioambientales, como la contaminación del aire, contaminación acústica y las enormes cantidades de basura que se generan a diario,  lo que provoca un problema respecto a su reciclaje, recolección y acopio. También surge la problemática de dónde ubicar estos vertederos ya que nadie está dispuesto a vivir al lado de uno.

En el transporte también surgen problemáticas. El parque automotriz, en muchas de las grandes ciudades, y la densidad poblacional son tan grandes que se crea gran congestión vehicular, lo cual deriva en contaminación acústica y atmosférica.

Sumado a lo anterior, las urbes deben enfrentar los problemas de seguridad ciudadana. Las altas tasas de delincuencia es un conflicto permanente a tratar por las distintas sociedades.

Desafíos

Las grandes y medianas metrópolis presentan desafíos para los gobiernos locales y nacionales, los cuales deben hacerse cargo de una planificación con una mirada integral en los diferentes espacios que se generan al interior de las urbes. Para ello es necesario contar con financiamiento para la ejecución de políticas públicas destinadas a atenuar las complejidades. Estas políticas toman gran relevancia en ciudades como las latinoamericanas, donde el asunto social y económico se ha vuelto un tema esencial para mejorar las condiciones de vida de los sectores sociales más desfavorecidos.

La administración de las ciudades enfrenta la desigualdad, segregación espacial y pobreza, para ellos las medidas de los gobiernos apuntan a intentar mejorar el acceso y satisfacción de las necesidades de todos sus habitantes y no sólo de los que habitan en los sectores acomodados. Muchas ciudades enfrentan la problemática constante de la reproducción de barrios con condiciones económicas desiguales, en donde los sectores desfavorecidos carecen de un acceso justo a servicios básicos relacionados con el área educativa, cultural, laboral, salud, entre otras.