Dinastía Shang (1.766 a 1.027 a. de C. aprox.)

La historia de la civilización china habría comenzado a tomar forma cuando a fines del tercer milenio a. de C (cerca del año 2.200 aprox.) pueblos provenientes desde el desierto de Gobi, en la parte oeste del territorio chino, se establecieron en las riberas del río Amarillo donde se mezclaron con las culturas neolíticas originarias del lugar.


Se supone que en este proceso habría surgido la dinastía Xia o Hsia, la primera en dominar políticamente el delta del Amarillo; no obstante, durante muchos años se consideró que la dinastía Shang, era la primera dinastía ya que sólo recientemente se han descubierto textos y restos arqueológicos que señalan la existencia de la dinastía Xia.

La dinastía Xia habría perdurado hasta el siglo XVI a. de C. y luego de tener 20 reyes desaparecería como consecuencia de una serie de guerras tribales que la debilitaron y terminaron por sacarla del poder.

Luego de pacificar el territorio del delta del Amarillo, en el año 1.766 a. de C., se impuso la dinastía Shang.

Esta dinastía ubicó su capital en la ciudad de Ngan-Yang y se extendió hasta Mongolia y alcanzó las orillas del río Azul; el dominio de la dinastía Shang nunca se consolidó definitivamente y el orden político se sostenía en la obediencia que a la autoridad del rey que prestaban las ciudades y pueblos controlados por gobernantes locales. No obstante, aceptaban la existencia de algunas ciudades que no formaban parte del sistema político de los Shang.

Sociedad estratificada

Los Shang se caracterizaron por desarrollar un tipo de sociedad altamente estratificada en la que el principal componente lo formaban los militares.

En la dinastía Shang, la estructura social estaba segmentada entre la aristocracia guerrera (de carácter hereditario) y los plebeyos; en medio de estos grupos, se ubicaba la casta de los sacerdotes. Los aristócratas, tenían la potestad de elegir e imponer las autoridades locales.

Actividad Económica

Durante la dinastía Shang, y al igual que en el resto de la evolución histórica de la civilización china, la principal actividad económica era la agricultura; los principales cultivos eran el trigo y la cebada.

También poseían una industria metalúrgica que logró desarrollar variados elementos de bronce.

Aspecto religioso

En el aspecto religioso, los Shang desarrollaron el culto a los reyes difuntos y en algunas ocasiones practicaron sacrificios humanos.

La dinastía Shang duró en el poder hasta el año 1.027 a. de C. cuando varios conflictos entre las distintas ciudades de la llanura del río Amarillo, provocaron un debilitamiento de la dinastía facilitando la derrota militar a manos de la ciudad de Zhou.