Dioses Aztecas

Conoce más respecto de la mitología y las creencias Aztecas, profundiza en sus dioses e historia mitológica.


Las divinidades Aztecas

Los dioses aztecas son bastantes, se conformaron con influencia de distintos pueblos de la zona, cómo los  Toltecas, Otomí, Nahualt y Olmecas (entre otros más). A las divinidades mayores se les atribuye un espacio de habitación. En el norte estaba la residencia de Tezcatlipoca; al sur, Huitzilopoxtil; al este  Tonatiuh y al Oeste  Quetzacóalt.

A los dioses que se le ha atribuido una mayor importancia son:

  • Huitzilopoxtil: (colibrí del Sur) divinidad de la guerra. Su templo de adoración fue Tenochtitlan, en los ritos se ofrecían sacrificios humanos. Hijo de Coatlicue, se le consideró el protector de los guías y viajes de los aztecas.
  • Tezcatlipoca: (espejo humeante) divinidad solar, que personificó el sol de verano que madura las siembras y causa sequía y esterilidad. Era invisible e impalpable y solía mostrarse a los humanos como una sombra huidiza, un monstruo o jaguar.
  • Quetzacóatl: (serpiente emplumada) dios del viento, señor de la vida. Se le consideró patrono de las artes e inventor de la metalurgia.
  • Tláloc: (pulpo de tierra) divinidad de las montañas y de la lluvia. Habitaba en las crestas de las montañas, en su residencia llamada Tlalocan. En este lugar moraban las diosas de los cereales y en especial del maíz.
  • Chalchiutlicua: diosa de los manantiales y de los arroyos. Se le consideró la protectora de los recién nacidos, bodas y de los amores lícitos.
  • Tzintéotl: diosa de los orígenes y de la generación.

Por otra parte, los aztecas tuvieron un dios del fuego XiuhTecutli y una diosa de la lujuria llamada Tlazoltéotl.

A otro tipo de dioses se les atribuyó la característica de ser un enano titular de las montañas (Tepictoton) a quienes se le honraba sacrificando niños.

Los señores de la noche fueron nueve, quienes regían los destinos de los humanos y reinaban uno tras otro.

Mitología

En cuanto a la visión de la muerte, creían que una pareja de dioses reinaban en el mundo de ultratumba: Mictlantecuhtli y Mictlancihualt (esposa). En su poder estaban los nueve ríos subterráneos con las almas de los muertos.

Los aztecas también tuvieron un mito que describía la tragedia de un diluvio y la confusión de lenguas. De esta forma la humanidad se logró salvar del diluvio debido a que un hombre Coxcoxtli y una mujer Xoquiquétzal, tomaron una barca, salvándose del diluvio. La pareja engendró varias líneas de descendencia, que se entendían entre sí, hasta que una paloma les comunicó el don de lenguas y los separo en distintos lenguajes.

Otro narrar mítico importante es la Historia de los cuatro soles. Los dioses habrían creado cuatro universos. En el primer sol Chalchiutonatiuh se produjeron abundantes lluvias, en dónde perecieron ahogados todos los humanos. Bajo el segundo sol Tletonatiuh, los hombres fueron destruidos por una lluvia de meteoritos, que los transformó en gallinas, perros, etc. En el tercer sol Yohualtonatiuh, habitaron hombres que se alimentaban de peces y resina. El fin de este universo se narra por un terremoto. El cuarto sol se denominó Ehecatonatiuh y en el la humanidad se transforma en mono.