Doctrina Social de la Iglesia

Conoce las características y principios de la doctrina social de la Iglesia y el impacto en el desarrollo de nuevas corrientes políticas.


La doctrina Social de la Iglesia surge en respuesta a los efectos de la Cuestión Social sobre la vida de la clase trabajadora. La encíclica papal Rerum Novarum es el antecedente que da sustento a esta doctrina y que sentó las bases del pensamiento contemporáneo de la iglesia católica. Gracias a la Doctrina Social de la Iglesia se consolidan tendencias políticas que se desarrollaron durante el siglo XX y alcanzaron gran impacto social en diversos países del mundo.

Encíclica Social Rerum Novarum

Fue una carta papal enviada a todos a los obispos que conformaban la Iglesia. Fue la primera encíclica que tuvo el carácter de social puesto que realizaba un análisis respecto de la situación de vida de los trabajadores desde la perspectiva de la teología moral. Rerum Novarum es una frase en latín que significa “de las cosas nuevas” y fue promulgada en el año 1891 por el papa León XIII siendo el sustento teórico de la Doctrina Social de la Iglesia.

En ella, el papa expone la postura de la iglesia frente a las consecuencias socioeconómicas en la sociedad, derivadas de la implantación del capitalismo industrial. Se sostiene una denuncia respecto de los efectos de la Cuestión Social en la vida de las clases trabajadores y se insta, a los católicos, a tomar medidas ante esta situación.

La encíclica social Rerum Novarum se manifestó sobre diferentes puntos que estaban sujetos a debates por diversos intelectuales de la época, como por ejemplo, sostuvo una visión crítica respecto de los postulados marxistas defendiendo la legitimidad de la propiedad privada. Así también criticó el liberalismo y sus prácticas que tendían a la explotación de la clase trabajadora.

Esta carta papal, también, expresa la necesidad de conformación de organizaciones de trabajadores que defiendan sus derechos lo que ayudaría a mejorar la condición de vida de los trabajadores. La promoción de salarios justos y la organización sindical le significó duras críticas por parte de liberalistas que la catalogaron de izquierdista.

Principios de la Doctrina Social de la Iglesia

La Doctrina Social de la Iglesia se convirtió en una parte fundamental del magisterio eclesiástico y promovió el buen comportamiento social de los católicos. En ella se vislumbran principios básicos, ellos son:

  • Dignidad humana: Todas las personas poseen dignidad al ser criaturas creadas a imagen y semejanza de Dios.
  • Bien común: Los bienes otorgados por Dios son de todos y cada uno, sin embargo, la propiedad privada es legítima para el desarrollo de la autonomía y la libertad individual.
  • Subsidiaridad: Promueve la participación social y la ayuda de los países más desarrollados a los menos desarrollados
  • Solidaridad: Compromiso y colaboración con el bien común y con los demás. Principio de caridad.

Consolidación de las Ideas

Durante el siglo XIX, numerosos intelectuales habían desarrolladas ideas, basadas en el cristianismo, que repercutieron en la elaboración de la encíclica social Rerum Novarum. Gracias a la desarrollo de las ideas de la Doctrina Social de la Iglesia, se consolidan nuevas corrientes políticas como el socialcristianismo y sus derivaciones, el socialismo cristiano y la democracia cristiana.

El socialcristianismo surge en el siglo XIX y se desarrolló a lo largo del siglo XX siendo retroalimentado por las diversas encíclicas sociales que se desarrollaron en este siglo. Esta corriente política realizó aportes sociales y económicos frente a los efectos de la Cuestión Social.

Las ideas del socialismo cristiano se consolidaron a través de la conformación de partidos políticos que, en diferentes lugares del mundo, alcanzaron gran relevancia e incluso muchos logran posicionarse como partidos gobernantes. Las corrientes socialcristianas hasta nuestros días tienen gran influencia y participación a nivel político y social.