El Romanticismo

Conoce las principales características que definen al Romanticismo


Hacia finales del siglo XVIII empezó a desenvolverse en Europa un movimiento cultural que se caracterizó por presentar una nueva actitud hacia las vicisitudes de la vida. El Romanticismo propuso elementos novedosos para la época, en la cual primaba el uso de la razón y la objetividad heredadas de la Ilustración. La reivindicación de la imaginación y la subjetividad fueron cualidades esenciales de este movimiento cultural que expresaba una fuerte exaltación de los sentimientos.

Características

El Romanticismo enfatiza el individuo, sus sensaciones, sentimientos y percepciones propias. Una actitud persistente en las obras románticas es una apreciación emocional por las bellezas naturales ya no desde la intelectualidad. El artista romántico se posiciona como individuo cuya libertad creadora sobrepasa todas las normas o reglas establecidas. Asimismo, esta actitud se entiende como una respuesta ante las consecuencias negativas de la Revolución industrial sobre la vida de las personas y los desastrosos efectos sobre el nuevo orden urbano.

Las principales temáticas del Romanticismo son los paisajes, la revolución, la religión, la nostalgia del pasado y la insignificancia humana ante la inmensidad del mundo.

El orden, la calma, las normas y el equilibrio fueron valores exaltados por el Clasicismo, movimiento cultural predecesor del Romanticismo y que coherentes con la influencia del Movimiento Ilustrado se transformaron en los valores primordiales de la sociedad de la época, sin embargo, los autores románticos manifiestan cierta desilusión de estos valores tras los sucesos desencadenados durante la Revolución Francesa, es por eso que se dice que este movimiento surge en respuesta ante los efectos de los sucesos políticos que ocurren durante el siglo XVIII y XIX. En definitiva, el Romanticismo va en consonancia con las discusiones teóricas políticas de la época, así como también, con los nuevos temores y aspiraciones sociales.

Las primeras obras del movimiento surgen en Alemania e Inglaterra. Hacia mediados del siglo XIX, el Romanticismo alcanzó su máximo apogeo y ya se había expandido por toda Europa.

El Romanticismo es vivenciado y expresado por una pequeña élite intelectual parte de la burguesía europea que logra expandir el movimiento e influenciar al resto del mundo, logrando tal alcance y trascendencia que es evidente hasta nuestros días. Las sinfónicas y orquestas interpretan obras románticas de este periodo, como las obras de Verdi, Chopin o Schubert, de hecho, su aspecto musical fue uno de los  más expandidos por el mundo, pero el desarrollo del Romanticismo se dio en todas las áreas: poesía, escultura, pintura, obras teatrales, música, novelas, incluso llegó a tener impacto en la filosofía.

Entre los autores destacados del Romanticismo destacan las obras narrativas de Edgar Allan Poe, el arte de William Blake, la poesía de Gustavo Adolfo Becquer y la pintura de Francisco Goya, entre muchos otros exponentes, en cuyas obras, destaca la libertad creadora, la gran imaginación y creatividad, así como las problemáticas del individuo frente a este mundo moderno.

En respuesta a la gran influencia lograda en el siglo XIX por los románticos, nace como contra movimiento el Impresionismo y el Realismo cuyas expresiones artísticas otorgan más relevancia a la percepción de la realidad desde la experiencia.

En conclusión, el Romanticismo destaca como un movimiento cultural, artístico y literario que tuvo su auge durante el siglo XIX en concordancia con el contexto político y social que se daba. Sus principales características son:

  • Crítica a los valores ilustrados como la razón, el equilibrio y el orden
  • Exaltación de los sentimientos
  • Libertad creadora, moral y política
  • Reivindicación de la subjetividad
  • Ruptura de las estructuras y normas establecidas