Símbolos nacionales de Estados Unidos

Conoce los símbolos patrios mas representativos para el Pueblo Norteamericano.


Los símbolos desempeñan un papel vital en la identificación para el mundo entero de una nación y su pueblo.

Canciones, lemas, representaciones de figuras humanas y emblemas diferencian a un país de todos los demás, proyectan una idea de su carácter y sus valores, y actúan como elementos de unidad en tiempos de crisis nacional.

Estados Unidos tiene una variedad de signos que tipifican a esa nación, cada uno especial, fácilmente reconocible para la mayoría de la gente en todas partes del mundo. A continuación examinaremos de cerca los símbolos que representan la fortaleza, independencia e ideales de los Estados Unidos de América.

La Bandera

El símbolo más reverenciado por sus ciudadanos es la bandera. Las franjas rojas y blancas y las estrellas blancas sobre fondo azul relatan la historia del país, de su espíritu indomable y de su amor a la libertad.

La bandera es tan antigua como la nación misma. El 14 de junio de 1777, los fundadores de la patria acordaron una resolución mediante la cual se estableció un estandarte para la nueva nación. Según ellos, tendría 13 franjas rojas y blancas distribuidas en forma alterna, que representarían los 13 Estados recién creados, y 13 estrellas sobre un sólo fondo, que representarían su fusión en una sola unión.

La primera bandera, fue confeccionada por Betsy Griscom Ross, joven costurera que vivía en Pensilvania. Un día de junio de 1776, Betsy recibió la visita de una comisión de representantes del Congreso Continental, encabezada por George Washington, en ese entonces comandante en jefe del Ejército Colonial.

En la medida en que Estados Unidos crecía, se agregaba a la bandera una estrella cada vez que un estado ingresaba a la Unión Americana. Hoy, contiene 50 estrellas.

Himno Nacional

The Star-Spangled Banner” (“La Bandera de Estrellas Centelleantes”), el himno nacional de Estados Unidos, es reconocido en el mundo entero. Nació durante las tempranas horas del 14 de septiembre de 1814, luego de un bombardeo de 25 horas al fuerte McHenry, un puesto militar a la entrada del puerto de Baltimore, en la costa atlántica.

Inglaterra y Estados Unidos se encontraban en guerra. Un joven abogado llamado Francis Scott Key había abordado, varios días antes, el barco de guerra británico para concertar la liberación de un médico norteamericano de avanzada edad.

Después de pasado el bombardeo, Key, quien además de ser abogado era poeta, compuso un poema que tituló “En Defensa del Fuerte McHenry”, en el que hizo alusión cuatro veces a la bandera estrellada. Luego se compuso la letra y se cantó por primera vez en público el 19 de octubre de 1814, y desde entonces ha sido cantada en desfiles, actos oficiales, escuelas y aun antes del inicio de eventos deportivos.

El 31 de marzo de 1931, mediante una Resolución del Congreso firmada por el presidente Herbert Hoover, el patriótico poema fue designado himno nacional. A través de los años, el himno ha sido criticado por ser difícil de cantar. Otras canciones han sido sugeridas para suplantarlo. Pero, aunque resulte difícil entonar sus notas altas, sigue siendo el himno que emociona a los norteamericanos.

Figuras que encarnan los símbolos más conocidos de estados unidos

Son tres: la estatua de la Libertad, el Tío Sam y Columbia

La estatua de la Libertad

La estatua de la Libertad, paradójicamente, ni siquiera fue creada en Estados Unidos, sino en el estudio de un escultor francés llamado Frederic Auguste Bartholdi. Es una estatua de cobre, cubierta con una túnica larga y suelta, que se yergue majestuosamente sobre una pequeñísima isla en el puerto de Nueva York y le da la bienvenida a los barcos y pasajeros que llegan. En la mano derecha sostiene una antorcha en alto señalando el cielo; en la izquierda se encuentra una tablilla que dice: “4 de julio de 1776”, fecha en que se proclamó la Declaración de Independencia.

La estatua, cuyo nombre completo es La Libertad Iluminando el Mundo, fue un regalo de Francia a Estados Unidos, que simboliza el amor de ambos países a la democracia.

La estatua de la Libertad es la más grande que se haya construido jamás. Pesa 240.000 kilos, tiene una altura de 46 metros y se levanta sobre un pedestal de 45,7 metros de altura. En la cabeza lleva una corona de siete puntas, que representa los siete continentes. Un ascensor lleva a los visitantes desde el pedestal hasta la base de la estatua, y de allí 168 escalones conducen a la corona en cada una de las dos escalinatas.

El Tío Sam

El Tío Sam, unos 75 años más viejo que la Dama del Puerto, es un hombre barbudo de largas piernas, ataviado con los colores y formato de la bandera nacional y tocado con un sombrero de copa. Como lo demuestran constantemente los titulares de la prensa en todo el mundo, el Tío Sam, es la personificación de Estados Unidos.

El Tío Sam no fue un personaje ficticio, como muchos suponen, sino que comenzó su vida como una persona real. Según los historiadores, fue un comerciante en carnes llamado Samuel Wilson, quien nació en 1766 y peleó en la Guerra de la Independencia cuando aún era adolescente.  Cuando estalló la Guerra de 1812, Sam Wilson, quien era un próspero hombre de negocios, fue nombrado inspector de los suministros de alimentos del Ejército en el estado de Nueva York y Nueva Jersey. Un día, cuando el gobernador de Nueva York, Daniel D. Tompkins, visitaba la planta de Wilson, observó que los barriles de carne que esperaban ser despachados llevaban impresas las marcas “EA-US” en grandes letras. El gobernador preguntó: “¿Qué representan las iniciales?” Uno de los ayudantes de Wilson respondió que uno de los contratistas a quien Wilson enviaba carne era un tal Elbert Anderson. Con respecto a la marca “US”, contestó que, por supuesto, quería decir que la carne iba destinada al ejército de Estados Unidos, y en tono de broma añadió: “Significa Uncle Sam (Tío Sam) Wilson”.

En 1961, el Congreso aprobó una resolución que lo declaro “representante del símbolo nacional de Estados Unidos”.

Columbia

“Columbia” es el equivalente femenino del Tío Sam, casi tan alta como éste aunque mucho más real en apariencia, y tan seria y digna como el Tío Sam es campechano y sencillo. Generalmente se la presenta como una mujer escultural que luce una larga túnica blanca y con una especie de gorro frigio adornado con estrellas, a veces con la bandera de Estados Unidos en la mano.
Como símbolo de Estados Unidos, Columbia es varios decenios más vieja que Sam, y a diferencia de él, no fue originalmente una persona real sino más bien la creación de artistas que, con el paso de los años, la han presentado como la encarnación del carácter norteamericano, firme, resuelto, inquebrantable y, sobre todo, patriótico

Yankee Doodle

Los orígenes de las palabras “Yankee” y “Yankee Doodle” como símbolos nacionales se pierden en la bruma de la historia. Algunas autoridades creen que la palabra “yankee” puede haberse originado de la voz holandesa “yanke”, que significa “Juanito”, mientras que otros dicen que los indios americanos pronunciaban mal la palabra francesa “anglais”, que significa “inglés.” El resultado fue la palabra “Yankee”. Antes de la Guerra de la Independencia, los soldados británicos comenzaban a referirse en forma despectiva a los colonos, a quienes consideraban patanes pueblerinos, como “yankees”. Pero los norteamericanos, lejos de ofenderse, más bien gustaron del apodo y pronto lo adoptaron para referirse a sí mismos.

Sello de Estados Unidos

En el anverso, que contiene el diseño principal, un águila de cabeza blanca sostiene en una garra una rama de olivo, que simboliza la paz, y en la otra un manojo de 13 flechas, una por cada uno de los estados originales.

En el pecho del águila aparece un escudo de franjas rojas y blancas y en el pico hay un listón con una inscripción en latín que dice: “E pluribus unum”, que significa “De muchos, uno”.
Sobre su cabeza hay una constelación de 13 estrellas. En el reverso hay una pirámide sin acabar, que significa la fortaleza perdurable.

El secretario de Estado, quien es el más alto miembro del gabinete, tiene en custodia este escudo o sello, el cual, por ley, debe aparecer en todos los documentos importantes. Una réplica del Sello aparece sobre las puertas de todas las embajadas y consulados de Estados Unidos. La representación de ambos lados se encuentra solamente al reverso de los billetes de un dólar.

El Ave Nacional

El ave nacional de Estados Unidos es esa misma águila, que en Estados Unidos se llama “águila calva” y que, por cierto, no es calva. Plumas de color blanco puro cubren la cabeza de los ejemplares adultos, lo que la hace parecer calva. El lema nacional, grabado en todas las monedas metálicas y billetes de banco, es: “En Dios Confiamos”. Si bien esta frase, que aparece en la cuarta estrofa del Himno Nacional, ha sido grabada en las monedas desde 1861, no fue sino en 1956 que el Congreso aprobó una ley que la designaba como el lema nacional oficial.

Desde la bandera hasta las canciones, desde una gran estatua a un caballero barbudo, los símbolos describen gráficamente para sus ciudadanos y el mundo entero el alma de Estados Unidos.