Expansión territorial europea

Profundiza las razones y logros de la expansión territorial europea a fines del siglo XV.


La necesidad de buscar una nueva ruta comercial con Oriente y el deseo expansionista de los monarcas motivó que a fines del siglo XV se realizarán expediciones marítimas. Estas darían grandes frutos: el descubrimiento de nuevos territorios y nuevas rutas de comercio.

Motivaciones de la Expansión Europa

Una de las características de la Época Moderna es la conformación y consolidación de los estados nacionales. Esto propició una creciente aspiración expansionista por parte de los monarcas, quienes intentaron potenciar su poderío a través de la expansión de sus dominios. Los principales estados interesados en expandir sus territorios durante este período fueron Inglaterra, Francia, Portugal y España.

Uno de los puntos fundamentales para consolidar el dominio europeo era la aseguración de la principal ruta comercial: la ruta hacia Asia. La ruta terrestre fue bloqueada por los turcos, tras la Toma de Constantinopla en 1453. El fuerte intercambio de especias y otros productos orientales por productos europeos era tan relevante para el comercio de la época (el cual esbozaba un carácter capitalista), que se hizo necesaria la búsqueda de nuevas rutas alternativas mediante la navegación marítima.

El desarrollo tecnológico como motor de la Expansión Europea

Uno de los motivos que facilitaron las expediciones de descubrimiento de una nueva ruta comercial que llegara a Asia fueron los avances tecnológicos de la época. Se lograron grandes avances en navegación y cartografía. Los principales medios de transporte utilizados por los navegantes fueron las carabelas y naos. Se utilizó la brújula marina, el reloj de arena, el astrolabio, el cuadrante, entre otros, todos inventos que ayudaron en las empresas de navegación.

Así también se desarrollaron nuevos trazados cartográficos que integraban los nuevos territorios descubiertos. Estas empresas también contaron con el desarrollo de las armas de fuego, que utilizaban pólvora (elemento introducido producto del activo comercio con Oriente), y que le otorgó seguridad a quienes se embarcaban en estos viajes de descubrimiento.

Descubrimiento de nuevas rutas y nuevos territorios

En 1492 Cristóbal Colón arriba a tierras desconocidas para el mundo europeo, si bien la intención de esta expedición era encontrar una ruta hacia Asia, este hecho se transformó en un elemento fundamental en la expansión territorial europea. Los nuevos territorios descubiertos ofrecieron riquezas y tierras explotables que pronto fueron deseados por los diferentes estados que aspiraban consolidar sus dominios.

Por otro lado, Vasco da Gama, navegante portugués en el año 1498 logra dar la vuelta a África y tocar tierra en India, encontrando la preciada ruta anhelada.

El Descubrimiento de América  abre una rivalidad entre los distintos estados quienes intentaron asegurarse,para sí, el control de los nuevos territorios. Uno de los conflictos más relevantes, es el acontecido entre Portugal y España por la distribución de los territorios descubiertos. Esta disputa se resolvió en la Bula Intercaetera III 1493, en donde el papa Alejandro VI intercedió el conflicto territorial otorgándole a España los territorios ubicados 100 leguas al oeste de las Islas del Cabo Verde. Pero tras la inconformidad de Portugal ante esta determinación se decreta el Tratado de Tordesillas donde se establece que el límite parte 270 leguas sobre la demarcación anterior.

En conclusión:

  • Las expediciones de descubrimiento estuvieron fuertemente influenciadas por el interés de expansión territorial de los Estados Nacionales.
  • La interrupción de la ruta terrestre con Oriente motivó la búsqueda de rutas alternativas que aseguraran la mantención del comercio con estos territorios.
  • Los avances tecnológicos en materia de navegación y cartografía favorecieron las expediciones marítimas.
  • El descubrimiento de nuevos territorios impulsó nuevas rivalidades entre los estados interesados en consolidar sus dominios.