Globalización: Organismos internacionales

Conoce la función y los principales organismos internacionales que operan en nuestro mundo globalizado.


En el contexto global, caracterizado por su dinamismo e interconexión, los organismos internacionales cumplen una importante misión que busca tratar y resolver problemas actuales como conflictos bélicos, pobreza o enfermedades. Gracias a su función permanente es que se han logrado establecer políticas en común.

Contexto

La globalización y la economía actual, promueven la constante comunicación e interrelación entre los diferentes Estados. En este escenario, surgen nuevos actores independientes del aparato gubernamental, destinados a mejorar las relaciones humanas y los problemas actuales derivados de la desigualdad social y económica,  la inequidad en el acceso a la información, entre otros.

Los organismos internacionales puedes ser privados (Organismos No Gubernamentales) o de carácter público (Organismos Internacionales o Intergubernamentales). En ambos casos, las organizaciones buscan ser un aporte en la mediación o resolución de problemas que pueden afectar a amplios sectores de las sociedades.

Organismos Internacionales Públicos

Son organismos públicos cuyos miembros son los estados soberanos que se adscriben. En este caso, la naturaleza organizacional es pública, por ello poseen personalidad jurídica y sus líneas de acción dependen del derecho público internacional. Normalmente se establecen a través de un tratado que firman los países miembros y este tratado le otorga el reconocimiento legal necesario para legitimarlo.

Estas organizaciones internacionales pueden ser transitorias o permanentes, siendo las transitorias, organizaciones que buscan un objetivo puntual.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) es la organización internacional con mayor alcance mundial. En América, destacan la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) y la Unión Norteamericana (NU).

Estas organizaciones sirven como mediadoras de conflictos sociales o bélicos, participan activamente en la resolución de problemas y establecen políticas de acción destinadas a mejorar las relaciones en sectores víctimas de graves conflictos.

Los bloques internacionales también son organizaciones internacionales pero su norte común es beneficiar las relaciones comerciales entre Estados y obtener beneficio económico de ello.

Organismos No Gubernamentales

Son organizaciones independientes de los gobiernos, nacen desde la sociedad civil y se organizan en temas de importancia nacional como los derechos humanos, problemas medioambientales, salud pública, pobreza, etc. Se han visto favorecidas con la Revolución de las Comunicaciones, lo que las ha ayudado a expandirse, proponiendo y masificando sus líneas de acción.

Gracias a las ONG, los movimientos sociales también se han visto fortalecidos, ya que muchas de ellas los apoyan. Hay otras ONG que analizan y estudian los fenómenos sociológicos que se desarrollan al interior de los Estados.

Las ONG se financian de forma autónoma mediante la cooperación de instituciones privadas, fondos públicos o con aportes de los ciudadanos. La Organización de la Naciones Unidas, las ha legitimado con el tiempo, siendo algunas de ellas, activas participantes de foros internacionales.

Algunas ONG, tienen un carácter internacional como Amnistía Internacional, Cruz Roja o Médicos sin Fronteras, mientras que otras son organizaciones locales que se centran en problemáticas que les acontecen a sectores locales o regionales.

Movimientos sociales

La intercomunicación rápida y espontánea que permiten los medios de comunicación actuales favorece la organización de movimientos originados desde la sociedad civil y que se aglutinan en pos de una problemática común.

En todo el mundo, en los últimos años, han surgido diversas agrupaciones de ciudadanos que intentan demandar o exigir, resolución en problemas actuales como por ejemplo, violencia contra las mujeres, cobertura médica para los enfermos, acceso a la educación, entre otros.

Los modernos sistemas de comunicación, el Internet y las redes sociales, facilitan la organización de estos movimientos y también favorecen la cohesión entre personas de distintos lugares. La participación permanente da cuenta de una necesidad ciudadana por exponer sus problemáticas y participar de forma más activa en la resolución de problemas que afectan directamente la cotidianeidad de las personas.