Grecia: Cuna de la Civilización Occidental
16

Print Friendly

Para comprender las claves de la cultura en que vivimos y entender las principales características de la civilización occidental, es preciso que conozcamos sus orígenes y los principales acontecimientos de su evolución histórica. Por ello, es preciso que dirijamos nuestras miradas hacia al sureste del continente europeo, concretamente al extremo sur de la península de los Balcanes, lugar en que se desarrolló la cultura griega.

Aproximadamente a comienzos del primer milenio a. de C. en el territorio que en la actualidad ocupa el estado de Grecia, floreció las más avanzada de las civilizaciones del mundo antiguo y la cuna de la cultura europea. En ella, se establecieron las bases del conocimiento occidental y se desarrollaron disciplinas como la historia, la filosofía, las matemáticas, el derecho, el teatro, la medicina y la geografía. Además, en la esplendorosa Atenas de Pericles, nació la forma de gobierno más utilizada en el mundo contemporáneo: la democracia.

La historia de la cultura griega se desarrolló a lo largo de varios siglos y tiene como escenarios zonas geográficas muy diversas; de hecho, el dinámico relieve del territorio griego se divide en tres grandes zonas que ubican de norte a sur.

En primer lugar, aparece la denominada Grecia continental, que es la zona más extensa del territorio y en ella se encuentra el famoso monte Olimpo; además, esta zona se caracteriza por la escasez de terrenos llanos, aunque se destaca la planicie de Tesalia.

En seguida viene la llamada Grecia peninsular, que comprende la zona del Peloponeso; esta parte del territorio se haya unida al continente a través del istmo de Corintos y en ella se encontraba la legendaria ciudad de Esparta.

En tercer lugar corresponde a la denominada Grecia insular, y comprende en ella a Creta y a las islas del mar Egeo y del mar Jónico.

Como corolario, debemos añadir que el clima de Grecia es principalmente de carácter mediterráneo, aunque en la zona norte los inviernos son más fríos, lo que se suma a la presencia de una elevada pluviosidad.

En la actualidad el territorio en que se desarrolló la civilización griega es ocupado por la República Helénica, aunque tradicionalmente esta nación es conocida como Grecia, y es habitado por casi 11.000.000 de habitantes. De estos, una tercera parte se encuentra asentado en la capital Atenas y en su principal puerto, El Pireo.