Guerra Civil Española

El día 17 de julio de 1936, se sublevan las tropas nacionalistas, en los días posteriores el ejército avanza victorioso, el día 29 de septiembre, Francisco Franco fue designado general en jefe del bando sublevado…


Con mi trabajo quisiera exponer, los antecedentes que hacen que en España se produzca una guerra civil; lo cual claramente conlleva a violentos cambios sociales, culturales, políticos y económicos. Esta guerra civil se vivió durante tres años, desde 1936 hasta 1939.
Estos son procesos que a mi juicio, todos los países tienen de algún modo u otro que vivirlos, un ejemplo claro y parecido (lucha militar) a este caso son: la revolución francesa de 1798, la revolución rusa de 1917, la independencia de las colonias americanas, de las cuales algunas todavía no logran establecer sus repúblicas en forma sólida e independiente.
Con este estudio me gustaría demostrarles, que las cosas en la historia no pasan porque si, sino que cada hecho tiene un trasfondo, una cantidad variada de antecedentes y estos dependiendo de tu punto de vista o situación en la que te encuentres, se pueden contradecir.

Breve síntesis de la Guerra Civil Española

El día 17 de julio de 1936, se sublevan las tropas nacionalistas, en los días posteriores el ejército avanza victorioso, el día 29 de septiembre, Francisco Franco fue designado general en jefe del bando sublevado, algunos meses después, (noviembre) se inició la batalla por apoderarse de Madrid. En enero de año 1937, Estados Unidos decreta el embargo de armamento a los dos bandos, pero las tropas de Franco siguen presionando para alcanzar la zona del Mediterráneo completa, la ofensiva de estos en el norte es imparable. El día 1 de octubre el gobierno republicano, se traslada a Valencia al verse amenazado por el avance nacionalista.
En enero de 1938 Franco disuelve el gobierno quedándose él como jefe de éste. Luego de una seguidilla de luchas finalmente el día 21 de febrero de 1939 Franco preside en Barcelona el desfile de la Victoria. Así finaliza el período de la guerra civil que da paso a la dictadura de Francisco Franco.

Antecedentes que dan paso a la Guerra Civil

Históricos

España en el siglo XVI había sido la gran potencia colonial de Europa, dueña de América y otros territorios en Asia. Lo que le permitía decir que tenían un imperio “donde no se ponía el sol”. Sin embargo esta gran expansión de los recursos como el oro y plata de América significaron que España sintiéndose poderosa y rica en ese momento, no iniciara los cambios económicos que ocurrieron en otros países europeos.
Siguiendo la política mercantilista, Francia e Inglaterra especialmente iniciaron el desarrollo de sus industrias, establecieron un sistema económico proteccionista para mantener así una balanza de pagos favorable. Ésta prosperidad económica y tecnológica llevó a estos países a la Revolución Industrial. Desarrollaron la búsqueda de nuevos mercados iniciándose una gran expansión colonial de esta forma Francia e Inglaterra se repartieron gran parte de Asia, África y Oceanía. Mientras que España sólo mantuvo en África el norte de Marruecos, las Islas Canarias y Río de Oro.

De esta forma fue solo un corredor de las riquezas, no se desarrollo la agricultura, así como tampoco la ganadería, se dice que “…España es, entonces, el eslabón más débil del mundo capitalista;…” , sus colonias la abastecían de lo necesario, y con su oro podía comprar lo que deseara. Todo esto lleva a España al estancamiento, mientras los demás países europeos cambian sus estructuras sociales por sociedades industrializadas con grandes flujos de capital.

Los antecedentes histórico antes mencionados son más bien una introducción para tomar de lleno el resto de los antecedentes que fueron los detonantes de conflicto Español.
En la España de antes de la guerra incluso antes de 1931 todavía sigue una nobleza dueña de las tierras que no se preocupa de hacerla mas productiva “…el campesinado trabaja con las mismas herramientas que su antepasado de la Edad Media:…” . Incluso bastantes tierras pertenecen a la iglesia. Por otro lado la industria, en los lugres que existe, apenas se ha desarrollado saliendo de las manufacturas, y esto impide la movilidad social.
A principios del siglo XIX, España se ve invadida por Francia, que bajo Napoleón se ha convertido en la mayor potencia europea y la que dicta las políticas del continente.
Este hecho desata la movilización de las colonias Españolas para establecer un gobierno mientras el rey estuviera preso, lo cual termina en un acontecimiento más particular aún, la independencia de las mismas. Además a fines del siglo XIX, España pierde Filipinas y Florida en manos de Estados Unidos y se produce la independencia de Cuba. En fin, a raíz de estas situaciones ya nombradas, España deja de ser la potencia de otros tiempos. Lo cual produce, el descontento y la desmoralización del pueblo español. Esta situación se ve reflejada en diferentes acontecimientos organizados por los rebeldes como “la llamada “Semana Trágica”, durante la cual murieron 120 personas y ardieron 60 iglesias y edificios públicos.”. La situación fue realmente una tragedia sumamente violenta y tediosa. Este hecho constituye para muchos el primer indicio de la guerra civil.

Situación de la iglesia Católica

Éste es un asunto sumamente difícil va a ser la relación entre el régimen y la Iglesia Católica, ya que durante casi ocho siglos, el estado español había conservado una unión irrompible con la iglesia, podemos decir que España estaba empapada de catolicismo y ahora se añoraba la separación de estos, los nuevos lideres no quieren una Iglesia dominante, y no son sólo ellos sino que son los propios ciudadanos que exigen una Iglesia más cercana y consecuente ya que parecía que la Iglesia Católica venia recién saliendo de la “Edad Media”, su poderío espiritual era considerable y si hablamos del económico podemos decir que “Sin duda no era, a pesar de lo que se ha solido afirmar, el más grande propietario de bienes raíces del país; pero no distaba mucho de serlo.” Lo que obviamente produce descontento en parte de la población que siente que la iglesia se enriquece desmesuradamente en vez de ayudar a las clases más pobres.
Y finalmente como la Iglesia desde hacia siglos que estaba acostumbrada a ser tratada con mucha deferencia, se pronuncia al respecto y el Cardenal señala que junto a la Monarquía los derechos de la Iglesia Católica siempre fueron respetados, por lo tanto esperan que con la República suceda un fenómeno de igual naturaleza, pero el gobierno lo toma como un ataque y decide redactar un decreto con el cual reduce la enseñanza religiosa en los centro dependientes al Ministerio.

Desarrollo de la etapa anterior a la Guerra Civil de 1936

Frente a la crisis general el rey Alfonso XIII, incentiva a Miguel Primo de Rivera para que tome el poder y en septiembre de año 1923, da un golpe de estado asentándose como un dictador, se sabe que este hombre no abusó de su poder tratando de mantener siempre relación cercana con las clases trabajadoras, e incluso mostró preocupación por el bienestar de estas y a cambio de esta situación la UTG aceptó su mandato e incluso uno de sus miembros, el mismo general Largo Caballero fue nombrado consejero de estado. Durante estos años se vivió un clima de cierta estabilidad, lo cual se vio nuevamente amenazado por la recurrente oposición Catalana, ya que, sienten que están siendo explotados y quieren autonomía, estos sentimientos trataron de ser aplastados por el gobierno de Primo.
En ese momento el gobierno tenía otra gran oposición, esta era el ejército el cual se sentía independiente del estado, y obviamente el dictador hizo variados intentos para que eso no fuera así y finalmente suspendió de sus funciones a todo el cuerpo oficial que se le oponía.
En enero de 1930, luego de que el Rey se pronunciara descontento frente a la impopularidad de Primo de Rivera, decide hacer una consulta a las fuerzas armadas para saber si aún recibía cierto apoyo por parte de estas. Y al darse cuenta que el apoyo del ejército era mínimo presenta su renuncia.
En los meses siguientes a este hecho el rey Alfonso XIII, intenta por todos los medios conservar su trono y devolverle al país la prosperidad, pero esto no le fue posible.
El ejército se mostró simpatizante frente a la posibilidad de hacer de España una republica y fue así entonces que en abril del 31 el rey abdico. Ese mismo día el comité revolucionario por medio de Zamora establece que “…la proclamación de la Republica se llevará a cabo sin violencia: será “gloriosa excepción,” de una “revolución pacífica”,…” . La primera República se instaura con un gobierno integrado por diferentes personajes de tendencia moderada, el cargo de presidente lo ocupa Alcalá Zamora un republicano católico, Manuel Azaña un hábil intelectual anticlerical, radical de la burguesía, es nombrado ministro de guerra y Largo Caballero secretario general de la UGT, socialista, es nombrado ministro del trabajo. Este gobierno se ocupa inmediatamente de los grandes problemas que aquejaban a la sociedad Española de esos años. El campo, donde los campesinos se apoderaron de las tierra, mientras que el estado establecía un proceso más ordenado para establecer a las familias campesinas en los territorios expropiados, la iglesia, controlando de estuviera bajo el gobierno y que no abusara de su poder y el ejército; Largo dirigió sus esfuerzos en proteger a los pequeños propietarios, redacto por ejemplo la ley de accidentes de trabajo en las industrias. Y en varios de sus discursos declara “la revolución que queremos sólo puede hacerse con la violencia…” esto obviamente es bastante mal visto por los sectores de derecha.

El gobierno, además dictaminó la libertad de culto religioso, prometió instaurar el divorcio e inicio un programa escolar estatal y laico.
A fines de junio de 1931, se realizaron las elecciones de las Cortes y el resultado de estas fue la victoria para los republicanos de izquierda y socialistas; las cortes redactaron una nueva constitución ahora mucho más moderna y progresiva, laica y democrática, por ejemplo el artículo 44 establece: “La propiedad de toda clase de bienes, dice el segundo párrafo de dicho artículo, podrá ser objeto de expropiación forzosa por causa de utilidad social, mediante adecuada indemnización, a menos que disponga otra cosa una ley aprobada por los votos de la mayoría absoluta de las Cortes.”

A principios del año 1933, la república podía mostrar ciertos logros como la construcción de; 10.000 nuevas escuelas primarias que impartían educación laica para toda la sociedad. Además Cataluña obtuvo un gobierno autónomo al igual al que se le prometió a las provincias Vascas. Pero a pesar de esto no tuvo la fuerza necesaria para controlar los desórdenes y manifestaciones. Un ejemplo claro de este punto son los horrores cometidos por los anarquistas que quemaron iglesias, conventos y escuelas católicas sobre todo en las zonas de Madrid y Andalucía. En los meses de julio y agosto del años 31 la CNT (central nacional de trabajadores) organizó gran cantidad de huelgas de carácter violentísimo las cuales tuvieron que ser sofocadas por el gobierno usando artillería pesada, el resultado 30 muertos y cientos de heridos. Obviamente estas huelgas eran motivadas tanto por intereses económicos como políticos, destinadas a mantener vivo y conciente el sentimiento revolucionario. En el mes de agosto del año 1932 una fracción de las fuerzas armadas hizo un intento por intervenir; claramente no con afán de restaurar la monarquía, sino de derrocar a la dictadura. Esta revuelta fue encabeza por el capitán Sanjurjo quien luego de este incidente fue condenado a muerte, aunque luego se le revocó la sentencia a presidio perpetuo.

En el verano del 33, Añaza renuncia a su cargo y realizan nuevas elecciones, en la las cuales los miembros de derecha son apoyados por los partidos radicales, monárquicos y la CEDA en los años de este nuevo gobierno anti-monarquico, que duró hasta 1936 y “Bajo esta coalición tuvo lugar una rápida destrucción de las innovaciones progresistas introducidas entre 1931 y 1933. Las leyes y decretos de aquellos años fueron revocados, suspendidos o ignorados.” En el año 1934 se sucedieron varias huelgas y revueltas , simultáneamente los socialistas y la UTG evolucionaron progresivamente, asumiendo un rol mucho más revolucionario.
Ya entrando en el año 1936, se volvió a convocar a “…elecciones de diputados a Cortes, consulta que a dado por resultado un triunfo decidido para el bloque de izquierdistas, o sea el llamado “Frente Popular”.

A pesar de que en el momento en que me dirijo US. el presente oficio no se determina aún, en forma definitiva,…, el numero de representantes que tendrá cada entidad política en el Parlamento, la victoria izquierdista no se discute…” podemos decir también que Azaña ocupó finalmente el cargo de primer ministro, quien luego fue sucedido por Casares Quiroga al ocupar la presidencia. Estos gobiernos fueron considerados burgueses, liberales y democráticos y no hicieron que la situación de España variara mucho, incluso apoyaron que el campesinado se apropiara de vastas extensiones de terreno que les pertenecían a los latifundistas, y el hecho que el gobierno no era capaz o no quería controlar la situación se difundió entre la clase alta, que mantenía una estrecha relación con los partidos fascistas de Alemania e Italia, y entonces miembro de las clases altas, afirmaron públicamente que durante los cuatro meses de gobierno sólo se había seguido cometido actos de vandalismo por parte de los republicanos. Y el 13 de Julio de 1936 un importante acontecimiento que es el asesinato de José Calvo Sotelo, jefe máximo de la oposición en las Cortes aumenta aún más el clima de descontento de ésta y el desorden dentro de España. Se cree incluso que esto fue “la gota que rebalsó el vaso” para que se diera inicio a la Guerra Civil Española.

En una de las cartas enviadas por el embajador de Chile en España durante ese período dice “El alevoso asesinato del líder monárquico Sr. Calvo Sotelo, ha precipitado dicho movimiento. Marruecos, Canarias, Las Baleares, Zaragoza, Barcelona, Burgos, Rioja, León, Logroño, Andalucía, Albacete, se levantan en armas contra el poder central.”
Mola despachó las últimas órdenes para la rebelión que se inicio en 17 de julio, a las 5 de madrugada para luego extenderse hasta la zona de España peninsular, en ese minuto el gobierno realiza desesperados intentos para que la guerra civil no se lleve a cabo, pero no dan ningún resultado. El 29 de septiembre Francisco Franco fue designado generalísimo de las tropas rebeldes. “Una vez conquistada la aislada zona septentrional de la república, las tropas de Franco presionaron por el bajo Aragón hasta llegar al mediterráneo, cortando en dos la zona republicana…”, “Madrid se resistió al asedio hasta el 28 de marzo, y el 1 de abril de 1939 concluyó oficialmente la guerra.”

Influencia de la política internacional en España

Asia 1914 se inicia la primera guerra mundial que termina en el año 1918, ésta para muchos significa en un comienzo ayuda para la decaída economía española, ya que, al mantenerse al margen de las alianzas que se forman, se convierte en proveedor neutral de productos alimenticios y también en cierta medida de productos industriales. Sin embargo con el retorno de la “paz” Europa la excluye nuevamente del mercado mundial; esto sucede en 1929, cuando las barreras aduaneras levantadas por la potencias cerraron definitivamente el mercado para España y provocaron el hundimiento de ésta economía lo cual es un factor considerado sustancial para que se de inicio a los conflictos internos en España.
Entre tanto triunfa la revolución Rusa en 1917, en un país donde el desarrollo había sido lento, el campesinado por siglos había permanecido en una situación miserable y la industria se había desarrollado tardíamente. Esta misma situación es la que encontramos en España en el siglo XX, anterior al inicio de la guerra civil, cuando los partidos de izquierda sobre todo los comunistas Stalinistas apoyan e incentivan al recién formado. Partido Comunista Español. Ellos ejercen mucha influencia en el pensamiento de los españoles, sobre todo de lo jóvenes que en esa época al igual que el resto del país solo querían una solución a sus problemas y estaban dispuestos a luchar hasta la muerte por lo que consideraban justo. Aunque estos grupos comunistas españoles tenían un fuerte apoyo por parte del la Unión Soviética, en general los comunistas “oficiales” con excepción de algunos sectores como el de Asturias, Málaga, Cádiz y Sevilla, estaban aislados del movimiento obrero español y para 1935 quedó claro que era necesario ampliar el numero de adeptos y superar a la Alianza obrera y el Partido Comunista entonces propuso una “nueva fórmula” diferente al llamado “Frente Popular” que consistía en una alianza con los republicanos liberales y se realizaría una serie de reformas democráticas.

No puedo dejar de nombrarles al grupo de Anarquistas que se desarrollan al igual que los comunistas y socialistas, ellos consideraban que el estado era una “opresión por excelencia”, de hecho para ellos era lo mismo un estado “burgués” y un estado “obrero”.

España es un país atrasado con respecto del resto de Europa en el tema de la industrialización, por lo cual los problemas sociales que se habían vivido en Europa durante la segunda mitad del siglo XIX se están viviendo recién, aquí, estos ocurre más o menos entre los años 1915 y 1930. Estos son; el crecimiento de un proletario, aunque no de gran numero pero si con grandes problemas como: la sobre explotación de este, la clase obrera que vive en la pobreza y no tiene posibilidades de surgir, las malas condiciones de vida en área de la salud, aumento de la mortandad infantil y la mala explotación de los campos, ya que, gran numero de campesinos se trasladan a la ciudad en busca de una mejor calidad de vida, este problema se ve ampliado, quizás no directamente pero si en cierto modo por la toma de conciencia de ciertos sectores de las clases mas altas de España lo cual genera roces y

Conclusión de la Guerra Civil Española 

En España se produce una guerra civil a causa del atraso económico, producto del relajo de la nobleza y la burguesía debido al innecesario esfuerzo por conseguir riquezas, ya que estas las conseguía de sus colonias en el continente americano. A esto se suma la fuerte presión que ejercía la iglesia Católica sobre la moral y el comportamiento de los españoles, jugando esto también en contra del desarrollo económico, ya que, por concepción dogmática se consideraba a las ganancias como pecaminosas, esto le más tarde le juega en contra a la iglesia ya que las clases con bajos recursos se dan cuenta que el clero sí poseía riquezas. Este factor económico unido al social hace de España una sociedad atrasada lo cual se liga con el conflicto político ya que este surge de algún modo para aplacar todas las desavenencias dentro de España.
Por otra parte en el año 1936 aunque Europa ya había salido de la primera guerra mundial igualmente sus aparatos republicanos se encontraban aún inestables y las rencillas políticas y sociales no estaban saldadas. Por esta causa las potencias como Alemania, Italia, URSS apoyan a los diferentes bandos de España y aportan material bélico para que su “equipo preferido” gane la guerra.

En conclusión España no tuvo la organización jerárquica suficiente, independencia para solucionar sus problemas sociales en forma paulatina y sin tanta violencia.
Si pudiéramos hacer un paralelo llevado al momento actual concluiríamos que España se encontraba en ese momento de alguna forma como se encuentran en el siglo XXI, ciertos países de Latinoamérica como Argentina, Perú, Nicaragua, etc. con malas situaciones internar que hace que no sea posible la paz ni la equidad social.