VALORA :

Guerra del Golfo Pérsico

Introducción

El problema que investigó el grupo es el de la Guerra del Golfo Pérsico, específicamente su desarrollo y las consecuencias posteriores de esta guerra, ocurrida entre fines de 1990 y principios de 1991.

Este conflicto armado nos interesó de manera particular por su cercanía con nuestra época, ya que ocurrió hace unos 10 años aproximadamente, y sus consecuencias todavía se sienten y se seguirán sintiendo en los próximos años.

Al plantearnos el tema, pusimos como hipótesis de que la Guerra del Golfo Pérsico tuvo un desarrollo favorable a EEUU y que las principales consecuencias de la guerra del Golfo fueron de carácter económico. Creemos que es lo mas lógico, puesto que la zona del Golfo Pérsico es donde están mas de la mitad de las reservas mundiales de petróleo, por lo cual el precio de este tendrá modificaciones de manera que habrán consecuencias económicas, al final de este trabajo comprobaremos si nuestra hipótesis es verdadera o falsa.

Antes de empezar la lectura de este trabajo queremos como grupo agradecer al profesor Fernando Soto por servir de guía, a la Biblioteca del Colegio Saint George y nuestros compañeros de opcional por ayudarnos con su crítica constructiva para progresivamente ir mejorando nuestro trabajo.

Desarrollo del conflicto

El Golfo Pérsico es una zona ubicada en el Medio Oriente. Los Emiratos Arabes Unidos, Arabia Saudita, Qatar y Kuwait están en la costa sudoeste, Irak está en la costa norte e Irán está en la costa noreste.

Desde tiempos inmemorables ha sido una zona de conflicto. Desde la independencia de Kuwait del Imperio Otomano ha habido problemas con Irak, que reclama que históricamente le pertenece el territorio kuwatí.

Luego las relaciones entre ambos países mejoraron en la guerra Irán-Irak (1980-1988) donde Kuwait ayudó económicamente a Irak, pero después Irak pidió que se le perdonara la deuda y que se cooperara con mas dinero. Al mismo tiempo, Irak acusaba a Kuwait de extraer mas petróleo del que le estaba permitido según convenciones internacionales, bajando así el precio del petróleo iraquí. Las acusaciones se formalizaron el 17 de Julio, cuando Irak acusó públicamente a Kuwait de sobreproducción y robo de petróleo en el campo petrolífero de Rumilia.

Las acusaciones de Irak sobre Kuwait empezaron a hacerse mas fuertes, pero como eran diferencias de carácter económico nadie temía un posible ataque y menos una invasión. Algunos gobiernos árabes intentaron mediar la situación cuando empezó el movimiento de tropas iraquíes; los gobiernos europeos y Estados Unidos creían que solo era un movimiento para intimidar a Kuwait. Los mediadores árabes finalmente convencieron a Irak y Kuwait de ir a una reunión en Jiddah, Arabia Saudita, el 1° de Agosto de 1990, pero solo fueron ataques continuos entre ambos representantes. Una segunda reunión estaba planeada en Baghdad, pero Irak invadió Kuwait al día siguiente. Muchos analistas creen hasta el día de hoy que todo estaba planeado para invadir Kuwait.

El 2 de Agosto de 1990 Iraq invadió Kuwait un poco después de la medianoche local. Unas 150.000 tropas iraquíes, en gran mayoría veteranos de la guerra Irán-Irak, rápidamente superaron a las fuerzas kuwatíes ubicadas en la frontera, que no sumaban mas de 20.000. Inmediatamente las Naciones Unidas llamaron a Saddam Hussein, principal líder iraquí a desistir, ante lo cual no hizo caso. Al anochecer Irak tenía control sobre Kuwait City, capital del país invadido, y luego las tropas iraquíes estuvieron en control de todo el país.

Para ganar algún voto a favor, los iraquíes trataron de unirse con los demócratas kuwatíes que se oponían al reinado de la monarquía Sabah, pero como esta iniciativa no captó la atención de los demócratas y menos de alguna nación extranjera, Irak instaló un gobierno temporal.

Las reacciones internacionales no se hicieron esperar. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y la Liga Arabe condenaron inmediatamente la invasión. El 6 de Agosto de 1990 se autorizaron las medidas económicas contra Irak, imponiendo un embargo económico que prohibía casi todo tipo de intercambio económico con Irak. En señal de respuesta Irak anexó Kuwait el 8 de Agosto de 1990, pasando así a ser temporalmente parte del territorio iraquí, en esta misma fecha llamaron a la exiliada monarquía Sabah a pedir un mayor apoyo internacional. En Octubre del mismo año, la familia Sabah se reunió con los demócratas en Jiddah, Arabia Saudita y prometió de que se ellos volvían al poder, se volvería a tener parlamento orden constitucional (ambos habían sido suspendidos en 1986), ante esta oferta los demócratas le dieron todo su apoyo a la familia exiliada, ganando así apoyo internacional para poder sacar a Irak del país.

Cualquier intento armado expulsar las fuerzas iraquíes de Kuwait tenía como pieza clave a Arabia Saudita, que tiene fronteras tanto con Irak como con Kuwait. Arabia Saudita no tenía la mínima intención de pelear contra Irak, y si invitaban a otros países a pelear contra Irak aparecerían como influenciados por estos. Pero finalmente las fronteras del país fueron abiertas a las fuerzas extranjeras, principalmente por la agresiva política diplomática de Irak y por la información de inteligencia norteamericana que señalaba que Irak se encontraba en una posición favorable para atacar Arabia Saudita en cualquier momento. Otros estado como Egipto y Siria se declararon a favor de un ataque, por la amenaza de que Irak los atacara en cualquier momento, las fuerzas europeas apoyaron un ataque debido a que Irak podía tomar definitivamente el control sobre el petróleo, y otros miembros de las Naciones Unidas se negaron a un ataque ya que estaba mal que un miembro de la organización destruyera a otro.

Una gran cantidad de fuerzas internacionales se empezó a reunir en Arabia Saudita. EEUU cooperó con 400.000 tropas, y más de 200.000 vinieron desde distintos países como Arabia Saudita, Egipto, Francia, Senegal, Siria, Níger, Marruecos, Gran Bretaña, Emiratos Arabes Unidos, Qatar, Omán, Pakistán, Kuwait y Bahrein. Otros países como Canadá, Italia, Argentina, Australia, Grecia, Dinamarca, Portugal, Noruega, Bélgica, España, Checoslovaquia, Holanda, Nueva Zelanda, Polonia y Corea del Sur contribuyeron con barcos, fuerzas aéreas y unidades médicas. Turquía permitió que los aviones de la coalición ocuparan sus bases aéreas, Japón y Alemania dieron apoyo económico. La meta en un principio prevenir que Irak continuará con su afán expansionista, pero todos los países eran conscientes de que la fuerza en algún momento tendría que ser ocupada para sacar a Irak de Kuwait.

Ante los inminentes ataques los iraquíes trataron de separar y crear discordia en la coalición. Declararon públicamente de que sus adversarios pagarían las consecuencias, y también dijeron de que ocuparían armas biológicas y químicas y que atacarían con misiles ciudades densamente pobladas. También mantuvieron prisioneros a ciudadanos extranjeros de países de la coalición, ya que los retendrían en zonas de posible bombardeo para así ocuparlos como “escudo humano” y evitar bombardeos, pero esta iniciativa se vio frustrada cuando en Diciembre de 1990 soltaron a todos los extranjeros debido a la presión mundial. Para hacer decaer el apoyo árabe a la coalición, los iraquíes apelaron a que si las Naciones Unidas no habían forzado a Israel a dejar territorios árabes en la Guerra de los Seis Días (1967), entonces no deberían forzarlos a abandonar Kuwait. Incluso dijeron que quizá abandonarían Kuwait si Israel dejaba los territorios que están ocupados desde la guerra. Muchos países árabes como Yemen o Jordania mostraron apoyo a estas declaraciones, pero fueron países que no pertenecían a la coalición. Solo Marruecos y Siria disminuyeron su apoyo a la coalición debido a estas declaraciones.

Los 2 problemas principales que enfrentaba la coalición a fines de 1990 eran:

  1. Un posible ataque por parte de las fuerzas iraquíes antes de que estuvieran reunidas todas las fuerzas de la coalición, lo cual nunca se llevó a cabo.
  2. La posible retirada parcial de Kuwait por parte de los iraquíes. Esto hubiera creado un quiebre en la coalición, ya que unos hubieran ido a favor de un ataque para echar las fuerzas iraquíes definitivamente, mientras que otros se hubieran opuesto a este tipo de medida.

El 29 de Noviembre de 1990 es una fecha clave, ya que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas pone un plazo límite a la ocupación iraquí, 15 de Enero de 1991. Después de esta fecha será ocupado “todo medio necesario” para echar a Irak de Kuwait. Los iraquíes rechazaron el ultimátum, pero aceptaron una reunión entre el Secretario de Estado norteamericano James Baker y el Ministro de Relaciones Exteriores iraquí Tariq Aziz. En la reunión ambas partes se opusieron a hacer un compromiso, incluso los iraquíes amenazaron con atacar Israel si no se retractaban del ultimátum. De esta manera, EEUU demostró de que el problema no se arreglaría a través de las negociaciones.

La inminente llegada de un ataque creo discordia dentro de la población norteamericana. Los detractores se basaban en que no era necesario poner en peligro la vida de los soldados norteamericanos para asegurar un buen precio para el petróleo, por lo que sanciones económicas bastarían para echar a Irak. El presidente de EEUU George Bush dijo de que principios políticos mayores estaban involucrados y por lo tanto las medidas económicas no servirían. También se planteó de que el presidente no tenía el derecho de declarar atacar sin una declaración de guerra por parte del Congreso, pero el 12 de Enero de 1991 el Congreso aprobó el uso de fuerza, dejando nulo un debate interno.

Una vez que pasó la fecha establecida por la ONU y sin que hubiera un cambio de actitud por parte de Irak, se dio comienzo a la Operación Tormenta del Desierto, liderada por el general norteamericano Norman Schwartzkopf . En la mañana del 17 de Enero de 1991 las fuerzas de la coalición empezaron un masivo ataque aéreo.

El ataque aéreo tenía tres objetivos:

  1. Atacar las defensas aéreas iraquíes.
  2. Crear un quiebre entre las tropas y las bases iraquíes
  3. Debilitar las fuerzas terrestres del ejército iraquí.

El ataque a las defensas aéreas no tuvo mayores complicaciones, pasando a quedar rápidamente en manos de la coalición el espacio aéreo de Irak y Kuwait. El segundo objetivo trajo más problemas a la coalición, porque requería atacar el sistema eléctrico, destruir puentes, centros de comunicación y otros lugares que generalmente estaban ubicados en áreas civiles, por lo cual por muy precisas que eran las armas, igual hubieron civiles que resultaron heridos o muertos por estos ataques. El tercer objetivo fue cumplido después de 5 semanas y media y más de 100.000 vuelos de los aviones de la coalición.

Ante la situación en el campo de batalla, Irak lanzó misiles Scud en Arabia Saudita e Israel, de manera que las fuerzas se dividieran. Pero la iniciativa falló porque Israel no tomó represalias y así no se dividieron los intereses de la coalición. Irak empezó a correr la voz de que se ocuparían armas químicas y biológicas en futuros ataques. EEUU ante este rumor también dijo de que un ataque de este tipo provocaría una respuesta masiva, que podría incluir el uso de armas nucleares. Un mes después de los ataques aéreos el ministro iraquí Tariq Aziz viajó a Moscú para negociar una posible rendición por parte de las fuerzas de su país. Con la atmósfera reinante en la zona, la coalición empezó a sentir la victoria y el presidente de EEUU George Bush lanzó un nuevo ultimátum para el 23 de Febrero de 1991, pero esta vez las tropas iraquíes tenían que haber abandonado Kuwait para la medianoche.

Al no cumplir nuevamente con el ultimátum, el 24 de Febrero de 1991 empezó una nueva ofensiva por parte de la coalición, pero esta vez era por tierra. El primer punto de ataque fue el sudoeste iraquí, dirigiéndose luego al norte, luego al este hacia el puerto iraquí de Al Basrah. Esta maniobra rodeó Kuwait, dejando a las tropas iraquíes al interior de Kuwait y sudeste iraquí. Ante el inminente fin, las tropas iraquíes se empezaron a rendir, y el ejército se empezó a concentrar en ocupar sus mejores tropas para destruir la industria y algunos edificios kuwatíes, dejando así muchos pozos petroleros incendiados y creando un gran daño ambiental. El 26 de Febrero los líderes de la resistencia kuwatí se declararon en control de Kuwait City.

El 28 de Febrero, con el colapso de las tropas iraquíes y la recaptura de Kuwait, la coalición declaró un cese del fuego. El 2 de Marzo el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas hizo una resolución con los términos del cese al fuego, el cual fue aceptado por los líderes iraquíes al día siguiente. Otros objetivos que se podrían haber agregado, como el derrocamiento del gobierno iraquí y la destrucción de las fuerzas iraquíes no fueron aceptadas por todos los miembros de la coalición. La negativa estaba principalmente por el lado de las naciones árabes, que decían que la guerra era para restaurar a un país y no para destruir otro. Al mismo tiempo a EEUU no le convenía expandir los objetivos, porque de esta manera se hubiera visto envuelto en una lucha sin fin.

Como balance de la guerra, los iraquíes no lograron ninguno de sus objetivos, quedando en una pésima posición política, económicamente devastados y militarmente derrotados. Las pocas fuerzas iraquíes que sobrevivieron tuvieron que controlar dos rebeliones un tiempo después: una de los musulmanes Shiitas en el sudeste y otra de los Kurdos en el norte de Irak.

Consecuencias de la Guerra del Golfo Pérsico

Las consecuencias de la Guerra del Golfo Pérsico todavía se siguen sintiendo hasta el día, ya que es un suceso que tenía muchos antecedentes históricos anteriores y porque es relativamente reciente (10 años aprox.) por lo cual sus efectos se siguen sintiendo en el ambiente mundial.

Para este trabajo, hemos dividido las consecuencias de la guerra en tres grandes áreas:

  1. Consecuencias económicas
  2. Consecuencias sociales
  3. Consecuencias políticas

Consecuencias económicas

Las consecuencias económicas de la Guerra del Golfo Pérsico pasan principalmente por los daños causados y las sanciones económicas aplicadas a Irak.

Lo anterior se desprende del hecho de que el factor que podría haber sido el de mayor controversia, el petróleo, recuperó su estabilidad luego de que las fuerzas de la ONU se establecieron en la zona, por lo cual no hubo problemas con el precio del petróleo.

Se calcula que luego de la Guerra el gobierno iraquí ha tenido que pagar daños por más de 75 billones de dólares a Kuwait, sin contar el embargo económico que pesa hasta el día de hoy sobre Irak, por lo que hoy en día prácticamente no tiene intercambio con otras potencias mundiales. Algunos reportes dicen de que cientos de miles de niños han muerto de hambre y otras enfermedades debido a que el país no cuenta con los recursos para poder solucionar estos problemas. Ni siquiera la exportación de petróleo ha podido dar una solución al problema, ya que no basta para reconstruir un país casi destruido por completo, pero que se niega a dejar los conflictos en el pasado y hasta el día de hoy hace de la zona del Golfo Pérsico un foco de conflicto mundial.

Consecuencias sociales

La Guerra del Golfo Pérsico arrastró una serie de consecuencias sociales, tanto para la zona del medio oriente como para la coalición, especialmente EEUU.

Síndrome de la Guerra del Golfo

Luego de la Guerra del Golfo, miles de soldados empezaron a sentir síntomas de un notorio debilitamiento de salud tales como vómitos, diarrea, dolor abdominal, insomnio, pérdida de memoria en cortos períodos, dolores de cabeza, visión borrosa, etc.
La causa de estos síntomas hasta ahora es desconocida y el gobierno norteamericano se ha negado a dar una versión oficial. Se cree que las principales causas de este síndrome radican en la exposición por parte de los soldados a armas químicas y biológicas. Otra causa posible es el uso de drogas experimentales en soldados para protegerlos de las armas químicas, vacunaciones contra distintas enfermedades, insecticidas usados sobre las zonas de combate, y el efecto del humo de los pozos petroleros quemados por los iraquíes. Luego de la Guerra no se dieron estadísticas de los afectados, aunque en 1996 un comunicado del gobierno norteamericano dijo que los afectados serían más de 20.000.

Destrucción de Irak

Se podría decir a grandes rasgos de que la Guerra del Golfo terminó por destruir una sociedad que estaba seriamente desgastada tanto por los conflictos armados, como los políticos al interior del país.
Desde la Guerra con Irán, la sociedad iraquí estaba ya desgastada por los conflictos armados, y luego esta Guerra que tuvo un poder destructivo altísimo terminó por destruir un país que basaba su poder principalmente sobre las armas y la dictadura política de Saddam Hussein, que era capaz de sacrificar a miles de civiles con tal de cumplir sus objetivos.
Las estadísticas dicen de que hubieron más de 40.000 bajas iraquíes, las cuales se traducen en niños huérfanos, madres solteras y hogares destruidos. La economía también hizo que el fenómeno social de la Guerra aumentara ya que dejó al país en extrema pobreza por lo cual se levantaron rebeliones contra el gobierno.

Choque cultural

Una consecuencia menor, pero no por esto poco importante fue el fuerte choque cultural que hubo con la llegada de los soldados de la coalición al Medio Oriente. Pasar del mundo del occidente, donde la mujer es mirada en casi igualdad de condiciones hasta un mundo donde andan con vestidas de negro y son miradas como un objeto fue una experiencia muy traumática para muchos soldados, especialmente norteamericanos.

Consecuencias políticas

Las consecuencias políticas de la Guerra del Golfo van apuntadas mas que nada al nuevo orden que se estableció en el mundo, orden en el cual EEUU se impone como la principal potencia mundial, pasando a tomar un papel de pacificador, incluso pasando por sobre las Naciones Unidas en ciertas determinaciones.

Política de contención dual

Es una estrategia que quedó como consecuencia de la guerra del Golfo. Es una estrategia diseñada para contener tanto a Irán como a Irak, usando como instrumento la presencia militar para inducir a ambos en un cambio de conducta, o un cambio de gobierno en el caso de Irak.
La contención de Irak ha sido mas aceptada internacionalmente, envuelve distintas áreas tales como el reforzamiento de las zonas de no-vuelo establecidas por la ONU, el embargo de las ventas de armamento militar y la exportación de petróleo. EEUU es el principal artífice de esta política, que pretende evitar una posible rebelión por parte de Irán e Irak en el futuro.
A pesar de las supuestas ventajas de este sistema, muchos aliados de EEUU se oponen a este debido a que significa un trato igual a dos países con dos países con distinto tipo de situación política, y que ofrecen distinto tipo de amenaza. Muchos aliados creen que esta política debería de terminar con Irán para así incorporarlo al bloque oeste en el futuro próximo.

Restablecimiento de la monarquía kuwatí

Luego de la Guerra fue restaurado el régimen monárquico de la familia Sabah. En 1992 el emir Sheikh Jaber al-Ahmad al-Jaber al-Sabah, cumplió con su promesa de volver a dar poder al parlamento. Muchos palestinos abandonaron Kuwait después de la Guerra, debido a las opiniones vertidas por Yaser Arafat por parte de la OLP, en las cuales el junto a otras figuras palestinas apoyaban a Saddam Hussein y su juicio contra los israelíes. Más de 400.000 palestinos fueron expulsados del país.

Conclusión

Luego de la larga investigación llevada a cabo por el grupo, nos dimos cuenta que según nuestro punto de vista las mayores consecuencias de la guerra del Golfo fueron las de origen social, seguidas por las políticas.

Esto, porque las consecuencias sociales son de una magnitud mucho mayor de la que nosotros pensamos en un principio, ya que son consecuencias que tendrán vigencia por muchos años más.

Las consecuencias políticas también tienen una gran importancia, ya que EEUU se estableció definitivamente como potencia mundial y como supuesto pacificador de los problemas mundiales, posición que le ha traído más de un roce con otras potencias mundiales por inmiscuirse en asuntos que no le competen.

Por otro lado, la primera parte de nuestra hipótesis es verdadera, ya que de todas maneras el desarrollo del conflicto fue favorable a la coalición, la cual estaba formada por más de un 50% de soldados americanos. El desarrollo no tuvo ningún problema para los americanos, ya que todas las batallas fueron ganadas sin mayor contratiempo.

Finalmente, podemos concluir de que esta guerra significó un hecho importantísimo para la historia contemporánea, porque significó el comienzo de la incorporación de la tecnología en el armamento de los soldados, incorporando sistemas como el GPS (Global Positioning System), aviones bombarderos de difícil detección, filmación de bombardeos en vivo, armas químicas y biológicas, misiles de largo alcance. El concepto de la Guerra cambió significativamente desde el Golfo Pérsico, ya que de estallar un conflicto mundial en el futuro, sería de magnitudes descomunales y tendría armamento y adelantos que pondrían en jaque la vida de todas las personas.

Etiquetas:

escrito por:

Pablo Munoz

Somos una comunidad de recursos para escolares.

+ MÁS