Guerra Fría: Nuevos actores en el escenario mundial

Conoce a los protagonistas de la Guerra Fría: la política de bloques de Estados Unidos y la URSS, y los países que emergen en el nuevo escenario internacional.


 El Nuevo Escenario y la Política de Bloques

Después de la Segunda Guerra Mundial, las antiguas potencias europeas se hallaban en ruinas y con una economía quebrada. En la segunda mitad del siglo XX se configura un nuevo escenario donde dos hegemonías o ejes de poder se disputan el mundo: por un lado Estados Unidos con una estrategia liberal/capitalista y por otro la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas) con una política socialista. El antagonismo de ambas ideologías los llevó a establecer zonas de influencia que polarizaron al planeta. La expresión ‘cortina de hierro’ o ‘telón de acero’, hecha popular por Winston Churchill, reflejó la división del mundo en dos bloques.

Bloque Occidental

Estados Unidos formó una zona de influencia heterogénea. A través del Plan Marshall, que otorgaba ayuda económica a los países que se distanciaran de los principios socialistas, y la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte; por sus siglas en ingles) que procuraba ayuda militar, se conformó el bloque en el que contaba con: Grecia, Noruega, Islandia, Reino Unido, Dinamarca, la Republica Federal Alemana (RFA, Alemania Occidental o del Oeste), Italia, Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo. Dentro de la zona de influencia europea también se encontraban Francia, Austria, Irlanda y Suecia que, aunque se declaraban neutrales. Además se consideraba a otros países no europeos como Canadá y Turquía. En Asia, países islámicos moderados como Irán e Indonesia también se identificaron con este bloque.

 Características

  • Política: Favorecen la democracia representativa en un sistema liberal, es decir donde los estados no interfieran en la economía.
  • Economía: Presentan un sistema de mercado de economía capitalista, donde los individuos, empresas y corporaciones se encargan de la producción y  del intercambio de bienes y servicios de forma libre, o independiente del Estado.

Bloque Oriental

Al este de la cortina de hierro, la Unión Soviética abarcó la unión de repúblicas como: Bulgaria, Checoslovaquia, República Democrática Alemana (RDA o Alemania del Este), Hungría, Polonia y Rumania; Yugoslavia y Albania, aunque socialistas discrepaban con las políticas de la URSS. Este bloque se vinculó a través del Consejo de Ayuda Mutua Económica (COMECOM) y del Pacto de Varsovia para el apoyo militar. Fuera del espectro europeo, algunos de sus aliados fueron (dependiendo de la coyuntura política) la República Popular China, Corea del Norte, Vietnam del Norte, Cuba y algunas de las nuevas naciones africanas como Etiopia, Mozambique y Angola.

Características

  • Política: Defendía ideales comunistas y socialistas en su órbita de influencia. Suprimir la propiedad privada y la vindicación de la clase proletaria eran algunas de sus principales doctrinas. La URSS tenía un régimen totalitario comunista con líderes emblemáticos como Vladimir Lenin y Iósif (o Joseph) Stalin. Existía solo un partido: el comunista.
  • Economía: Presentó una economía planificada, regulada por la Unión Soviética o los sistemas centrales en los países satélites. En esta la producción y el intercambio de bienes y servicios era regulada por el régimen. Implicaba la nacionalización de la industria, precios fijos y un monopolio respecto del comercio exterior.

Movimiento de los Países No Alineados

Para 1955 se celebró la Conferencia de Bandung (Indonesia) entre países que se declaraban neutrales entre los dos bloques de la Guerra Fría. Ésta fue la antesala al Movimiento de los Países No Alineados establecida en la Cumbre de Belgrado de 1961. Los principios que se propusieron reflejaban el sentido de no injerencia respecto al conflicto de las potencias y de apoyo a los principios de organizaciones como la ONU ante la igualdad de derechos de los seres humanos sin importar su raza o nacionalidad.

El movimiento de los No Alineados dan cuenta del quiebre de los regímenes coloniales como un proceso latente durante la Guerra Fría y del actuar político que toman las naciones recientemente independizadas.

Por posicionarse al margen del conflicto entre las potencias y manifestar sus propias inquietudes, también visibilizan las características del llamado Tercer Mundo en el siglo XX.