Guerra Fría: principales características

Se entiende por Guerra Fría el tenso periodo que atraviesan las relaciones internacionales, una vez terminada la Segunda Guerra Mundial. Ese periodo se extiende hasta principios de los años 90. A diferencia de La primera Guerra y su tratado de paz de Versalles (1919), la segunda Guerra no firmó ni un pacto de paz, las relaciones entre las potencias se rompieron y se formaron dos grandes bloques, determinados por sus diferencias políticas, ideologías y culturales. El conflicto Este-Oeste entre los países de sistema comunista y los de sistemas capitalistas, estalla cuando ambas potencias intentan extender sus influencias y dominios a otros territorios.


Las relaciones internacionales frente a la Guerra Fría

Europa tras  la Segunda Guerra Mundial quedó totalmente devastada. Necesitaba de la Unión entre Los EEUU y la URSS, para asegurar la paz. Las tropas aliadas difieren entre si, por un lado la democracia occidental de los Norteamericanos y por otro la postura Comunista de los soviéticos entablaron una desconfianza mutua, que terminará en los conflictos y tensiones que detonan la llamada Guerra Fría
Durante los 50 años posteriores a la Guerra, se forma, divide y desaparece el bloque comunista. Su postura, contraria al Capitalismo, dio lugar a la siniestra carrera de conseguir más armas nucleares, en ambas potencias y así implantar sus modelos de gobernabilidad a todo el mundo.

Ésta es una lucha de carácter económico, social, militar e ideológico que se desarrolla hasta el fin de la Unión Soviética (1989, con la caída del muro de Berlín y 1991 con el golpe de estado en la URSS). Como resultado de este enfrentamiento, se consolida el Capitalismo como el sistema económico hegemónico del mundo.

 La Hegemonía Capitalista

Será en 1947 cuando Europa queda dividida en 2 bloques (Bloque Capitalista, liderado por los Estados Unidos) y el Bloque Comunista (liderado por La Unión Soviética). Estados Unidos, gobernado por Truman, tomó conciencia de su poder económico y aumentó su gasto militar, implementando estrategias para frenar el avance comunista en Europa.
La doctrina de Truman, estableció que los Estados Unidos debía ayudar a los pueblos libres que se resistan a ser subyugados por minorías armadas o por presiones exteriores.
Una de los objetivos fundamentales de la política exterior norteamericana,  fue la creación de condiciones en las cuales las Naciones puedan fijar una manera de vivir libre de imposiciones arbitrarias. Ésta fue una de las principales causas de la guerra con Alemania y Japón.
Estos objetivos se cumplirían siempre y cuando ayudaran a la reparación de Europa Con el llamado plan Marshall. Este plan consistió en la reconstrucción económica de Europa en base a transferencia de fondos, La Organización Europea para la cooperación Económica (OECE), recibió alrededor de 13 millones de dólares de la época.

La división de Alemania

El 8 de mayo de 1949 se aprobó en Alemania Occidental, la constitución que ratificó la creación de la Republica Federal Alemana (RFA) con capital en Bonn. Este mismo año en Alemania Oriental se creó la Republica Democrática Alemana (RDA), su capital fue Pankow, aunque posteriormente se trasladaría a Berlín.

La división de Alemania podría ser unos de los símbolos  más representativos de la Guerra Fría. Ya que fue la línea de roce entre los bloques, en los que se produjeron momentos de alta tensión. Berlín mantuvo comunicación con los otros dos sectores hasta 1961, año en la que la RDA levantó un muro de división fuertemente vigilado, evitando el paso al lado occidente, éste es el llamado Muro de Berlín.

Las extremas diferencias entre ambos bloques, provocaron la creación de alianzas militares. Por el lado occidental, se establecieron una serie de tratados regionales que creaban un cerco en torno a la URSS y China Popular. Esta política se acabó en abril de 1949 con El Tratado del Atlántico Norte (OTAN). La remilitarización de la RFA y su integración a la OTAN, provocó la respuesta del bloque socialista, la formación de una alianza militar, el llamado Pacto de Varsovia.