La ciudadanía Griega

Conoce cómo se constituyó la ciudadanía en la Grecia clásica y como influyeron Clístenes y Pericles en el modelo ciudadano.


La ciudadanía en el mundo griego clásico

La ciudadania en la actualidad se proyecta desde el pasado. Las formas de participacion territorial provienen del mundo antiguo, de esta forma se evidencia en una continuidad en los aspectos legales desde esta cultura

Los griegos en la historia del mundo antiguo estuvieron organizados en ciudades estados llamadas polis. Cada una de ellas tuvo una legislación propia que definió cómo funcionaría el gobierno, la sociedad y el comercio. Este sistema generó una relación entre la administración y las personas que se denominó ciudadanía.En el mundo griego, la ciudadanía se forjó como la participación activa de los habitantes en los asuntos de interés públicos, sin embargo, este proceso no estuvo exento de problemas.

La polis más destacada fue Atenas, en esta la ciudadanía se entendió como la participación en los asuntos públicos y se ejerció de acuerdo a la leyes que estableció cada Estado.

En Atenas se presenciaron distintas formas de Gobierno, pasando por monarquías aristocráticas que fueron reformadas por legisladores como Dracón y Solón. Sin embargo, este desarrollo político no estuvo exento de tiranías como la de Pisístrato, que llegó al poder en medio de violentas luchas civiles.

El Gobierno de Clístenes

El  reformador político que avanzó en la consolidación de la democracia ateniense fue Clístenes, quien gobernó entre el 508 a.c  y el 507 a.c.  La reforma más profunda fue la división del territorio en demos  (10 tribus) según el domicilio territorial y no según la riqueza como se estableció anteriormente. Esta reforma cambio el sentido de la división de ciudadanos según la riqueza y se instauró el lugar de vivienda cómo la estructura social y política.

La participación ciudadana con Clístenes se organizó por tribus. Cada tribu contenía 10 demos, en los cuales participaban los habitantes de las tres zonas geográficas de Atenas: Pedias, Paralia y Diacria, elegidos por sorteo. De esta forma en cada tribu participaron sin distinción social, comerciantes, campesinos, nobles, marineros y artesanos. También, fue él quien aplicó el ostracismo, el cual otorgaba el exilio a un ciudadano que amenazara la paz de polis.

El Gobierno de Pericles

(444-429 a.c) es considerado cómo el punto de máximo esplendor ateniense. La ciudadanía se expresó principalmente en la asamblea del pueblo Ecclesia, en ella se tomaban decisiones directamente y no a través de representantes. Los requisitos para ser ciudadanos fueron, vivir en Atenas y tener la mayoría de edad.

La asamblea de pueblo podía decidir la paz o la guerra, concretar alianzas con otras polis, designar a los estrategas que dirigían el ejército, aprobar los planes de guerra, aplicar el ostracismo, conferir el derecho de ciudadanía a un extranjero y designar a los magistrados que ejercían el gobierno ateniense.

La condición de ciudadano ateniense la obtenía todo hombre libre hijo de padre o madre ateniense que tuviera 18 años. Estos debían realizar el servicio militar y participar obligatoriamente en la asamblea del pueblo no antes de los 20 años. Las mujeres no fueron consideradas ciudadanas, por lo cual, no podían participar en la vida pública.

  • Los ciudadanos que no tenían riquezas no estaban en la obligación de pagar impuestos, a cambio debían trabajar de remeros en la flota.
  • Los ciudadanos medianamente ricos pagaban impuestos, comprar su traje para la guerra y servir de hoplitas en la guerra.
  • Los ciudadanos ricos debían participar en el ejército como caballeros, cancelar un aporte monetario para el ejército, pagar impuestos y financiar actividades culturales de las polis, como el teatro.