La Cultura en la Civilización Maya

Uno de los aspectos culturales más destacados de los mayas es su calendario solar, el que es un diezmilésimo más exacto que nuestro año bisiesto.


En el campo de la astronomía, los mayas lograron calcular la duración de un año del planeta Venus, el que estimaron en 584 días, errando sólo por ocho centésimos (la cifra correcta es 583, 92 días).

La escritura maya estaba compuesta por caracteres ideográficos y fonéticos que, hasta le día de hoy, han resultado imposibles de descifrar, a pesar de que se sabe de la existencia de un alfabeto de 29 signos.

En el ámbito de las matemáticas, el avance más notable de los mayas fue la invención del concepto de 0.

Las principales manifestaciones artísticas mayas se dieron en las esculturas líticas, los grabados en piedra o madera, los bajos y sobrerrelieves es estuco, pinturas murales y cerámica. Todas estas expresiones estaban fuertemente influenciadas por la religión.

Aunque tradicionalmente se ha considerado a los mayas como una cultura pacífica y dedicada principalmente a las labores agrícolas y a las prácticas religiosas, son cada vez más los indicios que señalan que entre los mayas existió un marcado espíritu bélico.

El ejército era dirigido por la figura del Nacóm, que era el máximo comandante de las tropas y el sacerdote de las fuerzas armadas. Al nacóm le seguía el Batab, quién ejecutaba en el campo de batalla las ordenes del nacóm.

Los ejércitos mayas contaban en algunas ocasiones con la presencia de soldados mercenarios, los que eran contratados cuando los habitantes de una ciudad no eran capaces de defenderla.

Las guerras terminaban cuando era muerto el nacóm de alguna ciudad y los que resultaban vencedores colgaban en sus cinturas los cráneos y huesos de los derrotados en señal de triunfo.

La relevancia que la guerra alcanzó en el periodo Posclásico es reflejada en la construcción de ciudades amuralladas, como fue el caso de Mayapán.