La cultura en Mesopotamia
179

Print Friendly

La cultura mesopotámica se destacó por poseer monumentales obras arquitectónicas de gran tamaño, las que estaban construidas en base a formas macizas y de líneas rectas.

Las construcciones más características de Mesopotamia fueron los zigurats, los que eran pirámides escalonadas de siete pisos hechas con bloques de piedras. Estas construcciones tenían fines religiosos y su piso más alto era usado como altar para adorar y ofrecer sacrificios a los dioses; estos altares eran utilizados, además, como puestos de observación astronómica. Los zigurats eran de origen sumerio y fueron adoptados por los demás pueblos de Mesopotamia.

Debido a la escasez de piedra, los babilonios desarrollaron el uso del ladrillo y por ello el principal rasgo de sus construcciones eran las líneas rectas y los planos rectilíneos. Sin embargo, los templos de Mesopotamia no gozaron de la durabilidad que tuvieron las obras de piedra en Egipto, ya que los ladrillos sucumbían a las inclemencias climáticas y al efecto de los rayos solares.

Los sumerios crearon el primer sistema de escritura conocido en la historia de la Humanidad, el que se conoció con el nombre de cuneiforme, debido a que sus caracteres tenían aspecto de clavos. Los primeros vestigios de la escritura cuneiforme que se han encontrado han sido hallados en piedras y datan del año 3.600 a. de C. y hacia el año 3.200 se han detectado inscripciones cuneiformes en tablillas de arcilla. En estas tablillas se grababan registros de las cosechas, se redactaban contratos, se vendían propiedades; el uso de la escritura permitió que en Mesopotamia se desarrollara una cultura en la que la espada tenía tanto poder como el estilete, que era la herramienta usada para tallar los caracteres en las tablillas de arcilla. Además, los habitantes de Mesopotamia tuvieron un sistema de numeración sexagesimal y manejaron las nociones de longitud, área, volumen y peso.

Los artesanos mesopotámicos fueron hábiles desarrollando habilidades metalúrgicas y se destacaron en la preparación de pigmentos para producir cosméticos y perfumes. En la medicina llegaron a practicar cirugías y se estima que poseían una incipiente industria farmacéutica.