La Primera Guerra Mundial (1914-1918)

La carrera imperialista que se realizó a nivel mundial fue el factor que desencadenó la Primera Guerra Mundial.  A causa de la competencia establecida, se conformaron imperios coloniales de gran extensión, que tuvieron como objetivo la hegemonía mundial.


Aspectos generales de la Primera Guerra Mundial

Los países que se involucraron directamente con el reparto del mundo fueron Alemania y  Gran Bretaña. En ambos países entre 1870 y 1890 se vivió un alto nivel de producción a causa de su gran desarrollo industrial.

El Canciller Alemán Bismarck planteo una diplomacia europea en base a la mantención de un orden internacional, favorable a los intereses  alemanes, lo que provocó un acercamiento con las monarquías vecinas y Francia. Estas relaciones se materializan en una alianza con Austria-Hungría e Italia, un acuerdo secreto con Rusia y manteniendo relaciones con Gran Bretaña.

Lentamente la carrera imperialista de Alemania tomó ribetes más agresivos. Para aumentar su potencia industrial debía asegurar lugares para extraer materias primas, de esta manera se enfocó en conseguir colonias con cierta posición estratégica y así aumentar el potencial militar y naval.

La política expansiva alemana –Weltpolitik- quebró el aparente equilibrio establecido entre Francia y Gran Bretaña. Ambos países se vieron amenazados con la expansión de Alemania dentro del continente Europeo y en los dominios ultramarinos. De esta manera comenzó una carrera armamentista que puso en jaque la paz y estabilidad de Europa. La posibilidad de un conflicto armado se hizo tan evidente que los países firmaron el pacto de la Entente Cordiale (1904).

El Emperador Alemán suspendió el pacto con Rusia, porque este país tuvo rivalidad con Austria, quien fue un país aliado de Alemania. Rusia responde firmando una alianza con Francia en 1883.

La triple alianza y la triple entente

El panorama europeo para 1907 quedó dividido de la siguiente forma: la triple alianza, integrada por Austria-Hungría e Italia y la Triple Entente Gran Bretaña, Francia y Rusia.

Las disputas territoriales se intensificaron al interior de Europa por la zona de los Balcanes. Rusia y Austria-Hungría tuvieron puestos los ojos en este territorio a causa de ser un punto estratégico en el mar mediterráneo y a la vez una buena salida marítima. Los Balcanes se encontraban bajo la administración del Imperio Otomano, en donde habitaban grupos nacionalistas (Serbia, Montenegro, Bosnia y Bulgaria).  Por parte, Francia y Alemania les interesó la zona para la extracción de recursos económicos.

Se inicia el conflicto

El conflicto estalló con el asesinato del Archiduque Francisco Fernando (28 de junio 1914). Este se encontraba visitando Sarajevo, en dónde le dispara un estudiante serbio, miembro de un movimiento nacionalista, atentado en el cual, se encontraba involucrado un policía.

Con la muerte de Francisco Fernando se activó  la alianza y entente. Austria-Hungría le dio un ultimátum a Serbia para entregar al responsable, ésta dice no estar involucrada en el atentado y Austria-Hungría decide declararle la guerra a Serbia.

Rusia se declaró a favor de Serbia para proteger sus intereses en la zona y lo mismo hizo Francia. Por su parte Alemania le declara la guerra  a ambas, invadiendo Bélgica, quien se había negado al paso de tropas por sus territorios. Este hecho provocó que Gran Bretaña declarara la guerra.

Alemania decidió invadir Bélgica, el norte de Francia y avanzar hacia París, lo que no consiguió por su derrota en el Marne (13 de septiembre 1914). En la zona norte de Francia se inauguró la guerra de trincheras y el otro frente se constituyó por el este rumbo a San Petesburgo, hasta 1917.

A la guerra de trincheras se agregó la guerra económica, se bloqueó a Alemania de todo el comercio, lo cual ocasionó un gran desabastecimiento en la zona. Alemania responde declarando la guerra submarina a Inglaterra, hundiendo todo barco aliado de Gran Bretaña. El ataque al Lusitania (estadounidense) en aguas inglesas, provocó que Estados Unidos ingresara a la guerra en 1917.

En Rusia, los bolcheviques en el poder, firmaron la paz con Alemania. La baja de este frente se suma a la crisis política interna de Alemania y el establecimiento de la República de Weimar, quien firma el armisticio.

El Tratado de Paz que pone fin a la guerra y responsabiliza a Alemania del conflicto se firmó en París (1919) y se conoce con el nombre de Tratado de Versalles. En él se contemplan las cláusulas, para finalizar con los imperios coloniales y se trató de fundar un nuevo orden internacional, liderado por Estados Unidos.