Inicio de La Primera Guerra Mundial

La primera guerra mundial comenzó el 28 de julio de 1914, y se inició como un enfrentamiento entre el imperio Austro – Húngaro y Servía. Más adelante se transformó en un conflicto armado a escala europea, y luego se extendió a Rusia el 1 de agosto de 1914. Finalmente, paso a hacer una guerra mundial que finalizó en noviembre de 1918.


A finales del siglo 19 las contradicciones entre las grandes potencias se agudizaron, cada una de ellas trataba de:

  1. Apropiarse de materias primas que se encontraban en Asia y América latina.
  2. Engrandecer los mercados y contar con áreas donde invertir.

Alemania llegó tarde a la revolución industrial debido a la situación política y geográfica en la que se encontraba; estaba dividida en ciudad – estado. Cada una tenía su gobierno. En 1871 logró su unificación y desde entonces inició su desarrollo como fuerte competidora de las potencias que le precedieron en la expansión colonialista. Su expansión colonial se orientó al áfrica donde estableció protectorados y la economía chocaba con los intereses de las potencias ya establecidas, provocándoles incomodidad a los ingleses y franceses, ya que éstas fueron las primeras en llegar al escenario del colonialismo. A principios del siglo 19, Austria, Rusia e Inglaterra querían incrementar su influencia en los Balcanes, pugnando por el dominio de los estrechos del Bósforo y Dardanelos que pertenecían al decadente imperio turco.

La triple alianza

Triple alianza se formó en 1870, el canciller alemán pretendió organizar una alianza entre los tres imperios europeos: Alemania, Austria y Rusia, pero este propósito no se pudo lograr debido al antagonismo suscitado entre Austria y Rusia producto a los problemas balcánicos. Bismarck formalizó una alianza entre su país y Austria, y tres años más tarde se incorporó Italia a los dos imperios centrales surgiendo así, la llamada triple alianza (1882). Bismarck mantuvo la triple alianza y buscó la manera de impedir la formación de una combinación similar entre los demás países europeos. Pero esto no duró mucho, a partir de 1890, Guillermo II ascendió al trono alemán y presidió los servicios del viejo Bismarck.

Inglaterra practicaba la política en espléndido aislamiento, e inició un acercamiento con Francia y Rusia, lo cual llevó a cabo la creación de la triple entente (1907), no era una alianza formal sino un entendimiento para practicar una política con mutua cooperación. Este cambio fue provocado por el nuevo sesgo Guillermo II, iniciando una intensa actividad colonial, poniendo en peligro la hegemonía inglesa.

El pretexto para el estallido de la lucha, fue el asesinato del archiduque de Austria Fráncico Fernando en Sarajevo, capital de Bosnia, en junio de 1914.  Austria consideró responsable a Servía y le exigió la renuncia a la soberanía.

Austria, apoyada por Alemania, no la aceptó e inició la guerra a fines de julio de 1914, estallando la lucha general sucedida por las declaraciones de guerra que se extendió a toda Europa. Por un lado se encontraba la entente integrada por Francia, Inglaterra Rusia y Bélgica, y la triple alianza por el imperio austro-húngaro, Alemania, Italia y Turquía.