Migración urbano-rural

Conoce las principales características del fenómeno mundial conocido como migración urbano-rural.


La migración urbano-rural se caracteriza como el periodo de desplazamiento de la población rural o campesina hacia las grandes ciudades

Descripción

Entre el siglo XIX y la primera mitad del siglo XX el mundo comienza a experimentar un fenómeno de migración del campo a las grandes ciudades, esto significa que gran parte de la población, principalmente niños y jóvenes dejan su vida en el campo para ir a vivir a centros urbanos.

Un hecho que acelera este fenómeno es la Revolución Industrial, durante este periodo hay un crecimiento económico sin precedentes en la historia del mundo, donde se acelera la producción, se crean nuevas industrias, medios de transporte y de comunicaciones, también se agudiza la extracción de minerales como el cobre o el salitre. Esta aceleración económica y de producción industrial lleva a la reducción del trabajo manual, especialmente en los sectores rurales, quienes sostenían la economía a través de la producción agrícola, por lo tanto el trabajo que antes se hacía manualmente, es reemplazado por una máquina.

Al mismo tiempo, el surgimiento del nuevo mercado y aceleración económica mundial, hicieron que la población experimentara un gran auge, especialmente en los centros urbanos, no solo porque allí se centralizaron los avances tecnológicos, sino también porque fue el sitio escogido por los inversionistas nacionales y extranjeros para invertir su capital. La inversión en las ciudades se tradujo, entre otras cosas, en la necesidad de crear nuevos y muchos empleos, así como también en la posibilidad de calificarse para ocupar nuevos cargos. Algunos ejemplos de esos nuevos empleos son la atención doméstica, la construcción de viviendas y edificios públicos.

En conclusión, la precarización de la vida en el campo y las amplias posibilidades laborales que se presentaban en la ciudad, producto de la acumulación de capital en esos centros urbanos, provocaron una migración masiva hacia estos lugares. Sin embargo esta migración masiva no solo significó trabajo para la población, sino también un sobre poblamiento en las ciudades, hacinamiento en las viviendas, la propagación de enfermedades y el colapso de la infraestructura urbana.

La bonanza económica del periodo permitió un estallido demográfico mundial, esto significa que el número de personas que nacían y vivían era mayor, transformándose en uno de los periodos de mayor crecimiento de la vida en las ciudades.